RSE

Según la última actualización del observatorio sobre reciclado y valorización de residuos en la industria cementera en España

La industria cementera española evita que 2,2 millones de toneladas de residuos acaben en vertederos


09/08/2019 08:13:37 El reciclado material y la valorización energética de residuos en fábricas de cemento evitaron en 2017 el vertido de 2,2 millones de toneladas de residuos en nuestro país, según se desprende de la última actualización del observatorio sobre reciclado y valorización de residuos en la industria cementera en España, elaborado por el Instituto Cerdà y presentado recientemente en Sevilla por la Fundación Laboral del Cemento y el Medio Ambiente (Fundación CEMA).

El estudio realiza además un análisis de la gestión de residuos en nuestro país, en comparación con otros de nuestro entorno del que se desprende que en España más de la mitad de los residuos (un 54%) acaban en el vertedero, 30 puntos más que la media de la UE, que se sitúa en un 24% y aún más alejado de países como Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Holanda, Suecia o Suiza donde los vertederos prácticamente han desaparecido, de acuerdo a las mejores prácticas recomendadas en políticas de economía circular de la UE.

El análisis comparativo detallado a escala europea de los costes de gestión de residuos municipales en vertedero, realizado en el estudio “permite comprender mejor las razones de la pervivencia de los vertederos en nuestro país”, explica Dimas Vallina, director gerente de Fundación CEMA. “El coste del vertido de residuos en España es de 49 euros por tonelada, una cifra que se triplica en países como Alemania o Suecia, cuyas tasas disuasorias al depósito penalizan estas prácticas, permitiendo así mejorar las tasas de reciclado y aprovechar material y energéticamente aquellos residuos no reciclables”.

En 2017, la industria cementera española recuperó energéticamente 819.000 toneladas de residuos, con una tasa de sustitución de combustibles fósiles del 27%, tres puntos más que en 2016, pero aún muy alejada de otros países líderes en protección medioambiental de nuestro entorno como Suecia o Alemania, que rozan el 70%, o Austria, con casi un 80%. 

Por comunidades autónomas, la mayor tasa de sustitución la tiene Aragón, con un 48,4%, seguida de Castilla-La Mancha, con un 41%. Comunidad Valenciana (35,1%), Cataluña (32,6%) y Castilla-León (31,9%) completan el grupo de comunidades que superan la media española en sustitución de combustibles fósiles por alternativos. 

Esta práctica ha evitado, además, la emisión a la atmósfera de 743.110 t de CO2 equivalente en el conjunto del territorio nacional, un volumen similar a las emisiones anuales de 635.000 turismos.

De las 33 fábricas de cemento españolas, 29 están autorizadas para el empleo de combustibles preparados a partir de residuos y 27 para el uso de materias primas alternativas. En 2017, la industria cementera española también utilizó 1,4 millones de toneladas de materias primas recicladas, que suponen un 4,4% del total empleado en la fabricación de clínker en nuestro país. En España existen 24 tipos de residuos cuyo uso está autorizado como materia prima.

La jornada, en la que participaron diferentes responsables de la fundación CEMA y de su homóloga andaluza, Flacema, fue inaugurada por el director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Sevilla, Francisco Rodríguez Rubio, y clausurada por la directora General de Calidad Ambiental y Cambio Climático de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Susana Magro Andrade.

Las ventajas de la valorización energética en cementeras

En el transcurso de la jornada se presentó también una ponencia sobre el papel del sector cementero en la economía circular presentada por el catedrático de Ingeniería Química de la Universidad de Sevilla, Benito Navarrete, que hizo hincapié en varias Comunicaciones de la UE en las que se recomienda expresamente el aprovechamiento energético en cementeras de aquellos residuos que no puedan reciclarse de ninguna manera. 

En la actualidad, la tasa de sustitución de combustibles fósiles por derivados de residuos en Andalucía es de un 24,8%, 2,2 puntos porcentuales por debajo de la media española.

En este sentido en la charla se indicó que el volumen total de residuos potencialmente valorizables generados en Andalucía asciende a 2.812,405 Tm, mientras que, en 2017, de esta cantidad, solo se valorizaron 168.705 Tm. El sector cementero andaluz, sin embargo, podría llegar a tener capacidad para valorizar 802.944 Tm de residuos no peligrosos, tal y como se indica en el informe “Potencial de Valorización de residuos en Plantas Cementeras Andaluzas”, elaborado por el profesor Salgueiro de la Universidad de Sevilla. Esta práctica sería muy útil a la hora de paliar el gran problema de acumulación de residuos en vertederos que sufre dicha comunidad.

Medio Ambiente: Reciclaje | Gestión de resíduos

  Deja tu comentario




  Enviar noticia