RSE

La Compañía presenta un innovador plan dotado de una inversión de 1.300 millones de francos suizos hasta 2030.

Nestlé aborda los riesgos del trabajo infantil y aumentar los ingresos de los agricultores de cacao


28/01/2022 08:25:51 Nestlé ha anunciado un nuevo plan para abordar los riesgos del trabajo infantil en la producción de cacao. Se trata de un innovador programa de aceleración de ingresos, que tiene como objetivo mejorar los medios de vida de las familias productoras de cacao, al tiempo que promueve las prácticas de agricultura regenerativa y la igualdad de género. La Compañía pagará un incentivo en efectivo directamente a los hogares productores de cacao para algunas iniciativas, como la inscripción de los niños en la escuela o el fomento de prácticas como la poda, entre otras.

El nuevo plan de Nestlé también respalda el trabajo de la empresa por transformar su abastecimiento global de esta materia prima para lograr una total trazabilidad y segregación de sus productos de cacao. A medida que Nestlé continúa expandiendo sus esfuerzos de sostenibilidad del cacao, la compañía planea invertir un total de 1.300 millones de francos suizos hasta 2030, más que triplicando su inversión anual actual.

Este programa de aceleración de ingresos ofrece un enfoque novedoso para ayudar a los agricultores y sus familias en su transición hacia un cultivo de cacao más sostenible. Los incentivos fomentarán comportamientos y prácticas agrícolas que están diseñadas para desarrollar de manera constante la resiliencia social y económica a lo largo del tiempo.

Con el nuevo enfoque de Nestlé, las familias productoras de cacao ahora serán recompensadas no solo por la cantidad y calidad de los granos de cacao que producen, sino también por los beneficios que brindan al medio ambiente y a las comunidades locales. Estos incentivos se suman a la prima introducida por los gobiernos de Costa de Marfil y Ghana que paga Nestlé y a las primas que ofrece la Compañía por el cacao certificado. Este se audita de forma independiente según el Estándar de agricultura sostenible de Rainforest Alliance, que promueve el bienestar social, económico y ambiental de los agricultores y las comunidades locales.

Las comunidades productoras de cacao se enfrentan a enormes desafíos, incluida la pobreza rural generalizada, los crecientes riesgos climáticos y la falta de acceso a servicios financieros e infraestructura básica como agua, atención médica y educación. Estos factores complejos contribuyen al riesgo de trabajo infantil en las explotaciones familiares. Junto con otros socios, incluidos los gobiernos, y tras un programa piloto prometedor, la nueva iniciativa de Nestlé acentúa el enfoque en estas causas fundamentales del trabajo infantil.

“Nuestro objetivo es tener un impacto positivo tangible adicional en un número creciente de familias productoras de cacao, especialmente en áreas donde la pobreza es generalizada y los recursos son escasos, y ayudar a cerrar la brecha de ingresos dignos a la que se enfrentan con el tiempo”, ha afirmado Mark Schneider, CEO de Nestlé. “Basándonos en nuestros esfuerzos que vienen de lejos para obtener cacao de manera sostenible, continuaremos ayudando a los niños a ir a la escuela, a empoderar a las mujeres, a mejorar los métodos agrícolas y facilitar los recursos financieros. Creemos que, junto con los gobiernos, las ONG y otros actores en la industria del cacao, podemos ayudar a mejorar la vida de las familias productoras de cacao y dar a los niños la oportunidad de aprender y crecer en el entorno seguro y saludable que se merecen”.

Crear incentivos en efectivo para aumentar sustancialmente los ingresos

El programa recompensa las prácticas que aumentan la productividad de los cultivos y ayudan a asegurar fuentes adicionales de ingresos, que tienen como objetivo cerrar la brecha económica y ayudar a proteger a los niños.

Al participar en estas prácticas, las familias pueden ganar adicionalmente hasta 500 francos suizos de forma anual durante los dos primeros años del programa. Este incentivo, más alto al principio, ayudará a acelerar la implementación de buenas prácticas agrícolas para generar un impacto futuro.

Esta cantidad se nivelará posteriormente a 250 francos suizos, a medida que el programa comience a generar resultados tangibles. Esta ayuda no se pagará en función del volumen de cacao vendido, sino que será inclusiva para ofrecer un apoyo significativo a los pequeños agricultores, sin dejar a nadie atrás.

A diferencia de la práctica habitual, el programa también ofrece incentivos económicos para el cónyuge del agricultor, que normalmente es responsable de los gastos del hogar y del cuidado de los niños. Al dividir los pagos entre ambos, el programa ayuda a empoderar a las mujeres y mejorar la igualdad de género. Ejemplos de prácticas que Nestlé está incentivando son:

  • Inscripción escolar para todos los niños de 6 a 16 años;
  • Implementación de buenas prácticas agrícolas que aumenten la productividad de los cultivos, como la poda;
  • Realización de actividades agroforestales para aumentar la resiliencia climática, como plantar árboles de sombra;
  • Generación de ingresos diversificados, por ejemplo, mediante la incorporación de otros cultivos, la cría de ganado como el aviar, la apicultura o el procesamiento de otros productos como la mandioca.

