RSE

El informe de Grant Thornton revela que España está lejos de la media global

Solo 4 de 10 empresas españolas escuchan activamente a sus grupos de interés


10/09/2019 08:22:00 A las empresas española les cuesta adoptar estructuras de gobierno corporativo avanzadas, tal y como demuestran los resultados del informe de Grant Thornton "Compromiso más allá del Consejo: qué esperan los grupos de interés", cuyas conclusiones parten de más de 2.300 encuestas a directivos y empresarios de 35 países, 200 de ellas realizadas en España.

El análisis de Grant Thornton pone de manifiesto que los niveles de compromiso varían mucho en función de las regiones y los países analizados. Así, en España solo 4 de cada 10 empresarios (44%) afirma recoger de forma activa la opinión y los puntos de vista de sus grupos de interés. Estas cifras están muy alejadas de la media global del 60% o de la de países anglosajones como Estados Unidos, Canadá o Reino Unido, que muestran índices cercanos al 70%.

Están, sin embargo, más cerca de la media de la Unión Europea, donde únicamente la mitad de los encuestados reconoce tener implantadas vías y mecanismos de participación para sus diferentes grupos de interés; o de los de países como Francia (47%), aunque cabe apuntar que España se sitúan por delate de, por ejemplo, Alemania (37%).

El informe analiza también el grado de compromiso en función del tamaño de la empresa. En este sentido, demuestra que las empresas de tamaño medio (entre 50 y 500 empleados) ponen un menor énfasis en la cuestión regulatoria que las grandes corporaciones, "a pesar de un enfoque estructurado de buen gobierno y de gestión de riesgos puede resultar vital para garantizar la conexión con las expectativas de los distintos stakeholders", según apunta Álvaro Rodríguez, socio director de Mercantil y experto en Gobierno Corporativo de Grant Thornton.

Claves para obtener el compromiso de los grupos de interés

Ante los resultados del informe, los responsables advierten de los riesgos de no escuchar activamente a los stakeholders y, aunque reconocen que cada negocio es diferente, enumeran cinco fundamentos clave que contribuyen a conseguir el compromiso y la participación efectiva de los distintos grupos de interés. 

1. Conocer a los grupos objetivos.

Es importante que las empresas identifiquen a sus principales grupos de interés, el impacto que pueden generar en ellos y el que ellos pueden tener en la organización (por ejemplo, influyendo en su reputación o en su capacidad para operar). 

2. Estructurar el "feedback" y las respuestas recibidas.

Es recomendable establecer qué miembros de la organización deben tomar la iniciativa en la comunicación con los diferentes grupos de interés y cómo se incorporará dicho diálogo a la toma de decisiones. El mayor riesgo es que los comentarios y respuestas recibidas se pierdan o se pasen por alto.

3. Ampliar la información externa y de gestión.

Los informes integrados proporcionan un buen punto de partida para evaluar y comunicar el impacto social, el impacto medioambiental y otros datos relevantes para la organización y sus stakeholders. 

4. El perfil adecuado para el Consejo de Administración

Los Consejos de Administración que cuentan con una mayor diversidad entre sus miembros ofrecen ideas más innovadoras, aportan un análisis más crítico y objetivo y permiten que la empresa refleje en mayor medida la gama de perspectivas existentes en su base de clientes. Es importante además que cuenten con un perfil de conocimiento digital suficientemente amplio. 

5. Validar y cuestionar el enfoque de forma objetiva.

Los miembros del Consejo son responsables de lo que hace la organización para la que trabajan. Una manera de comprobar si la información que generan internamente en la empresa es suficientemente creíble y relevante es compararla con información validada por otras partes externas, incluidos grupos de interés clave.

RSE. Buen Gobierno y Reputación: Buen Gobierno

  Deja tu comentario




  Enviar noticia