02/12/2022 08:31:13

CaixaBank presenta su primer informe climático como entidad bancaria de referencia en Europa

La entidad trabaja para que su cartera de financiación sea neutra en emisiones netas en 2050

CaixaBank ha presentado su primer informe climático que contiene la estrategia medioambiental de la entidad y los primeros objetivos de descarbonización sectorial de su cartera crediticia. Como entidad financiera líder en España, CaixaBank cuenta con un rol clave como impulsor de la transición sostenible de la economía y para ello ha aglutinado toda la documentación que los grupos de interés demandan en un informe detallado que analiza los compromisos climáticos y medioambientales, la estrategia, la gobernanza, la gestión de riesgos, las métricas y los objetivos a medio y largo plazo. Para elaborarlo se han seguido las recomendaciones de la Task Force on Climate-related Financial Disclosures (TCFD), que es una de las principales iniciativas internacionales de reporte climático.

La intención de este informe voluntario es visibilizar en un documento único cómo el banco ha adaptado su modelo de gestión y de negocio para afrontar uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta como sociedad, que es el cambio climático. Desde la transparencia y la rigurosidad, se muestran los detalles que caracterizan a la entidad como un banco sostenible, en cuanto a estructuras de gobierno y de gestión, actividad diaria y alianzas que permiten identificar mejores prácticas, cómo potenciar los compromisos ASG y avanzar juntamente con el sector público y privado.

Estrategia y compromisos climáticos y medioambientales

CaixaBank presentó recientemente su Plan Estratégico para los próximos tres años, donde la sostenibilidad es uno de sus ejes principales para convertir a la entidad en un referente en esta materia. Fruto de ello, se creó el Plan de Banca Sostenible 2022-2024 que, en paralelo, focaliza a la entidad en tres ambiciones: liderar el impacto social positivo y favorecer la inclusión financiera, impulsar la transición sostenible de las empresas y la sociedad, y promover una cultura responsable siendo referentes en gobernanza, para contribuir a resolver retos como la desigualdad, el cambio climático y el impulso de la economía real.

En materia medioambiental, CaixaBank tiene como misión contribuir a la transición sostenible de la economía. La entidad, neutra en su huella de carbono operativa desde 2018, trabaja para que su cartera de financiación sea neutra en emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2050.

Por ello, se ha fijado como reto reducir un 30% la intensidad de las emisiones de gases de efecto invernadero de su cartera crediticia en el sector eléctrico y un 23% en petróleo y gas antes de 2030, siendo la entidad con una de las cifras globales de emisiones financiadas más baja del sector con 26,9 MT CO2e en petróleo y gas y 136 kg CO2e / MWh en eléctrico. Todo ello sin olvidar el reto final, que es el de descarbonizar toda la cartera en 2050 en línea con la Net Zero Banking Alliance (NZBA), de la que CaixaBank es miembro fundador. El cálculo de emisiones financiadas se ha realizado tomando como referencia las directrices definidas por la Alianza para la Contabilidad del Carbono en la Industria Financiera (PCAF) a la que se adhirió CaixaBank en 2021. Este cálculo está verificado por un externo independiente.

Además, de acuerdo con el compromiso en el marco de la NZBA, durante 2023 y 2024 CaixaBank tiene previsto establecer objetivos adicionales de alineamiento con la neutralidad para otros sectores intensivos en emisiones de gases efecto invernadero, tanto en su cartera de financiación crediticia como de inversión. Los sectores intensivos priorizados por NZBA son, además de petróleo y gas y sector eléctrico, el carbón, el transporte, hierro y acero, aluminio, agricultura, inmobiliario comercial y residencial y cemento.

Financiación para la transición

Para ayudar a que los clientes puedan realizar la transición hacia una economía más sostenible, desde CaixaBank se apoya y se asesora en materia medioambiental y climática, y se ofrecen soluciones para que trasciendan y lleguen a la sociedad.

Para afrontar este reto, CaixaBank tiene el compromiso estratégico de movilizar 64.000 millones de euros de finanzas sostenibles, en el periodo 2022-2024. De esta manera, CaixaBank ayuda a dirigir y situar el capital en aquellos sectores y actividades que necesitan adaptar sus modelos de negocio al reto climático y a impulsar el crecimiento de aquellos que ya no son emisores.

