30/05/2022 08:13:11

AXA España logra mejoras en todos los indicadores de sostenibilidad en 2021

La aseguradora ha presentado el Informe de Sostenibilidad 2021

AXA España ha logrado en 2021 un avance sustancial en los siete compromisos de sostenibilidad incluidos en el AXA For Progress Index, lanzado el pasado año por el Grupo AXA a nivel mundial para medir el impacto de su propósito (“Trabajar por el desarrollo de la sociedad protegiendo lo que importa”) en su papel como inversor, asegurador y empresa ejemplar.

"La sostenibilidad no es algo nuevo para AXA España, forma parte de nuestro ADN y es un pilar estratégico de la compañía desde hace más de una década. Tratamos de influir en el comportamiento medioambiental de empresas y ciudadanos a través de nuestros servicios e inversiones con un objetivo: mejorar el conocimiento y proteger el planeta”, asegura Josep Alfonso, director de Comunicación, Marca y Sostenibilidad.

Como inversor

AXA es consciente de que puede enviar los mensajes adecuados tanto a inversores como a las compañías en las que invierte para impulsar una economía menos contaminante. Por eso, desde hace varios años ha puesto en marcha numerosas iniciativas para intentar reducir el calentamiento de sus inversiones. Así, se ha fijado la ambición de alinear su cartera de inversiones con un potencial de calentamiento de +1,5 ºC para 2050; y se ha unido a la Net Zero Asset Owner Alliance, auspiciada por Naciones Unidas.

En respuesta a su estrategia de inversión responsable, saldrá por completo de la industria del carbón en 2030 en los países de la OCDE y la UE, y en 2040 en el resto del mundo. Además, el año pasado asumió nuevos compromisos a los que dedicará 1.500 millones de euros para apoyar la gestión forestal sostenible a nivel mundial.

En este primer epígrafe del AXA For Progress Index los dos objetivos del Grupo AXA, y del resto de entidades en todo el mundo, es la reducción de la huella de carbono de sus activos (un 20%) y el incremento de las inversiones verdes (26.000 millones en 2023). En este sentido, la huella medioambiental de los activos de AXA España se redujo el año pasado un 18,6% respecto a 2020, y un 24% frente a 2019, situándose en 70,61 toneladas de CO2. Además, las inversiones verdes de la entidad aumentaron el año pasado un 50%, pasando de 262 en 2020 a 394 millones de euros en 2021.

Como asegurador

El año pasado, en el marco de la COP 26 de Glasgow, se lanzó la Net Zero Insurance Alliance, promovida por Naciones Unidas y cuya presidencia ostenta AXA. Las más de 20 aseguradoras actualmente adheridas se han comprometido a hacer la transición de sus carteras de suscripción de seguros y reaseguros a cero emisiones netas de CO2 para 2050, en consonancia con un aumento máximo de la temperatura de 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales para 2100, con el fin de contribuir a la implementación del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático.

En la sección del AXA For Progress Index que atiende al rol de la compañía como aseguradora los dos objetivos son: el incremento de las primas de los productos aseguradores verdes hasta los 1.3000 millones de euros, y el aumento del número de clientes con aseguramiento inclusivo hasta los 12 millones de asegurados.

Por productos, coberturas y servicios verdes se entienden soluciones específicas para empresas de energías renovables o para clientes que quieren reducir sus emisiones con vehículos eléctricos, híbridos o con la instalación de placas solares en sus hogares. En este sentido, el volumen de primas verdes en No Vida se ha incrementado un 12% en 2021 respecto a 2020, situándose en 82,8 millones de euros.

