20/05/2024 08:01:00

Un 72% de los envases de plásticos de Unilever están diseñados para el reciclaje

Unilever está incrementando la utilización de materiales reciclados

Con motivo del Día Mundial del Reciclaje, Unilever presenta sus últimos avances para contribuir a la reducción de los plásticos y del desperdicio de materiales no reutilizables, una de las prioridades de la compañía en términos de responsabilidad social empresarial. La multinacional, pionera en materia de sostenibilidad, sitúa desde sus inicios el respeto hacia el planeta en el centro de todas sus acciones y campañas.

Una parte significativa de las emisiones GEI de Alcance 3 de Unilever procede de los residuos derivados de fabricación del packaging. Estas se producen, en su mayoría, durante dos fases del ciclo de vida de los envases: en la creación de la materia prima, donde los plásticos se fabrican tradicionalmente con combustibles fósiles, y al final de su vida útil, sobre todo si se eliminan mediante incineración.

Unilever consolida su compromiso en este ámbito de actuación a través de su uso continuado de plástico reciclado post consumo (PCR), que aumentó del 18% en 2021 al 22% en 2023, reduciendo así su dependencia del plástico virgen derivado de combustibles fósiles. Para aprovechar al máximo el PCR, la compañía innova constantemente en el diseño de nuevos formatos de envasado, como tubos de dentífrico y envases flexibles. Estos productos también resultan más ligeros, ya que la marca se ha propuesto reducir al máximo el uso de los materiales destinados a esta función.

Actualmente, un 72% de los envases de plástico de los productos de Unilever están diseñados para el reciclaje, con el fin de contribuir a una mejor infraestructura de recogida, reciclado y reutilización. De esta forma, la empresa maximiza el valor de sus residuos y evita las emisiones de incineración al final de su vida útil.

Con estas iniciativas, Unilever avanza en su transición de los derivados de combustibles fósiles hacia otras alternativas hechas de materias primas reutilizadas y renovables, reduciendo así la huella de carbono de la empresa. En este sentido, la compañía también apuesta por el uso de papel y aluminio reciclables y desarrolla nuevos materiales bioplásticos en colaboración con sus proveedores.

La lucha contra los residuos plásticos y la contaminación es prioritaria para Unilever y constituye uno de los pilares de su modelo de negocio. Con este fin, la multinacional ha desarrollado 50 proyectos piloto y sigue innovando en el diseño de sus productos. Como parte de su estrategia, también colabora con otras empresas del sector y participa activamente en iniciativas lideradas por el Foro Económico Mundial y la Fundación Ellen MacArthur para ofrecer soluciones de reutilización a los consumidores de forma eficaz, cómoda y asequible.

Compartir:
  • linkedin share button