RSE

Los fenómenos climáticos extremos afectarán a unos 175 millones de niños y niñas cada año

Los efectos del cambio climático amenazan la vuelta al colegio de millones de niñas


11/09/2019 07:44:17 Con el inicio del nuevo curso, millones de niñas no volverán a clase como consecuencia de los efectos del cambio. Los fenómenos climáticos extremos afectarán a unos 175 millones de niños y niñas de todo el mundo cada año, impactando directamente sobre sus comunidades y medios de vida y reduciendo sus posibilidades de recibir una educación completa.

Alrededor de 130 millones de niñas, muchas de las cuales viven en los países con mayor riesgo de desastres, no tienen acceso a la educación. Como consecuencia de la mayor incidencia de desastres naturales, los niños, y especialmente las niñas, quedarán más expuestas a diferentes tipos de violencia, como los matrimonios infantiles, el trabajo infantil o la trata. Según diferentes estimaciones, entre el 30 y el 40% de los matrimonios infantiles de Malaui son consecuencia de los impactos del cambio climático.

El incremento de 1,5 grados en la temperatura media global hará que 350 millones de personas más sean susceptibles a las fuertes olas de calor para el 2050. Por eso, no solo es necesario mitigar sus efectos sino poner en marcha medidas de adaptación que lleguen a las personas que más lo necesiten. Es un asunto de derechos y de igualdad: las niñas y jóvenes serán las más afectadas y las que menos han contribuido al cambio climático.

Plan International insta a la comunidad internacional a que reafirme los compromisos adoptados en el Acuerdo de París y ponga en el centro de las políticas a las niñas y jóvenes de todo el mundo para que sean ellas quienes lideren el movimiento contra el cambio climático. El acceso a la educación de las niñas y jóvenes y la posibilidad de decidir sobre sus vidas es clave para abordar las diversas problemáticas mundiales, incluido el cambio climático.

“La crisis climática puede comprometer los avances logrados en igualdad de género. El cambio climático y sus impactos son más graves para las niñas y jóvenes de países en desarrollo. Es necesario garantizar su acceso a la educación y la participación en la toma de decisiones para que la acción climática tenga en cuenta sus necesidades específicas de protección y también su capacidad y potencial de liderazgo para el cambio”, explica Concha López, directora general de Plan International España.

Una joven española en la Cumbre Juvenil sobre Acción Climática de la ONU

Patricia Ramos, joven embajadora de Plan International seleccionada para participar en la Cumbre Juvenil sobre Acción Climática de la ONU con activistas de todo el mundo, entregará una petición al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que lidere y adopte un compromiso con medidas concretas para mitigar los efectos del cambio climático que tengan en cuenta a las niñas y jóvenes, con políticas, fondos y soluciones innovadoras.

Si no empezamos a actuar para reducir los efectos del cambio climático, habremos vendido nuestro futuro, el de las niñas y jóvenes y el del planeta. España, junto con el resto de la Unión Europea, debe liderar un compromiso global para que la acción climática tenga en cuenta a las niñas. De lo contrario, nosotras seremos las que sufriremos las peores consecuencias”, señala Patricia Ramos.

En las crisis y períodos de inestabilidad, aumentan los abusos y la violencia sexual y de otros tipos a los que las niñas y adolescentes tienen que hacer frente. El número de matrimonios tempranos forzados ha aumentado como consecuencia del cambio climático. En épocas de sequía, cuando los medios disponibles escasean, las niñas son las primeras en abandonar la escuela para ocuparse de las tareas del hogar, como ir a buscar agua. Las niñas que se convierten en refugiadas climáticas y migrantes también están más expuestas al tráfico infantil y otras formas de explotación.

Plan International solicita que las mujeres y las niñas sean tomadas en cuenta en la formulación de políticas, la toma de decisiones y los procesos políticos y que el presidente del Gobierno impulse un compromiso internacional que incluya las siguientes medidas:

  1. Reducir sus emisiones netas de conformidad con los objetivos del Acuerdo de París.
  2. Defender y promover un enfoque de género y edad en todas las políticas tanto nacionales como internacionales sobre cambio climático, contando con la participación de la infancia y la juventud, especialmente de las niñas, en los procesos de toma de decisiones.
  3. Creación de una partida específica de financiación para la lucha contra el cambio climático en los países en desarrollo que tenga en cuenta las necesidades específicas de las niñas. Además, debe dirigirse por igual tanto a la mitigación del cambio climático como a la adaptación al mismo.
  4. Invertir en nuevas tecnologías y desarrollar medidas para fomentar fuentes de energía renovable y sostenible que incorporen las necesidades, conocimientos y realidades de las mujeres y niñas.

El trabajo de Plan International en reducción de riesgo de desastres

La educación y el empoderamiento de las niñas y jóvenes es la solución para abordar el cambio climático, además de una forma de abordar las desigualdades de género que amenazan el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Plan International apoya, a través de diferentes proyectos, a los y las jóvenes de los países más vulnerables a los efectos del cambio climático para que puedan continuar con su educación, sean agentes activos en las medidas de adaptación y mitigación en sus comunidades y puedan defender sus derechos en crisis y desastres. Trabajamos con profesores y escuelas en las áreas más afectadas para enseñar a los y las jóvenes cómo está afectando el cambio climático, los riesgos a los que se enfrentan y las acciones que se pueden tomar en sus comunidades. 

Además, Plan International trabaja para promover y financiar estrategias sostenibles de producción de energía dirigidas por mujeres y centradas en las mujeres en proyectos como DESFERS, que impulsa la autonomía económica de las mujeres en África a través de las energías renovables con el objetivo de que las mujeres y las niñas sean las protagonistas de los cambios que impulsarán sus derechos, su desarrollo y el de sus comunidades.

Acción Social: Ayuda al desarrollo | Acción Social Medio Ambiente: Cambio climático Trabajo: Diversidad/Igualdad

  Deja tu comentario




  Enviar noticia