El compromiso con la sostenibilidad ha llevado a AXA a extender esos mismos criterios a la gestión de siniestros. Así, solo en 2021, y en colaboración con la red de talleres, reparó más de 400.000 piezas de Auto, prolongando así su vida útil y favoreciendo la economía circular. En total la aseguradora reparó, en lugar de sustituir, las piezas en el 31% de los siniestros declarados, un 2% más que en 2020. Además, realizó el 60% de las peritaciones de forma digital. Además de agilizar el proceso de reparación al cliente, este procedimiento evitó más de 240.000 desplazamientos a talleres, hogares y empresas, que traducido en emisiones hubiesen supuesto 240 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Además, el año pasado la compañía llevó a cabo un cambio sustancial en el peso de los fondos sostenibles que conforman las opciones de inversión que AXA ofrece a sus clientes en su Unit Linked Asigna. Si en 2020 estos fondos ascendían a 44,5 millones de euros, a cierre de 2021 los fondos clasificados por SFDR como artículo 8 (que tienen características de sostenibilidad) o artículo 9 (que tienen objetivos concretos de sostenibilidad) suponían 798 millones de euros, el 62% de la inversión total en Unit Linked individual. En esa misma línea, durante 2021 se realizó un fuerte trabajo para adecuar la gestión de los planes de pensiones a criterios sostenibles. Como resultado, desde finales de enero de 2022 el 100% de los planes de pensiones de AXA cuentan con una gestión responsable acorde al artículo 8.

AXA España también persigue que los seguros contribuyan a la inclusión y la protección de colectivos vulnerables, ya sea por cuestiones económicas, sociales, de género, etc. En este sentido, la compañía cuenta con productos, coberturas y servicios destinados a proteger la vulnerabilidad de estas personas. Entre ellos, cabe destacar Vida Repatriación y Vida Protect Mujer. En 2021, el número de personas aseguradas en ambos ha crecido un 17% respecto a 2020, protegiendo a 62.400 personas.

Como empresa ejemplar

AXA es consciente de que si quiere ser la aseguradora más comprometida en la lucha contra el cambio climático, debe empezar por ser una empresa ejemplar que, por un lado, mida, reduzca y compense la huella de CO2 de su actividad y; por otra parte, impulse que sus empleados sean líderes de esta transformación. A ello responde el plan de formación puesto en marcha recientemente para que éstos conozcan las causas y consecuencias del cambio climático, el rol que está tomando AXA y qué pueden hacer cada uno de ellos para lograr salvar el planeta. El AXA For Progress Index recoge estos compromisos con la creación de la Climate Academy, una academia por la que antes de que finalice 2023 tendrán que haber pasado todos los empleados de AXA en el mundo. En abril de 2022 este porcentaje supera en España el 92%.

El otro gran objetivo de este epígrafe es conseguir ser neutros en carbono en 2025 en sus operaciones propias a través de la reducción y compensación de sus emisiones de CO2. AXA España, no solo redujo un 50% de las emisiones en 2021 respecto a 2019 (año de referencia), sino que ha compensado esas emisiones, siendo así una entidad neutra de carbono por cuarto año consecutivo. Además, la compañía ha aprobado nuevas medidas medioambientales, como la incluida en la Política de Viajes de AXA, que establece la obligación de viajar en tren en lugar del avión para trayectos de menos de tres horas de duración), o el acuerdo de trabajo a distancia, que establece el derecho de los empleados a teletrabajar dos días a la semana.

Liderazgo como empresa responsable

Como colofón, el índice creado por AXA tratará de contribuir a mantener el liderazgo mundial como empresa responsable en los principales indicadores internacionales, como el Down Jones Sustainability Index.

En este sentido, AXA España contribuyó con una fuerte mejora de 9 puntos en el Índice de Sostenibilidad AXA (índice que mide la sostenibilidad de cada entidad AXA en el mundo en las dimensiones ESG), situándose como la segunda mejor compañía, con una puntuación de 90 puntos sobre 100.

Como actor social

Además de los tres roles descritos anteriormente, AXA España mantuvo un fuerte compromiso con la comunidad como actor social relevante, fundamentalmente a través de la Fundación AXA, acompañada por el programa de voluntariado corporativo de AXA de Todo Corazón y el apoyo a la investigación del AXA Research Fund. 

 

Compartir:
  • linkedin share button