06/02/2024 08:10:34

Cepsa inaugura su nueva planta de reutilización de agua

Está situada en el Parque Energético San Roque y reduce un 25% su consumo

Como parte de su compromiso sostenible con la optimización de la gestión del agua, la reducción de su uso en origen y su máxima reutilización, el Parque Energético San Roque ha inaugurado hoy su nueva planta de reutilización de aguas residuales, lo que le permite reducir un 25% el consumo de agua empleado en su actividad y un 53% si se suma al resto de actuaciones de optimización y eficiencia acometidas en los últimos tres años.

El acto ha contado con la presencia del consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía, Ramón Fernández-Pacheco, además de la secretaria general del área María del Mar Plaza Yélamos; el delegado territorial del ramo Óscar Curtido; y el subdelegado de la Junta de Andalucía en el Campo de Gibraltar Javier Rodríguez Ros. Por parte del Ayuntamiento de San Roque han participado la teniente de alcalde María Collado y los concejales de Medio Ambiente y Urbanismo, Juan Serván y Alfonso Valdivia, respectivamente.

El consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Ramón Fernández-Pacheco, ha destacado este miércoles que la nueva planta de tratamiento y reutilización de agua de Cepa es “un ejemplo de economía circular y una apuesta más de la compañía por la protección ambiental”. Durante el acto de inauguración de la nueva planta de tratamiento de aguas y la visita a las instalaciones del Parque Energético de San Roque, el consejero de Sostenibilidad ha señalado que “estas instalaciones son un paso más en la adaptación de la industria andaluza al cambio climático”. Así, ha destacado cómo el centro industrial mide su huella de carbono y trabaja para reducirla, “por lo que una vez más se demuestra que es posible aplicar la economía circular y la sostenibilidad ambiental a la realidad empresarial de Andalucía”, ha abundado.

La planta de reutilización de aguas residuales forma parte de la apuesta de Cepsa por la economía circular y de las medidas acometidas dentro del programa de innovación BRIO (programa de gestión interna sobre excelencia operativa), con el que se están identificando acciones de ahorro de agua y otras actuaciones de eficiencia en las instalaciones industriales de sus parques energéticos. El agua tratada en esta nueva planta tendrá la calidad adecuada para que pueda ser reutilizada en las torres de refrigeración del parque energético y ha supuesto una inversión inicial de 2,5 millones de euros.

El director del Parque Energético San Roque, Rosendo Rivero, ha destacado que esta nueva planta pone de manifiesto “nuestro compromiso con la protección ambiental, la economía circular y la optimización de los recursos naturales. El ahorro de agua y su mejor gestión es una prioridad para todos los que formamos parte del Parque Energético San Roque, donde somos conscientes de que se trata de un recurso valioso y escaso. En esta línea vamos a seguir trabajando”.

En el encuentro se ha puesto de manifiesto también que se está desarrollando un proyecto para reducir en más de un 90% la emisión de partículas por la chimenea de la unidad FCC del Parque, con fecha de puesta en marcha prevista en marzo.
Acuerdo para uso de agua residual

Cabe recordar que Cepsa y la empresa pública de Aguas y Servicios del Campo de Gibraltar (Arcgisa) de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar tienen firmado un acuerdo para que el Parque Energético San Roque pueda suministrarse de agua residual proveniente de los efluentes urbanos de Los Barrios y la propia localidad sanroqueña para su actividad.

El tratamiento y depuración de las aguas urbanas para uso industrial se realizará en la nueva estación depuradora de aguas residuales (EDAR) que la Mancomunidad de Municipios y Arcgisa tienen previsto construir en unos terrenos cercanos a las instalaciones del Parque Energético y que fueron cedidos por Cepsa al Ayuntamiento de San Roque hace años. Esta nueva instalación en el Campo de Gibraltar dispondrá de tratamiento terciario para las aguas residuales de los municipios, que ascenderá a los 4.2 millones de m3/año, que ya no se desecharán, sino que serán reutilizadas por Cepsa en sus instalaciones. Esta cantidad de agua equivale al consumo de un municipio de aproximadamente 35.000 habitantes durante todo un año.

Las aguas residuales serán recicladas y reutilizadas para el uso industrial de Cepsa, lo que reducirá de forma muy significativa el consumo de agua actual gestionado por la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía y posibilitará además el desarrollo del futuro Valle Andaluz del Hidrógeno Verde con el mínimo aporte de agua posible.

Cepsa, en el marco de su plan de transformación, se ha fijado el objetivo de reducir en un 20% la captación de agua dulce en zonas de estrés hídrico en 2025, respecto a su utilización en 2019, uno de los compromisos más ambiciosos del sector energético a escala internacional.

Compartir:
  • linkedin share button