Política y gestión de riesgos de sostenibilidad

En la actualidad, la entidad tiene establecidas exclusiones de financiación y regula las acciones comerciales en aquellas actividades que puedan tener un potencial impacto significativo en el clima, además de en el medio ambiente y en los derechos humanos, y que afectan a determinados ámbitos de los sectores de defensa, energía, minería, infraestructuras, agricultura, pesca, ganadería y silvicultura.

Para el sector energético, en líneas generales, existen restricciones para empresas con ingresos superiores al 25% procedentes de generación eléctrica a partir del carbón, con ingresos superiores al 50% por exploración, extracción, transporte, refino, coquerías y generación eléctrica a partir del petróleo, y con ingresos superiores al 50% por exploración, extracción / producción, licuefacción, transporte, regasificación, almacenamiento y generación eléctrica con gas natural.

CaixaBank también aplica los Principios de Ecuador a determinadas operaciones con potenciales riesgos medioambientales y sociales, incluyendo los relacionados con los derechos humanos, cambio climático y biodiversidad.

La evaluación que se ha realizado de la materialidad de los riesgos ASG es la base para un despliegue proporcionado de los procesos de gestión de estos riesgos. Tras esta evaluación en CaixaBank, en el despliegue por fases de la gestión de los riesgos ASG se ha priorizado los riesgos climáticos.

Inicialmente, el análisis de materialidad se ha centrado en la evaluación cualitativa de los principales impactos que los factores ASG pueden tener en los riesgos tradicionales (crédito, liquidez, mercado, operacional, reputacional y de negocio/estratégico) para las distintas carteras. Bajo el escenario de transición ordenada, los principales impactos de riesgo climático se concentran a largo plazo en las carteras de crédito de personas jurídicas.

Gobernanza de la sostenibilidad y métricas

La apuesta de CaixaBank por la sostenibilidad se ha extendido a todos los estamentos de la entidad. De hecho, se ha estructurado un sistema de gobernanza de la sostenibilidad a través de los órganos de gobierno y dirección. Éstos desarrollan las acciones incorporadas en el Plan de Banca Sostenible, aprobado por el Consejo de Administración.

Y para ejecutar todo el plan de acción, la dirección de sostenibilidad, integrada en el Comité de Dirección, tiene como misión la definición, actualización y seguimiento de la estrategia del Grupo. Dentro de esta dirección se ubica el área de Riesgo Climático, cuyo marco de control interno está basado en el modelo de ‘Tres Líneas de Defensa’.

Toda esta gestión tiene como resultado que la sostenibilidad llegue al día a día de la actividad del banco. La entidad financiera ha concedido 53 préstamos referenciados a variables de sostenibilidad por 7.077 millones de euros en el primer semestre de 2022; 35 préstamos verdes por importe de 3.225 millones de euros; ha financiado 15 proyectos de energías renovables por valor de 370 millones de euros; se ha llevado a cabo la financiación de promociones energéticamente eficientes por un importe de 729 millones, 45,9 millones de euros en placas solares y 2,6 millones en vehículos sostenibles en el mismo periodo de tiempo, entre otras iniciativas crediticias de carácter sostenible.

Referente europeo en sostenibilidad

CaixaBank es una entidad con un fuerte vínculo histórico con el impacto social de su actividad, que hace que asuma la responsabilidad de impulsar una economía positiva para el bienestar de las personas.

Además del cambio climático y del impulso a la transición sostenible de las empresas y la sociedad, las otras ambiciones ASG definidas por el banco son liderar el impacto social positivo y favorecer la inclusión financiera, así como promover una cultura responsable siendo referentes en gobernanza.

Para ello, en los objetivos de movilización en finanzas sostenibles, además de facilitar capital para financiar iniciativas de transición energética, también se incluyen finalidades con impacto social, como microcréditos para estudiantes, autónomos, microempresas o familias y nuevas empresas que creen empleo. El banco también tiene el compromiso de  alcanzar 413.300 beneficiarios de MicroBank, el banco social del Grupo CaixaBank, y ser valorado con las máximas calificaciones por los analistas ASG referentes.

Desde la publicación del marco de financiación ligado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible en agosto de 2019, CaixaBank se ha convertido en uno de los emisores líderes ASG en Europa, con 10 emisiones: 6 bonos verdes  y 4 bonos sociales con un total de 9.600 millones de euros equivalentes colocados en mercado.

Compartir:
  • linkedin share button