13/02/2024 08:00:00

Las pérdidas económicas mundiales por catástrofes naturales alcanzan los 380.000 millones de dólares

Informe de Aon: El número de catástrofes multimillonarias en 2023, el más alto jamás registrado

Aon ha publicado su informe anual 2024 Weather, Climate and Catastrophe Insight Report, que identifica las tendencias mundiales en materia de catástrofes naturales y clima para ayudar a tomar mejores decisiones que permitan gestionar la volatilidad y aumentar la resiliencia mundial.

El informe revela que las 398 catástrofes naturales ocurridas en todo el mundo causaron pérdidas económicas por valor de 380.000 millones de dólares (2022: 355.000 millones) durante el periodo de 12 meses analizado, un 22% por encima de la media del siglo XXI, impulsadas por importantes terremotos e implacables tormentas convectivas severas (SCS) en Estados Unidos y Europa.

Las pérdidas mundiales aseguradas durante el año fueron un 31% superiores a la media del siglo XXI, superando los 100.000 millones de dólares por cuarto año consecutivo. Dado que los seguros sólo cubren 118.000 millones de dólares (2022: 151.000 millones), es decir, el 31% de las pérdidas totales, la "brecha de protección" se situó en el 69% (2022: 58%), lo que pone de manifiesto la urgencia de ampliar la cobertura de los seguros.

El número de siniestros naturales de grandes pérdidas alcanzó niveles récord en 2023, con 66 siniestros de pérdidas económicas por valor de mil millones de dólares y 37 siniestros de pérdidas aseguradas por valor de mil millones de dólares. Los terremotos causaron la mayor parte de las pérdidas económicas, mientras que las tormentas convectivas severas fueron las más costosas para las aseguradoras. Nueva Zelanda, Italia, Grecia, Eslovenia y Croacia registraron los siniestros meteorológicos más costosos de la historia.

El informe destaca que 95.000 personas perdieron la vida en todo el mundo a causa de riesgos naturales en 2023, la cifra más alta desde 2010, debido sobre todo a terremotos y olas de calor. En cuanto al clima, 2023 fue el año más caluroso jamás registrado, con "anomalías de temperatura sin precedentes" y máximos históricos observados en 24 países y territorios.

"En medio de la creciente volatilidad y complejidad, existe una oportunidad significativa para que las organizaciones se vuelvan más resilientes a los riesgos climáticos y catastróficos destacados en nuestro informe", afirma Greg Case, CEO de Aon. "Trabajando en todo el sector privado y público estamos acelerando la innovación, protegiendo a las comunidades desatendidas y abordando mejor los impactos económicos del clima extremo para crear resultados más sostenibles para las empresas y las comunidades de todo el mundo".

Andy Marcell, director general de Risk Capital y director general de Reaseguros de Aon, añade: "Las conclusiones del informe ponen de manifiesto la necesidad de que las organizaciones, desde las aseguradoras hasta los sectores más afectados, como la construcción, la agricultura y el sector inmobiliario, utilicen diagnósticos prospectivos para ayudar a analizar las tendencias climáticas y mitigar el riesgo, así como para proteger a sus propios trabajadores. Los gestores de riesgos pueden aprovechar herramientas cada vez más sofisticadas y sacar partido de la analítica para desbloquear capital y tomar mejores decisiones. Del mismo modo, el sector de los seguros desempeña un papel fundamental a la hora de mejorar la resistencia financiera de las comunidades dentro de sus carteras y aprovechar la oportunidad para salvar la brecha de protección con productos nuevos y pertinentes."

Con los esfuerzos para limitar el calentamiento global, los inversores pueden considerar el cambio climático desde tres perspectivas: proteger sus carteras frente a los riesgos financieros; beneficiarse de las oportunidades de crecimiento en las soluciones climáticas, y determinar cómo tener un impacto positivo y desempeñar un papel en un mundo que avanza hacia un balance neto cero.

"El informe destaca cómo las comunidades pueden ser vulnerables a las catástrofes de diferentes maneras. Por ejemplo, los terremotos de 2023 pusieron de relieve el infraseguro y la importancia de la regulación y el cumplimiento de los códigos de construcción", indica Michal Lörinc, responsable de Catastrophe Insight de Aon. "Además, las inundaciones mortales, sobre todo en Libia e India, refuerzan la necesidad de un mantenimiento adecuado de las infraestructuras, mientras que los incendios de Hawai demostraron la necesidad crítica de sistemas de alerta y previsión fiables."

El informe completo y un breve vídeo están disponibles en el siguiente enlace.

Compartir:
  • linkedin share button