RSE

Un nuevo informe de Bain & Company insta a los ejecutivos a tomar medidas pronto

El cambio a la sostenibilidad tendrá impactos similares a los de la Revolución Digital


24/04/2020 08:05:11 La sostenibilidad transformará la naturaleza de los negocios y las empresas en magnitudes comparables a la disrupción de la revolución digital. Esta evolución cambiará industrias, las fuentes de beneficios (profit pools), las áreas que hasta ahora tenían rendimientos históricamente altos y, en última instancia, abrirá oportunidades de miles de millones de dólares en nuevas áreas. Ninguna industria será inmune.

La mayoría de los directivos lo saben y apoyan los objetivos de sostenibilidad. Sin embargo, como las iniciativas de sostenibilidad en todo el mundo tienen una tasa de éxito de tan sólo un 4 por ciento, muchos líderes también son conscientes de que deben hacer mucho más si quieren estar a la cabeza de su industria. De lo contrario, corren el riesgo de quedarse atrás. Estos son algunas de las principales conclusiones del nuevo informe de Bain & Company Sustainability is the Next Digital.

“El hecho de que la sostenibilidad debería entre las principales prioridades corporativas no es nuevo para la mayoría de los ejecutivos", comentó Jenny Davis-Peccoud, quien codirige la práctica global de Sostenibilidad y Responsabilidad Corporativa de Bain & Company. “Lo nuevo es la magnitud de los cambios que pueden esperar. La sostenibilidad va a ser mucho más que una casilla de verificación de los indicadores clave de rendimiento (KPIs por sus siglas en inglés) en el futuro. Cambiará las industrias e tendrá impacto en todo, desde las cadenas de suministro hasta la adquisición, la financiación y la retención del talento. Nos sentimos muy seguros al equiparar los cambios resultantes de la sostenibilidad con los que se produjeron por la revolución digital”.

Ayudar a impulsar este cambio es la definición expansiva de la sostenibilidad. El término ahora abarca una gama más amplia de amenazas ambientales, así como desafíos sociales, económicos y de buen gobierno, desde el impacto sobre la salud de los productos hasta los derechos relacionados con la igualdad de género y la igualdad alimentaria (food equality). Además, las consecuencias negativas de la actividad empresarial se miden cada vez más, son visibles y analizadas. Los consumidores, los gobiernos, los empleados y los inversores están prestando mucha más atención y tomando muchas más medidas para dar a conocer su insatisfacción con las organizaciones que ignoran la sostenibilidad.

Estas acciones impulsarán un cambio masivo en todas las industrias. La regulación estatal es un escenario creíble y, sin embargo, muy pocas empresas tienen en cuenta los potenciales costes de una regulación más estricta en sus visiones a largo plazo. Por ejemplo, Bain & Company estima que, con posibles medidas regulatorias que abarquen desde los impuestos al azúcar hasta los precios del carbono, una compañía típica de refrescos podría perder hasta el 22 por ciento de sus márgenes. Mientras tanto, se abrirán oportunidades masivas a medida que cambien las preferencias de los consumidores y los fondos de beneficios.

Por ejemplo, según el análisis de datos de Bain & Company de Barclay's y Grand View Research, la carne a base de plantas podría ser un negocio de 140.000 mil millones de dólares hacia el final de esta década y el mercado minorista de la nutrición y el mercado de bienestar (retail nutrition and wellness market) podrían crecer hasta los 50.000 millones de dólares para 2025.

Para mantenerse a la vanguardia de la curva de sostenibilidad, las empresas deberán encontrar nuevos motores de crecimiento. El informe de Bain & Company identifica cuatro oportunidades que las empresas deberían aprovechar para conservar su ventaja competitiva:

  1. Tomar decisiones estratégicas. Cuando las compañías miran hacia el futuro, muchas verán que su única opción para ser sostenibles es hacer un cambio drástico y adoptar la mentalidad de "disrumpir o ser disrumpido" que impulsó a tantas empresas a embarcarse en transformaciones digitales. Las empresas deberán realizar cambios que afecten fundamentalmente dónde actuar y cómo ganar.
  2. Volver a pensar y rediseñar las ofertas de productos. Así como lo digital cambió el panorama de productos, desde los nuevos formatos de música hasta nuevos métodos de dsitribución de noticias, la sostenibilidad abrió la puerta a nuevos productos que ayudan a reducir el desperdicio, minimizar las emisiones de carbono y mejorar el bienestar. Para las compañías de productos de consumo, la revolución de la sostenibilidad es una oportunidad para desarrollos en todo, desde el empaquetado hasta la formulación.
  3. Reinventar estrategias operativas. Las empresas pueden examinar de cerca sus operaciones, desde sus adquisiciones hasta sus cadenas de suministro, para tomar decisiones críticas sobre dónde invertir, reducir gastos o cambiar el enfoque. Incluso lo digital está siendo disrumpido por la sostenibilidad: los centros de datos consumen el 2 por ciento de la electricidad global, una cantidad que está destinada a crecer hasta alcanzar un 8 por ciento en 2030, dejando a los proveedores de servicios en la nube lidiando con formas de reducir el consumo de energía y las emisiones de carbono resultantes.
  4. Desarrollar asociaciones innovadoras para apoyar el crecimiento simbiótico y sostenible. La sostenibilidad viene acompañada de un imperativo urgente. Más empresas unirán fuerzas con socios externos en un esfuerzo acelerado para desarrollar las capacidades que ahora se requieren para abordar los problemas de sostenibilidad. Esto puede ser con organizaciones no gubernamentales, con grupos industriales, entre sí, a veces formando ecosistemas de sostenibilidad. Desde formar asociaciones industriales para impulsar un cambio generalizado hasta formar equipos para aumentar el reciclaje de paquetes, muchas empresas descubrirán que es más eficiente y sostenible asociarse juntas.

“A medida que la sostenibilidad irrumpe y se expande, está obligando a las empresas de todas las industrias a observarse a sí mismas con una honestidad inquebrantable, y prepararse rápidamente para ofrecer un futuro que nunca podrían haber imaginado”, declaró Jean-Charles van den Branden co-responsable de la práctica global de sostenibilidad y responsabilidad corporativa de Bain & Company.

"Las empresas ganadoras consideran todas sus opciones desde una perspectiva de "future back” (futuro hacia atrás) y "Today Forward” (hoy hacia delante), observando las tendencias disruptivas para poder desafiar su pensamiento, establecer un punto de vista más ambicioso y tal vez hacer algunos movimientos más radicales. La perspectiva “Today forward” permite a las compañías ver lo que pueden hacer ahora para seguir avanzando en comparación con las tendencias actuales. Esta combinación pone a las empresas en el camino correcto".

Medio Ambiente: Cambio climático RSE. Buen Gobierno y Reputación: Responsabilidad Social

  Deja tu comentario




  Enviar noticia