RSE

Natalia Berenguer y Ángeles Delgado participan en #LíderesResponsables, moderado por Francisco Román

Los problemas sociales y el apoyo a las pymes como claves para la reconstrucción


22/10/2020 08:18:57 Ha tenido lugar la decimocuarta sesión de #LíderesResponsables, diálogos entre la alta dirección sobre los retos de la reconstrucción posCOVID. Estas conversaciones están enmarcadas en la iniciativa #SERESResponsables, que es un punto de encuentro de necesidades y ofrecimientos en plena emergencia sanitaria y que implica a diferentes agentes (empresas, emprendedores sociales, ONG, líderes…). En el último encuentro han participado Natalia Berenguer, secretaria general para el sur de Europa de DANONE y Ángeles Delgado, presidenta de Fujitsu.

Francisco Román, presidente de la Fundación SERES, ha dado la bienvenida y ha abierto la sesión afirmando “estos diálogos ponen de manifiesto la importancia de la reconstrucción de un futuro alrededor de un propósito y las condiciones de liderazgo que nos hacen falta a todos en este contexto de segunda ola de la pandemia”.

Segunda ola de la pandemia, empresas resilientes

Natalia Berenguer, secretaria general para el sur de Europa de DANONE, ha afirmado que “En España hay 123.000 hogares sin ingresos y con menores. Estamos experimentando momentos profesionales y familiares excepcionales. Desde DANONE tenemos el propósito y la responsabilidad de ayudar a colectivos vulnerables. Ante la situación de emergencia provocada por el COVID-19, nuestra prioridad fue perfilar un plan de acción social con tres ejes: garantizar la seguridad de nuestros empleados y colaboradores para preservar la cadena de suministro; ofrecer ayudas en forma de donaciones a los colectivos más vulnerables y por último ayudar a las familias. Lo pusimos en marcha muy rápidamente gracias al ecosistema de entidades con las que colaboramos, desde Health Warriors o Food For Heroes hasta FESBAL, Cruz Roja o Save the Children. Si queremos impactar y llegar a estos colectivos, debemos buscar el ángulo de colaboración. Un gran aprendizaje es precisamente éste: no podemos ir solos”.

Según Ángeles Delgado, presidenta de Fujitsu, “el rol de la tecnología se ha puesto en evidencia durante estos últimos meses y está siendo el centro de nuestra vida. Está madura, nos ha permitido entretenernos, trabajar o educar. Ha demostrado, indudablemente, que juega un papel fundamental y está aquí para aportar bienestar. Durante esta crisis, todo este proceso se ha acelerado. Ha cambiado tremendamente el comportamiento de los usuarios y la tecnología. Casi 3.000 empleados de Fujitsu estamos teletrabajando desde marzo. Nadie duda de que ha habido un cambio de comportamiento del usuario en todos los sectores. Esto no va de tecnología, tiene en el centro a las personas y nos ha dejado claro que la digitalización es absolutamente estratégica y nos lleva a pensar que el proceso de transformación digital cambia la aproximación. En una economía global, nos conecta a todos. El propósito pasa a ser fundamental y es una reflexión en todas las organizaciones. Esto hace necesario crear un sistema de confianza en la propia tecnología y en la colaboración”.

Empresas comprometidas socialmente: España vaciada y pymes

Por su parte, Natalia Berenguer ha explicado cómo está comprometida DANONE con la España vaciada. Ha asegurado que “el 80% de la población está ubicada en el 10% del territorio. 45.000 habitantes anualmente abandonan el ámbito rural. 1.800 pueblos españoles están en riesgo de extinción. Dejar que la España Rural se apague puede suponer un desafío y tener un impacto medioambiental, demográfico y socioeconómicos que habría que prevenir. Danone tiene una relación muy genuina con el campo. Por este motivo contamos con programas de relevo generacional y contratos de larga duración con más de 200 ganaderías, que contribuyen a generar empleos de calidad y actividad económica en los territorios. ¿Cómo podemos ilusionar a los jóvenes y a las nuevas generaciones? Si no se les da herramientas, es posible que estas personas acaben yéndose y abandonando el campo. Hoy en día, en esas 220 familias, la media con la que trabajamos son 25 años. Son ya segundas y terceras generaciones. Nuestro foco está puesto en ilusionar a las nuevas generaciones”.

Ángeles Delgado ha explicado cómo la tecnología ha sido clave para la continuidad de los negocios de las pymes “en España tenemos unas pymes muy pequeñas y esto a veces puede ser un obstáculo para acceder a la innovación. Ahora disponemos de unos fondos de recuperación con una línea estratégica que es la digitalización de las empresas. Es una gran oportunidad y supone reimaginar nuestro tejido empresarial. Lo primero que necesitamos es contar con una visión holística (cómo digitalizamos el tejido empresarial), además de la relevancia de la figura del empresario, trámites administrativos, empresas que ganen tamaño y un liderazgo preparado. Las pymes deben hacer una reflexión sobre el propósito. Estar preparadas para el terreno digital, revisar sus infraestructuras y también la ciberseguridad o seguridad de los data center son temas fundamentales. La crisis ha puesto en evidencia que había empresas que no tenían ni lo más básico. Pensemos que ni siquiera el 30% de las empresas españolas están en cloud. El uso del dato puede ser algo que ayude mucho y hoy en día el número de organizaciones que los utilizan para tomar decisiones de negocio adecuadas es bajísimo. Otro paso importante es digitalizar nuestro negocio. Y, por último, cambiar el modelo de negocio y eso va a pasar por ecosistemas. Un ejemplo muy claro es el turismo, donde intervienen múltiples actores con un único cliente. Experiencias extremo a extremo con confianza en esas transacciones. Las claves son la colaboración y personas al frente”.

Liderazgo con propósito

Según Natalia Berenguer el liderazgo con propósito tiene tres pilares “empatía, solidaridad y colaboración. Los tres sirven para el liderazgo en interno y externo. Si hablamos de interno llevamos meses trabajando a distancia, buscando eso sí momentos para compartir y escuchar, que son compatibles con reuniones más formales. Estar cerca del empleado, aunque sea digitalmente, no es muy diferente de hacerlo de modo presencial. Es una cuestión de generosidad y dedicación. La capacidad de liderar dependerá de las conexiones que seamos capaces de establecer, además de abrir paso a la colaboración. Movimientos como B Corp, del que formamos parte, está en plena expansión y son una demostración de que el liderazgo con propósito ha reemplazado al liderazgo empresarial sin contenido social. Las empresas deben tener como objetivo ser las mejores para el mundo, y no del mundo. Y este reto sólo podrá alcanzarse con líderes que actúen con valores, empatía y solidaridad”.

En palabras de Ángeles Delgado “es necesario movernos en la motivación trascendental, el valor de la experiencia. A las características clásicas del liderazgo -anticiparse o capacidad de ejecutar- se ha sumado la velocidad (cambiante, asimétrica, nueva). Hay que ser capaces de explorar, no tenemos todas las respuestas. El líder debe transmitir confianza, transparencia y ser colaborativo. Esa visión positiva va a permitir alinear a la organización en un proyecto común. En Fujitsu, hemos tenido un aumento del compromiso de los empleados desde marzo. Esta visión pasa por trabajar una serie de características: gestión de nuestras emociones equilibrio personal, estado físico y mental, valores absolutamente presentes en todo lo que hacemos”.

RSE. Buen Gobierno y Reputación: Responsabilidad Social

  Deja tu comentario




  Enviar noticia