RSE

La marca quiere mejorar las condiciones de aprendizaje de 250 millones de menores antes de 2025

BIC, comprometida con el derecho a la educación de los niños y niñas


19/04/2019 08:00:50 Desde los años 50, BIC ha estado presente en la educación de los niños y niñas cuando han aprendido a escribir, cuando han hecho sus primeros exámenes de matemáticas, de ciencias sociales o de lengua; o incluso cuando han pasado de Primaria a Secundaria. Es por ello por lo que, con motivo del Día del Niño en pro de los derechos y el bienestar de la infancia, la reconocida marca de productos de papelería recuerda que, según la Organización Mundial de las Naciones Unidas, uno de los derechos fundamentales más importantes para el desarrollo sustentable de los menores y de las personas es la educación.

“La educación es una de las piedras angulares de todo desarrollo personal y de esto, en BIC, estamos plenamente convencidos”, asegura Pedro Domingos, General Manager de BIC Iberia SAU. Y añade: “Por ello, nuestro compromiso con la enseñanza de los niños y niñas va mucho más allá de brindarles artículos de escritura o dibujo: queremos ayudarles a que desarrollen sus mentes al máximo de una forma integradora y de calidad, y lo queremos hacer tanto aquí, en España, como a nivel mundial”. Tanto es así que, además de respaldar causas y promover programas para impulsar el acceso a la educación en todo el mundo, en 2016 la compañía creó la Fundación BIC para la Educación, la cual tiene como uno de sus proyectos principales mejorar las condiciones de aprendizaje de 250 millones de niños y niñas en todo el mundo hasta 2025.

Para conseguirlo, la Fundación BIC centra sus esfuerzos en tres ámbitos principales: la lucha contra la deserción escolar, la mejora del acceso a la educación de las niñas y las mujeres, y el apoyo a proyectos de sensibilización y educación medioambiental. Todo ello sin olvidar la promoción del espíritu emprendedor que forma parte del ADN -y del éxito- de la compañía. Un espíritu basado en la lógica de “dar por crear”, es decir, de ofrecer herramientas que no sólo satisfagan las necesidades diarias de la vida, sino que sobre todo permitan evolucionar.

En este sentido, Pedro Domingos explica que “mejorando las condiciones de aprendizaje de los niños y niñas también estamos buscando mejorar sus vidas y, por ende, el mundo”. Y es que, según el General Manager de BIC Iberia, “que la educación tiene el poder de cambiar el mundo es, más que un hecho, una realidad”. Y este efecto intrínseco de la enseñanza en el progreso social es precisamente la razón principal por la que BIC, como líder mundial en productos de papelería, considera indispensable implicarse de forma más significativa en el aprendizaje de los niños y niñas de todo el mundo, fomentando el acceso universal a la educación.

  Deja tu comentario




  Enviar noticia