RSE

Desde el inicio de la pandemia

El 79,4% de las personas con discapacidad ha visto empeorar su situación laboral


29/04/2021 07:52:09 Un año después de que la COVID-19 se instalara en nuestras rutinas, la Fundación Adecco, en colaboración con la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana presenta el Informe Discapacidad y Relaciones Sociales. En su segunda edición, el informe ha contado con personas con discapacidad quienes, durante el último año, se han visto gravemente expuestas a situaciones de pobreza y/o exclusión debido a la crisis del coronavirus.

Casi nadie pone ya en duda que las medidas de distanciamiento social son imprescindibles para frenar la expansión del virus, pero no es menos cierto que las restricciones están resultando especialmente duras para muchas personas con discapacidad, en la medida en que sus rutinas diarias y relaciones sociales se interrumpieron de forma brusca el año pasado, y, aún hoy, no se han reanudado con regularidad. 

En este escenario cabe hacerse una pregunta: ¿brinda el escenario de la “nueva normalidad” las suficientes oportunidades para garantizar la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad? ¿la distancia física se traduce también en una mayor distancia emocional?

Ante estos planteamientos, el Informe recoge las siguientes conclusiones:

  • Concretamente, un 17,6% ha perdido definitivamente su empleo; un 6,5% continúa en situación de ERTE; un 4,2% ha tenido que reducirse la jornada; un 4,4% está de baja por motivos de salud y, por último, un mayoritario 46,7% estaba buscando empleo y destaca cómo la pandemia está dificultando enormemente esta búsqueda.
  • Las restricciones sociales son imprescindibles para contener el virus; sin embargo, el 75% de las personas con discapacidad teme que, como efecto colateral, la falta de contacto dificulte su plena inclusión social y laboral, frenando el proceso de normalización y visibilidad de la discapacidad en la sociedad y en las empresas.
  • “La convivencia e interacción han sido, tradicionalmente, los pilares para el intercambio de valores y la eliminación de prejuicios y estereotipos. En un contexto en el que las relaciones sociales se limitan drásticamente, es el momento de explorar nuevas fórmulas que, de forma segura, garanticen la socialización de las personas con discapacidad. Reducir la brecha digital o intensificar las iniciativas de empleabilidad resulta clave para evitar la exclusión social, a la que las personas con discapacidad están doblemente expuestas en tiempos de COVID-19”- destaca Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco.
  • El 55% de las personas con discapacidad en búsqueda activa de empleo no ha realizado entrevistas de trabajo ni tenido ningún tipo de contacto con el mundo empresarial durante el último año.

“Las personas con discapacidad y sus familias temen que esta crisis reduzca, definitivamente, sus oportunidades vitales para acceder al mundo laboral y a muchos les preocupa que la década 2020 sea perdida en cuanto a su inclusión laboral. Es urgente actuar para minimizar los efectos de la COVID-19 sobre la población con discapacidad, garantizando su participación en el empleo como principal medio de inclusión social”- destaca Mesonero.

  Deja tu comentario




  Enviar noticia