RSE

Forbes SUMMIT Sustainability pone de relieve el papel de las empresas y sus consejos de administración en el fomento de la sostenibilidad

La sostenibilidad se integra en la estrategia del negocio


11/06/2019 07:46:07 Forbes SUMMIT Sustainibility 2019 abordó la semana pasada las claves para integrar la sostenibilidad en la estrategia del negocio y el papel que deben tener los consejos de administración a la hora de implementar estas medidas. Un evento en el que se apostó por la colaboración público-privada como receta para solucionar los grandes retos sociales. Forbes SUMMIT Sustainibility 2019 está organizado por Forbes España, con la colaboración de KPMG y la participación de compañías como GSK, Naturgy o Fundación ONCE Inserta Empleo.

Durante la inauguración de la jornada, el presidente, editor y director de Forbes España, Andrés Rodríguez, destacó que Forbes está muy comprometida con “conocer a las empresas de este país y lo que les preocupa”. “Y la sostenibilidad se ha convertido en una de las preocupaciones fundamentales”. Por su parte, la alta comisionada para la Agenda 2030, Cristina Gallach, recogió el testigo para destacar que “el componente ético” en esta materia “es fundamental”. “No tenemos derecho a dejar a las nuevas generaciones un entorno que no sea sostenible”, afirmó. “La Agenda 2030 es un marco que nos ayude a mantener y multiplicar las alianzas para que este mundo sostenible sea una realidad. Debe haber un acuerdo fortísimo entre el sector público y las empresas que tienen la capacidad de introducir procesos distintos, respetuosos con las personas y con el entorno. Y debe ser abordado con una perspectiva de urgencia”, ha destacado. En este sentido, Gallarch hizo un “llamamiento para una alianza público-privada que inaugure una forma de trabajar que sea verdaderamente transformadora”.

Acto seguido, Hilario Albarracín, presidente de KPMG España, subió al escenario de Forbes SUMMIT Sustainability para reflexionar sobre cómo han mejorado ciertos aspectos de la sociedad, como el aumento de la esperanza de vida, la reducción de la mortalidad infantil o la disminución del porcentaje de la población que vive en la extrema pobreza a nivel global. “Sin embargo, decir que el planeta está mejor no significa que sea perfecto”, apuntó Albarracín. “Las nuevas generaciones deben ser conscientes de que conocemos el camino para mejorar las condiciones de la vida humana” y necesitamos “políticos comprometidos en construir una sociedad mejor para todos y empresas que demuestren a la sociedad que forman parte de la solución”. “No podemos prosperar sin la confianza de los inversores o con consumidores que ven que nuestros productos están destruyendo el planeta. Debemos asumir un papel proactivo y fijar objetivos sinceros para acabar con el cambio climático o la desigualdad”.

Dos puntos de vista de la sostenibilidad

En la mesa redonda titulada “Dos puntos de vista de la sostenibilidad”, Ramón Jáuregui, eurodiputado y curator de Forbes SUMMIT Sustainability, y Francisco Román, presidente de Fundación SERES, debatieron sobre el papel actual de la sostenibilidad y cómo ha evolucionado en los últimos años.  En este sentido, Jáuregui mostró una visión crítica de esta idea, puesto que aunque “el concepto parecía revolucionario, pasados 15 años, la RSC ha quedado más ligada a la acción social y ha configurado un marketing en las empresas, más que establecer un plan para garantizar la sostenibilidad”. En este sentido, expuso varios problemas con los que se ha encontrado este propósito: “que se haga cargo la Fundación de la empresa es un error”, “la sociedad es más líquida y fragmentada”, puesto que “las redes están perturbando la capacidad analítica de la ciudadanía” y “la gran cadena de subcontratación no ha permitido extender las nuevas políticas a todos los niveles”. Todo esto ha frenado la sostenibilidad. Además, a su juicio la “crisis económica ha desnudado la RSE porque la ha dejado en un segundo plano” y tampoco ha habido “una asunción política de la idea”.

Por su parte, Francisco Román, presidente de Fundación SERES, explicó que la respuesta general a los cambios no suele corresponderse con la “urgencia que tienen los pioneros”. Sin embargo, defendió que el cambio se está produciendo, entre otras cosas porque la sostenibilidad “ya empieza a formar parte de las propias compañías y no tanto en sus fundaciones”. En este sentido, aseguró que hay una corriente general que tiende a la sostenibilidad, a todos los niveles que afectan a una compañía: “El talento actual demanda que las compañías tengan un propósito, los clientes castigan a las que no lo tienen en cuenta y los inversores cada vez lo demandan más”.

