RSE

Está dirigido a niños y jóvenes en una situación socioeducativa vulnerable

Fundación Telefónica y United Way ponen en marcha el proyecto Youth Empowerment


05/12/2018 08:21:00 Fundación Telefónica ha puesto en marcha el proyecto Youth Empowerment, dirigido a niños y jóvenes en una situación socioeducativa vulnerable y cuyo objetivo es promover un cambio real en su entorno, a partir de las necesidades que ellos mismos identifiquen utilizando la metodología de Design For Change.

El proyecto está dirigido por United Way España y ejecutado por la ONG Design for change y tendrá como beneficiarios a jóvenes del grupo CENTRO ABIERTO de YMCA Getafe. Desde noviembre y hasta marzo de 2019 un total de seis talleres tendrán lugar los viernes por la tarde.

Los talleres fomentarán el desarrollo de una “mente despierta e inquieta” como principal “herramienta” de estos jóvenes, que contarán con el apoyo de un ordenador y diferentes materiales para plasmar sus ideas y las distintas evoluciones y fases por las que pasarán los jóvenes. Un equipo de voluntarios, empleados de Telefónica/Movistar acompañan a los chavales durante las sesiones, dando apoyo al trabajo que realizan los educadores de Design for change. Antes de iniciar el proyecto, los voluntarios recibirán una formación específica sobre esta metodología de trabajo.

I can mindset

La metodología Design for change se basa en diferentes fases: siento, imagino, actúo, evolúo y comparto. Se fundamenta en que todos los niños y jóvenes tienen derecho a graduarse con el I can Mindset, una filosofía que les empodera dándoles la oportunidad de poner en práctica sus propias ideas para cambiar el mundo partiendo de su propio entorno.

A través de una experiencia de participación colectiva, niños de todo el mundo desarrollan proyectos reales para mejorar su entorno comprendiendo y resolviendo situaciones que les afectan. Cada proyecto hace posible que confíen en sus propias ideas para mejorar la realidad que les rodea e inspiren a otros niños y niñas que no se ven capaces de hacerlo, transmitiéndoles el espíritu I CAN (Yo Puedo).

El proceso está estructurado en cinco etapas que ayudan a navegar por su desarrollo, desde la identificación de un desafío hasta la generación de ideas, el paso a la acción, la reflexión sobre lo vivido y la comunicación de los proyectos. El objetivo es empoderar a los jóvenes, niños y niñas a cambiar el mundo y a llevar a cabo un vuelco sustancial en sus comunidades.

El proyecto nace en la India de la mano de Kiran Bir Sethi, una diseñadora india que ha creado un genuino proyecto de innovación en la educación que apuesta por dar libertad a los niños y guiarlos a través del “yo puedo” en su aprendizaje, haciendo que cada niño se sienta único y especial. Los proyectos anteriores versaron sobre temáticas tan de actualidad como violencia de género, medio ambiente, convivencia, diversidad funcional e inclusión, maltrato animal, comunicación intergeneracional, y salud, entre otros.

Cinco pasos

La metodología contempla cinco pasos. En el primero, SIENTE, los niños desarrollan la empatía, e identifican un problema, una situación que les molesta, etc. Como puede ser un caso de bullying que están sufriendo o la mejora de una instalación de su colegio. La variedad de temas a tratar es muy amplia. Las edades de los niños que participan en este proyecto comprende desde los 3 hasta los 18 años. El facilitador será el encargado de dirigir las conversaciones que tendrán los niños para que puedan identificar mejor el problema que quieren tratar. Es fundamental investigar y explorar los conflictos que puedan tener a su alrededor.

En segundo paso, IMAGINA, tiene como objetivo desarrollar la creatividad.  Se trata de proponer el mayor número de ideas posible (y cuanto más locas, mejor) para resolver la situación elegida. Con la solución más interesante para el grupo se hace un prototipo, se prueba, y se elabora un plan de acción. Lo importante es ser conscientes de que se a llevar a cabo un cambio real. Quizás haya que aterrizar la idea inicial y hacerla “realizable”: es una oportunidad para conseguir realizar su proyecto sin depender de nadie.

ACTÚA, el tercer paso, tiene como objetivo fomentar la confianza y el trabajo en equipo. Es el momento de poner en práctica la solución que han diseñado. Quizá las acciones no salgan tal y como las habían imaginado, pero no hay que frustrarse. Más adelante se podrá mejorar y llevar a cabo acciones más evolucionadas: lo importante es que su proyecto no se quede en una idea. Demuestran con orgullo que también PUEDEN.

La fase EVOLÚO desarrolla el pensamiento crítico. A través de la reflexión, evalúan la experiencia vivida y encuentran las claves para evolucionar de cara a acciones futuras. Esta fase es clave, ya que el verdadero crecimiento viene como consecuencia de la reflexión sobre la vivencia. Normalmente, tras hacer cualquier cosa, nos ponemos a pensar en lo siguiente sin meditar sobre lo vivido y aprendido. Por eso, para un aprendizaje real, es muy necesario pararse y reflexionar. Es una fase que solo se hace en España.

La última fase de la metodología es COMPARTE, cuyo objetivo es desarrollar comunidad y comunicación. Es el momento de contar su historia de cambio a la gente más cercana y al mundo. La misión es extender el I Can Mindset. Al compartir su proyecto, les estamos demostrando que lo que han llevado a cabo es importante. Por medio de una ficha y un vídeo, su aprendizaje se comparte e inspira al mundo entero. Ahora es el momento de celebrar que son protagonistas del cambio. Los proyectos pueden salir en medios o redes sociales para que los niños den a conocer sus ideas y sientan que sus proyectos sirven para desarrollar su comunidad. La intención además, es concienciar a los niños y niñas de que los problemas locales pueden dar soluciones globales como ayudar a contrarrestar el cambio climático.

Acción Social: Acción Social Trabajo: Voluntariado corporativo

  Deja tu comentario




  Enviar noticia