RSE

Presentado en Bruselas, el informe 'Las finanzas éticas y sostenibles en Europa'

Los bancos éticos rinden tres veces más que los tradicionales


11/02/2019 08:20:12 El grupo Banca Etica ha presentado en Bruselas, en el Parlamento Europeo, un estudio sobre finanzas sostenibles en Europa, editado gracias a la cooperación de la fundación española Finanzas Éticas y la fundación italiana Finanza Etica, ambas pertenecientes al grupo Banca Etica.

El informe analiza la estructura, el crecimiento y el rendimiento de los 23 bancos éticos y sostenibles en Europa (identificados como aquellos que pertenecen a la Global Alliance for Banking on Values y a la Federación Europea de Banca Ética y Alternativa), comparándolos con 15 bancos europeos tradicionales de relevancia sistémica identificados por la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

A diferencia de otros estudios que simplemente miden el crecimiento de los activos invertidos (aunque, en efecto, constante y alentador) según los criterios de sostenibilidad en el Viejo Continente, el trabajo de la Fondazione Finanza Etica y la Fundación Finanzas Éticas se destaca porque, junto con la inversión, también estudia el crédito, midiendo el volumen de financiación sostenible con el que trabajan los bancos al dar crédito a las personas y las empresas (la llamada economía real) y apoyar la creación de valor y empleo, respetando el medio ambiente, la legalidad y los derechos humanos.

Se presenta este riguroso análisis, justo cuando la Comisión Europea está trabajando en la aprobación de un Plan de Acción Europeo para definir la regulación y promover una financiación sostenible en Europa.

Los resultados

Apoyo a la economía real: En los últimos 10 años, mientras Europa luchaba, y todavía lo hace, por recuperarse de los efectos de una crisis financiera, los bancos éticos han continuado recogiendo depósitos y otorgando préstamos mientras que los bancos tradicionales sistémicos (aquellos demasiado grandes para quebrar) se han dedicado más a otras actividades (inversiones de valores, servicio financieros, etc.). En 2017, la concesión de préstamos representó en promedio casi el 77% del total de activos para bancos éticos y sostenibles, pero solo el 40’52% para los grandes bancos tradicionales.

Rendimiento: Los bancos éticos mostraron un mejor desempeño también en términos de rendimiento: entre 2007 y 2017, los bancos éticos y sostenibles rindieron tres veces más que los bancos tradicionales, con una rentabilidad promedio anual (en términos de ROE – Return on Equity) de 3’98% frente al 1’23% de los bancos tradicionales. De hecho, hasta 2006/2007 los bancos tradicionales pudieron beneficiarse de la especulación y el endeudamiento, pero esa fase ha terminado. Los bancos tradicionales, que contribuyeron a la crisis con instrumentos cada vez más sofisticados de especulación, tuvieron que dedicarse a ordenar sus activos para no ser abrumados por el estallido de las burbujas, dejando también de dar crédito a la economía real. Mientras eso ocurría, los bancos éticos han podido hacer mejor su trabajo, encontrando aún más espacio para el crecimiento y pudiendo inyectar crédito a personas y empresas.

Crecimiento: Con la crisis, el crecimiento de los gigantes bancarios europeos se ha detenido o, como mínimo, se ha ralentizado. En cambio, los activos, depósitos, préstamos y capital de los bancos éticos y sostenibles aumentan con porcentajes en torno al 10% anual. De 2007 a 2017, los activos (y por lo tanto el total de las inversiones, los créditos y la liquidez) de los bancos éticos han crecido una media del 9,66% al año, frente al -1% anual de los bancos tradicionales.

-Fondos de inversión socialmente responsables: Siguen en crecimiento los números de los fondos socialmente responsables, aquellos que invierten en acciones y obligaciones de empresas que cotizan en bolsa, o en títulos de deuda soberana, seleccionados en base a una serie de criterios ambientales y sociales. En Europa, el patrimonio invertido en fondos éticos ha subido una media del 9% anual entre 2015 y 2017, rozando los 600.000 millones de euros. El accionariado activo también está cada vez más difundido, con un número creciente de accionistas que participan en las asambleas de las empresas en las que invierten para solicitar información detallada y proponer mejoras en las estrategias de desarrollo empresarial en temas como medio ambiente o derechos laborales y que se reúnen con los administradores.

La normativa y las propuestas

Si los bancos éticos son estructuralmente diferentes de los bancos tradicionales y también han demostrado ser más resistentes a la crisis, es urgente aprobar regulaciones, a nivel nacional y en Europa, que reconozcan y recompensen estas diferencias. La investigación analiza cómo ha cambiado el sistema financiero diez años después del estallido de la crisis, cuánto pesan los lobbies financieros en las decisiones políticas y cuántas oportunidades de reforma se han perdido en los últimos años, con el regreso de un viento de involución y conservadurismo inquietante a ambos lados del Atlántico.

En particular, el movimiento de las finanzas éticas espera un mayor coraje por parte de la Comisión Europea, que hasta ahora parece querer centrarse únicamente en los aspectos ambientales, poniendo los criterios sociales fuera de plano. Un error de perspectiva que el grupo Banca Etica, junto con GABV (Global Alliance for Banking on Values) y FEBEA (Federación Europea de Bancos Éticos y Alternativos) está tratando de cambiar, gracias a la presentación de enmiendas al proyecto de reforma.

  Deja tu comentario




  Enviar noticia