RSE

Pon en marcha dos proyectos dirigidos a mujeres

La Fundación Caja de Ingenieros lucha contra la brecha de género en la Ingeniería


03/09/2021 08:24:56 La Fundación Caja de Ingenieros, la expresión de la vocación de responsabilidad social corporativa de Caja de Ingenieros trabaja activamente para apoyar el acceso de mujeres a la Ingeniería y a otras profesiones STEAM (siglas en inglés de Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arquitectura y Matemáticas).

Este apoyo al talento femenino se lleva a cabo a través de dos proyectos que afectan a las mujeres en dos fases de su vida académica: cuando son niñas de primaria y desconocen su potencial y las diferentes profesiones a su alcance; y cuando se encuentran inmersas en sus estudios superiores o se enfrentan con el reto de adentrarse en el mercado laboral.

En este sentido cabe destacar que, a pesar de ser mayoría en las aulas universitarias, solo un 29% del alumnado de Ingeniería son mujeres, lo que significa que una gran parte de la población se encuentra infrarrepresentada en uno de los sectores con mayor empleabilidad que, además, es clave para la innovación y el desarrollo de la sociedad.

Para Iñaki Irisarri, coordinador de la Fundación Caja de Ingenieros: “Impulsar el talento femenino en la Ingeniería es fundamental si queremos acabar con la brecha de género en uno de los sectores con más proyección de futuro. Por eso impulsamos estos dos programas que, desde escuelas, institutos, universidades y centros de trabajo, promueven la diversidad de género en ese ámbito, ya sea fomentando las vocaciones STEAM en edades tempranas o acompañando a jóvenes estudiantes y a profesionales en el inicio de su carrera”. 

En una primera fase la Fundación cuenta con “Enginy-era”. Un proyecto que se focaliza en dar a conocer las profesiones STEAM a niñas y niños de primaria en colegios de Madrid y de Cataluña. A través de talleres se explican las salidas profesionales para mostrar el amplio abanico que requiere el mercado laboral y romper con los roles laborales prefijados. De esta manera se consigue despertar vocaciones para que en un futuro se decanten por prepararse para profesiones de este tipo.

“Enginy-era”, comprende la realización de 22 talleres en colegios que impactarán en más de 700 alumnos y docentes de primaria. Además, se calcula un impacto indirecto a casi 2.500 personas entre familiares y amigos. Estos talleres, de aproximadamente una hora de duración, se impartirán por mujeres y hombres especialistas en cada área, garantizado siempre la presencia de la mujer en un mínimo del 50%.

A los seis años las niñas empiezan a sentirse menos capaces que sus compañeros y a no asociar la “brillantez intelectual” con su género. El proyecto tiene como objetivo romper con estos estereotipos o cualquier otra discriminación a través de referentes femeninos del mundo científico, tecnológico, de la ingeniería y las matemáticas, que ayuden a normalizar su papel en la sociedad y a conseguir la equidad en el mundo laboral, la igualdad de oportunidades y que todo el mundo sea libre de elegir su futuro profesional.

Iñaki Irisarri ha comentado sobre este tema: “Promover la educación en Ingeniería y la consecución de los ODS se encuentran entre los objetivos de la Fundación. Queremos contribuir a la construcción de criterio libre de estereotipos desde la infancia.  Por este motivo decidimos llevar a cabo este proyecto, que se enmarca en nuestra línea de actuación y cumple, a la vez, con varios ODS, como el 4, ya que garantiza una educación inclusiva, o el ODS 5, porque busca la igualdad de género y empoderar a mujeres y a niñas”.

En una segunda fase de la vida de las estudiantes, la Fundación colabora con el proyecto de mentoring “Mujer e Ingeniería” de la Real Academia de Ingeniería, cuyo objetivo es proporcionar herramientas y personas referentes en la profesión para que las estudiantes de los últimos cursos de Ingeniería y otros estudios STEM y jóvenes profesionales puedan desarrollarse profesionalmente y reconocer su propio potencial en profesiones STEAM.

Desde que el proyecto “Mujer e Ingeniería” se puso en marcha en 2016, más de 300 profesionales con cargos directivos y de alta responsabilidad han acompañado en su inserción laboral, compartiendo sus experiencias y puntos de vista, a más de 500 alumnas de los últimos cursos de Ingeniería y otros estudios STEAM. El acompañamiento a estudiantes y el mentoring a profesionales es gratuito para ellas gracias a becas, como las que otorga la Fundación Caja de Ingenieros, para garantizar la igualdad de oportunidades.

Dentro de las carreras de STEAM, las mujeres siguen eligiendo especialidades como Ciencias de la Salud o, si tenemos en cuenta solo las técnicas, la Bioingeniería. Es decir, prefieren aquellas ramas del conocimiento que contribuyen a mejorar la vida de las personas. Por este motivo, transmitir la vertiente humana y el impacto social que puede tener la Ingeniería es esencial.

“Mujer e Ingeniería” es la respuesta a la evidente brecha de género que existe en el sector. Los estereotipos de género, además de la falta de referentes femeninos, son una de las principales causas de la escasez de vocaciones técnicas entre las estudiantes. La ingeniería tiene la capacidad de transformar el mundo. Que las mujeres estén representadas en este ámbito significa que también lo estarán sus necesidades y formas de hacer.

  Deja tu comentario




  Enviar noticia