El reto de la sostenibilidad en el consejo

A continuación, tuvo lugar la mesa redonda “El reto de la sostenibilidad en el Consejo”, conducida por Ramón Pueyo, curator de Forbes SUMMIT y socio responsable de sostenibilidad y buen gobierno de KPMG. En ella, el presidente de la comisión de banca responsable, sostenibilidad y cultura del consejo de administración de Banco Santander, Ramiro Mato,  coincidió en que “los inversores se preocupan y miran con mucho cuidado estos temas, y actualmente destacan a las compañías que mejor hacemos en esta área”. A modo de ejemplo, indicó que en la última Junta General del Banco Santander, de un total de 38 preguntas, 14 de ellas eran sobre RSC y sostenibilidad. Lo positivo de esta tendencia, desde un punto de vista de negocio, es que crea “clientes mucho más fieles y empleados más comprometidos”.

Por su parte, la consejera independiente de Caixabank, Solvay, Airbus y Vodafone, Amparo Moraleda, comentó que la sostenibilidad es un tema “cada vez más importante, no solo desde el punto de vista de los stakeholders, que cada vez se preocupan más, sino también desde el de los empleados”. “Ahora se presta más atención a todo lo que tenga que ver con el impacto de la compañía en la sociedad”. En este sentido, apostilló que “unos empleados motivados tienen un impacto directo en la cuenta de resultados”. En esta línea, Moraleda destacó que “los responsables de este área en la compañía deben utilizar al consejo de administración, para hacerles conscientes de los temas claves en los que la compañía puede ser más relevante, para entender el camino a seguir”.

La integración de la sostenibilidad en la estrategia

Sobre “La integración de la sostenibilidad en la estrategia de la empresa” debatió Ana Sainz, directora general de Fundación SERES, con representantes de grandes compañías como GSK, Acciona, Enagás y Suez.

Ana Ferrón, directora de sostenibilidad de GSK defendió que la “sostenibilidad debe ser parte de todos los procesos para contribuir a toda la empresa” y no algo aislado de lo que se ocupe un único departamento. En esta misma línea se expresó el director de sostenibilidad y riesgos de Enagás, Carlos Ruiz,  quien ha opinado que “se debe configurar la compañía hacia la sostenibilidad” con el objetivo de “crear un punto común” entre todos los actores implicados.

Por su parte, el director de sostenibilidad de Acciona, José Luis Blasco, opinóque tras un “primer paso” que consistió en empezar a integrar la sostenibilidad en algunas actividades de la compañía “estamos pasando hacia un nuevo campo”, con un peso de la sostenibilidad mucho mayor y una mayor integración. Sin embargo, “hemos equivocado el planteamiento”, ha opinado. “No podemos hacer estrategias y medición de las medidas encaminadas a la sostenibilidad como si fuesen finanzas. No es posible fijarse en cómo impacta en la parte de arriba, cuando la importancia está abajo”.

A este respecto, Dulcinea Meijide, directora de Desarrollo Sostenible de Suez España, señaló que “son necesarios los indicadores para poder medir este avance. La medición es necesario y se debe unir con la estrategia de la compañía, que debe ser coherente”.

Nuevas exigencias de la sostenibilidad empresarial

“Nuevas exigencias de la sostenibilidad empresarial” fue el tema que centró la última mesa del Forbes SUMMIT Sustainability, moderada por el director general de Forética, Germán Granda. En ella, María Eugenia Coronado, directora general Fundación Naturgy, defendió el papel de los jóvenes en este cambio, ya que “se revuelven ante problemas e incluso ante políticos que no se mueven y fuerzan a las compañías a hacer aún más de lo que tenían previsto”.

De cara a ese papel que juega la opinión pública y la ciudadanía en la forma de abordar la sostenibilidad en las compañías, Mar Medeiros Cuiña, directora del área de empresas, alianzas estratégicas y RSC-D de Inserta Empleo, aseguró que “hace falta una labor divulgativa” para que los profesionales y los ciudadanos vean “que es un tema que no va en paralelo a la actividad de la empresa, sino algo que redunda en la competitividad, el crecimiento y que pueden crear un futuro sostenible e integrado”.

Finalmente, el director de oficina, alto comisionado para la Agenda 2030, Federico Buyolo, coincidió en que es necesario cambiar la visión que se tiene, para que la sostenibilidad sea percibida como algo que “se introduce hacia dentro en la empresa y también hacia afuera”, además de optimizar su implementación. “Hay que ver cómo rompemos los cuellos de botella más allá de los acuerdos público-privados”. 

 

 

RSE. Buen Gobierno y Reputación: Responsabilidad Social

  Deja tu comentario




  Enviar noticia