RSE

Bosch utiliza la AI y IoT para hacer la vida de las personas lo más fácil y segura posible

Bosch sigue apostando por reducir su huella de carbono


13/01/2020 08:15:55 Ya sea para la conducción automatizada, el hogar inteligente o la fabricación, la inteligencia artificial (AI) se ha convertido en una parte integral de la vida cotidiana. Bosch utiliza la AI y el Internet of Things (IoT) para hacer la vida de las personas lo más fácil y segura posible. El slogan "Una AI beneficiosa. Creando juntos confianza en la tecnología" resume el enfoque de la compañía de tecnología y servicios. Éste se centra en una inteligencia artificial segura y robusta para la fabricación de productos inteligentes como los que Bosch presenta este año en el CES.

Subyacente a todos los productos innovadores que la compañía presenta, está la mentalidad emprendedora de Bosch. "Queremos armonizar la responsabilidad comercial, ambiental y social", dice Michael Bolle, miembro del Consejo de Administración de Bosch. La protección climática también es una preocupación importante. Según Bolle, “Bosch no solo desarrolla soluciones ecológicas, sino que también actúa como un modelo a seguir. Para finales de 2020, la totalidad de nuestras 400 localizaciones en todo el mundo serán climáticamente neutrales y, desde el desarrollo hasta la fabricación y la administración, no dejarán huella de carbono. Ya lo hemos logrado para nuestras localizaciones alemanas ".

La inteligencia artificial también juega un papel importante en este tema: en localizaciones individuales, por ejemplo, una plataforma de energía interna utiliza algoritmos inteligentes para identificar desviaciones en el consumo de energía. Esto ha permitido que algunas plantas hayan podido reducir sus emisiones de CO2 en más de un 10 por ciento en los últimos dos años. Teniendo en cuenta que Bosch opera un total de 270 plantas de este tipo, el potencial de ahorro es enorme. Como explica Bolle, "Así es como resumimos nuestro mensaje en el CES: Bosch tiene grandes planes y en muchos ámbitos para la inteligencia artificial".

En este sentido, Bolle ha recordado que las soluciones que Bosch presenta en el CES dejan claro que la compañía aspira a convertirse en un líder en innovación en inteligencia artificial. "A partir de 2025, todos los productos de Bosch contendrán inteligencia artificial o se habrán desarrollado o fabricado con la ayuda de la misma". Se espera que el volumen del mercado mundial para aplicaciones de AI sea de alrededor de 120.000 millones de dólares durante ese mismo período, doce veces más en comparación con 2018. Bosch quiere aprovechar ese potencial. La compañía invierte 3.700 millones de euros anuales en desarrollo de software, emplea actualmente a más de 30.000 ingenieros de software y tiene 1.000 empleados trabajando en inteligencia artificial, cifra que pretende cuadruplicar hasta 2021.

  Deja tu comentario




  Enviar noticia