Smart & Human Cities | Compromiso RSE. La actualidad de las organizaciones sostenibles.

CompromisoRSE

ENTREVISTA

Trabajamos para convertirnos en una Smart Destination líder a nivel mundial


José Antonio García Bustos,

Coordinador de la regiduría de Hacienda e Innovación y presidente de la Smart Office de Ayuntamiento de Palma de Mallorca

José Antonio García Bustos

Para Palma de Mallorca la estrategia de futuro no sólo pasa por ser una ciudad inteligente, sino por convertirse en destino turístico inteligente. A través de su Smart Office, la isla quiere potenciar su atractivo y ser un referente Smart Destination a nivel mundial. De momento, sus playas cuentan con 5 kilómetros de red Wifi gratuita, con la que estiman llegar a 30.000 personas conectadas a lo largo de esta temporada. Todo ello con una finalidad clara: ofrecer un mejor servicio al ciudadano y al turista, siempre a un coste cero.

¿Por qué una SmartOffice en Palma?
Antes de la llegada de la Smart Office se estaban realizando acciones concretas de las distintas áreas o concejalías del ayuntamiento. Era necesario poner sentido común a la metodología de trabajo en la transformación a una ciudad inteligente. Había muchos profesionales trabajando en los distintos ámbitos de la Smart City, pero no estaban coordinados, ni unificados. Esto hacía que distintas áreas municipales trabajaran en los mismos procesos y, por ello, se producían ineficiencias y no se aprovechaban las cualidades y los recursos municipales. Una vez identificadas las personas que trabajaban en los ámbitos Smart, empezaron las sinergias. Analizamos las ventajas y debilidades de la ciudad para desarrollarla en este sentido y creamos el Plan Director. Además, siempre hay una persona en cada área que transmite la información a cada ámbito, pero la Smart Office es el cerebro de todo.

Funcionamos también con una metodología de trabajo ‘Smart’: somos ágiles, replicables, conseguimos éxitos claros, somos rápidos... Además, cuando hacemos una acción no sólo involucra un área, sino que incluye a todas.

¿Qué destacarías de Palma como ciudad inteligente o smart?
Esta pregunta se la hemos hecho siempre a todos los especialistas de Smart Cities que nos visitan y, entre las varias respuestas, una que me encantó fue que los más inteligente que tiene Palma de Mallorca son sus 300 días de sol. Con el estado de crisis que hay, con la merma de presupuestos, todo parece que esté igual, pero no es así. Hay alguien que está pensando que con menos se puede hacer más. De hecho, decir la palabra ‘Smart’ es casi decir ‘gratis’, hacer cosas que no cuesten dinero. Y lo que no cuesta dinero es aplicar el sentido común.

Intentamos identificar nuestros potenciales y mermar nuestras debilidades. Teniendo en cuenta que el presupuesto de la Smart Office es cero, lo que hacemos es aplicar ideas en las distintas áreas con los recursos que ya existían.

¿Debemos definir a Palma no tanto como una Smart City, sino como una ‘Smart Destination’?
Desde luego que Palma de Mallorca no es una simple SmartCity, quiere ser también una Smart Destination. La ciudad está muy afectada por las visitas de personas en temporadas y, de un día a otro, pueden llegar 15.000 personas en cruceros y eso afecta a la gestión diaria de nuestra ciudad. La iniciativa privada está viendo en estos últimos meses que existe un gran filón de negocio en la temática Smart City y, por eso, se han desarrollado proyectos en este sentido, como por ejemplo, un servicio “Rent a Car” de vehículos eléctricos para turistas que lleguen en crucero. Toda esta afluencia de gente reclama una ciudad preparada, en todos los sentidos. Y un mejor acceso y más inteligente a toda la información en este sentido puede beneficiar, por ejemplo, a los comercios. En este sentido, estamos trabajando conjuntamente con la Autoridad Portuaria en lo que llamamos la plataforma ‘Smart Port’, puerto inteligente.

Dentro de las ventajas que nos ofrecía ser una Smart City, ser una Smart Destination nos diferenciaba del resto de ciudades a nivel mundial. Palma puede especializarse a nivel mundial en ser un destino inteligente y ya lo estamos consiguiendo a través de muchas acciones, estando muy bien posicionados. Estamos preparando una serie de acciones para los próximos meses que nos van a consolidar como Smart Destination. De hecho, hemos inaugurado los 5 kilómetros de playa con red Wifi gratis, a día de hoy con 26.000 visitas, batiendo récords y subiendo. Posiblemente llegaremos a 30.000 personas conectadas a lo largo de esta temporada y eso significa disponer de información a tiempo real y que nos van a permitir pegar en el clavo.

¿Cómo se consigue ser éste referente a nivel mundial?
Lo más importante que estamos haciendo es consolidar una forma de trabajar que está rompiendo moldes. Lo que estamos haciendo es real, se está viendo, a diferencia de en otras ciudades. Lo más importante es que esto no le está costando nada al ciudadano, simplemente estamos poniendo sentido común a todo lo que hacemos, siguiendo las tendencias de las tecnologías.

Lo que más buscamos es atraer capital humano, talento, y recursos. Lo que nos puede diferenciar como ciudad no será mirarnos a nosotros mismos, sino que los mejores estén viviendo aquí y que contribuyan a que esto sea posible: no queremos que el talento se vaya, queremos que se quede aquí, genera valor aquí e innove aquí. Desde oficinas físicas intentamos atender a todas las personas, entidades o empresas que quieran instalarse en Palma o que ya estén y que quieran marcar su tendencia en el contexto de la Smart Destination.

Además, estamos en la RECI y, dentro del concepto de Ciudades Inteligentes en España, llevamos el timón del destino turístico inteligente y ayudamos al resto de ayuntamientos que quieran diferenciarse en turismo.

En general ¿qué sistemas inteligentes ha ido incorporando la ciudad en los últimos años?
Hemos desarrollado, principalmente, acciones, no tanto sistemas. Una de las más destacadas ha sido dotar a la web del ayuntamiento de ‘datos abiertos, Open Data. Esta información nos la piden, sobre todo, las empresas. Esto sirve para que cualquiera que necesite acceder a esa información pueda y ellos generen su modelo de negocio. También hemos desarrollado otras acciones que van desde la eficiencia en la contratación pública, en la gobernanza para que el ciudadano tenga abierto el ayuntamiento los 365 días al año, eficiencia energética con auditorias de edificios públicos, promoción de nuestro destino con múltiples acciones basados en la comunicación 2,0, etc,

Realmente, el esfuerzo económico no está, sino es en el cambio de mentalidad y en la forma de trabajar.

Y en este proceso se incluye también la sostenibilidad.

Es la base. Nuestro objetivo es intentar captar fondos de Horizonte 2020 de la Comisión Europea y dar salida a proyectos para que esto sea una Smart Island, es decir: ser autosuficientes energéticamente, que la contaminación sea la mínima, que las basuras sean convertidas en energía… En este sentido trabajamos y desde hace sólo un año. Aún no nos podemos creer todo lo que hemos conseguido con tan poco, y en tan poco tiempo.

  Enviar entrevista






CAPTCHA Image

EMPRESAS & SMARTCITIES

accenture

Correos

Endesa