Los pagos se realizarán a través de una transferencia segura de servicio móvil que garantizará la trazabilidad directamente desde los proveedores de Nestlé hasta el destinatario previsto. Debido a que el flujo de efectivo durante todo el año suele ser un desafío, los incentivos en metálico se distribuirán cuando más se necesiten. Según la opinión de los agricultores, esto incluye el período de regreso a la escuela y antes de la temporada de lluvias. Otros agentes externos, incluidos International Cocoa Initiative y Rainforest Alliance, trabajarán con Nestlé para monitorizar la participación.

Ayudar a los agricultores a implementar prácticas sostenibles y escalables

A partir de los resultados positivos obtenidos de un proyecto piloto inicial realizado en 2020 con 1.000 agricultores en Costa de Marfil, Nestlé ampliará este 2022 el programa en ese país para incluir a 10.000 familias, antes de extenderlo a Ghana en 2024. A continuación, evaluará los resultados de esta fase y los adaptará cuando sea necesario, antes de ampliarlo a todas las familias productoras de cacao en su cadena mundial de suministro de cacao para 2030.

Nestlé ayudará a garantizar que los agricultores tengan los recursos, la capacitación y las estructuras sociales y financieras para realizar cambios duraderos al:

  • Mejorar el sistema de monitorización existente para ayudar a identificar, prevenir y abordar el riesgo de trabajo infantil y aumentar la matriculación escolar;
  • Ofrecer a las familias formación a través del Sistema de Aprendizaje de Acción de Género y sobre planificación financiera familiar y emprendimiento;
  • Organizar y dar capacidades a grupos locales para realizar la poda y otras tareas agrícolas beneficiosas dentro de una cooperativa determinada cada año.
  • Brindar oportunidades de diversificación de ingresos para los agricultores y sus cónyuges.
  • Ayudar a establecer Asociaciones de Ahorro y Préstamo de la Aldea, enfocadas en las mujeres, para fomentar el ahorro y otorgar préstamos para oportunidades de pequeñas empresas.

Los comentarios y aportaciones de los agricultores y de las cooperativas, así como la recopilación y evaluación continua de datos por parte de terceros, se utilizarán para informar, modificar y mejorar el programa a medida que se amplía a más comunidades. Además, la supervisión independiente estará a cargo de un comité asesor estratégico formado por múltiples partes interesadas, dirigido por IDH-The Sustainable Trade Initiative, una fundación líder que trabaja para mejorar la sostenibilidad de las cadenas de suministro internacionales.

Rastreo de todo el cacao, desde la granja hasta la fábrica

Como parte del programa, Nestlé transformará el abastecimiento global de cacao para lograr la total trazabilidad y segregación de sus productos de cacao desde el origen hasta la fábrica. Este nuevo esfuerzo ayudará a transformar la cadena de suministro de Nestlé y la industria en general. Nestlé presentará una gama de productos con cacao procedente de este innovador programa, ofreciendo a los consumidores la oportunidad de apoyar la mejora de los medios de vida de las familias y la protección de los niños. Nestlé comenzará con una selección de productos de KitKat en 2023.

“Nuestras acciones pueden ayudar a catalizar el cambio en un tema tan importante, que está tan cerca de nuestros corazones. Además, impulsarán la responsabilidad y la transparencia en toda la industria, en un momento en que los clientes, los empleados y las comunidades esperan cada vez más que las empresas cumplan con sus valores compartidos”, ha destacado Magdi Batato, vicepresidente ejecutivo y director de operaciones de Nestlé. “Al aumentar la trazabilidad a gran escala, ayudaremos a construir la confianza del consumidor en nuestros productos y responderemos a la creciente demanda de cacao de origen responsable y sostenible”.

Este anuncio se basa en los esfuerzos que lleva realizando Nestlé desde hace tiempo para abordar los riesgos del trabajo infantil en la producción de cacao.  La empresa ha invertido en sostenibilidad a través del Nestlé Cocoa Plan desde 2009. Mediante un sólido sistema de monitorización implantado desde 2012, 149.443 niños han recibido asistencia para protegerlos contra el riesgo de trabajo infantil y se han construido o remodelado 53 escuelas. Este sistema es ahora el estándar de la industria mediante el cual las empresas monitorizan sus cadenas de suministro.         

Acción Social: Ayuda al desarrollo Trabajo: Trabajo infantil

  Deja tu comentario




  Enviar noticia