RSE

gracias a su uso de la videoconsulta

Los clientes de Sanitas podrán conocer cómo contribuyen a la reducción de emisiones de CO2


29/04/2021 08:08:00 Sanitas pone en marcha una nueva utilidad en sus servicios digitales cuyo objetivo es hacer partícipes a los clientes del ahorro de emisiones de CO2 que consiguen cuando eligen la videoconsulta en lugar de desplazarse hasta un centro médico para una cita presencial. Es un ejemplo del impacto positivo de las nuevas tecnologías en asistencia sanitaria.

La app de Sanitas ofrecerá a cada cliente los datos concretos de ahorro de emisiones de CO2 derivados de su actividad asistencial. De esta manera, los clientes conocerán las emisiones netas evitadas al realizar una videoconsulta o al descargarse un informe médico de forma digital en vez de desplazarse para recogerlo en consulta. Además, a lo largo del año, podrá consultar el histórico de ahorro acumulado de su huella de CO2.

“En Sanitas trabajamos desde hace años para reducir el impacto de nuestra actividad, porque somos conscientes del daño que causa el exceso de emisiones de CO2 sobre la salud del planeta. Y como especialistas en salud, defendemos que para cuidar la salud de las personas es fundamental cuidar la salud del planeta. Por eso es tan importante para nosotros compartir esta información y hacer a nuestros clientes participes en esta acción a través de sus decisiones”, afirma Catherine Cummings, Directora de Sostenibilidad y Relaciones Institucionales de Sanitas. “Es parte de la labor de las compañías concienciar a la población sobre las áreas en las que pueden aportar una diferencia, y cuidar del medio ambiente”, asegura Cummings.  

La salud de las personas está directamente relacionada con la salud del planeta. La OMS calcula que cada año se producen entre 7 y 8 millones de muertes prematuras en el mundo a causa de la contaminación, de ellas, 4,2 millones se debieron en 2016 a la contaminación ambiental que respiramos cuando estamos al aire libre en nuestras ciudades, por lo que la compañía lleva años apostando por la eficiencia energética, la innovación y la digitalización como claves para reducir sus emisiones. De hecho, el 100% de la energía eléctrica empleada por Sanitas proviene de fuentes renovables y desde 2009 ha reducido su propia huella CO2 un 70%. La compañía va a continuar impulsando acciones en este sentido y los servicios digitales constituyen una buena fórmula pues permiten a Sanitas animar a sus clientes a ser parte de esa lucha contra el cambio climático.

Medición “neta” de las emisiones

Para la puesta en marcha de este proyecto, Sanitas ha colaborado con the Carbon Trust, consultora especializada en cambio climático y sostenibilidad, quien ha revisado los datos estadísticos de desplazamientos medios de clientes de Sanitas a consultas médicas y calculado el desplazamiento medio a nivel nacional (13 km para un viaje de ida y vuelta). La metodología incluye las distintas modalidades de desplazamiento medio de la población de acuerdo con las estadísticas nacionales.

The Carbon Trust ha sido la responsable de contabilizar posteriormente los efectos del proceso de digitalización sobre las emisiones de CO2 para estimar un resultado “neto” de ahorro. Para ello, ha tenido en cuenta tanto las emisiones derivadas de una visita a un centro médico de la red Sanitas, como las potenciales emisiones generadas del propio proceso de digitalización de las videoconsultas y de la descarga de informes médicos.  

El resultado es una media de ahorro de 3,1 kg de CO2 por cada videoconsulta y 1,5 kg por cada informe médico consultado online sin tener que desplazarse a la consulta médica a recogerlo.

El proyecto colabora de forma directa con tres Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). El número 3, salud y bienestar; el 12, producción y consumo responsables; y el 13, acción por el clima.

 

  Deja tu comentario




  Enviar noticia