RSE

La Red Española del Pacto Mundial ha celebrado su Asamblea General en un acto presidido por Lise Kingo, CEO y directora ejecutiva de UN Global Compact

El 75% de las empresas adheridas al Pacto Mundial realizan acciones en ODS


19/06/2018 08:00:18 La Red Española del Pacto Mundial, la iniciativa más importante para la sostenibilidad del sector privado impulsada por las Naciones Unidas, ha celebrado su Asamblea General en un acto que ha contado con una nutrida representación de sus socios. Un encuentro que ha puesto especial foco en la implicación de tejido empresarial español en los retos que supone la Agenda 2030, la hoja de ruta global que desgrana los objetivos de la comunidad internacional en el periodo 2016-2030 para erradicar la pobreza y favorecer un desarrollo sostenible e igualitario. Asimismo, durante la cita se han revisado las iniciativas que esta entidad ha desarrollado en el último año, se han presentado las cuentas anuales de 2017 y se ha detallado el plan de acción marcado para este 2018.

Ángel Pes, presidente del organismo, ha querido agradecer en su discurso de apertura el compromiso de todas las grandes compañías, pymes y entidades -tercer sector, sindicatos, asociaciones empresariales e instituciones educativas- que forman parte de la Red. “Nos une la firme creencia de que el desarrollo sostenible es el único viable, algo de lo que nos sentimos muy orgullosos”, ha explicado para, a continuación, dar paso a Lise Kingo, CEO y directora ejecutiva de UN Global Compact, quien ha presidido la reunión.

En su intervención, Kingo ha reconocido el “increíble trabajo” que la Red Española está llevando a cabo, pues “supone un modelo de inspiración para las demás redes locales y contribuye de manera determinante a conseguir el objetivo que marcó Kofi Annan -secretario general de las Naciones Unidas entre 1997 y 2006- para Pacto Mundial: poner un rostro más humano a la globalización”. Asimismo, ha destacado el papel que la Red está desarrollando, junto con el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC), en la preparación de la evaluación voluntaria a la que nuestro país se someterá ante el Foro Político de Alto Nivel del ECOSOC, que se celebrará en julio en Nueva York.

En este camino hacia el desarrollo sostenible, los 17 ODS suponen la columna vertebral para esta transición. “Están desglosados en 169 metas concretas, lo que nos permite tener constancia en todo momento nuestro nivel de progreso”. Además, ha recordado cuáles son los ámbitos en los que necesitamos incidir con especial énfasis: el cambio climático (ODS 13) y las desigualdades (ODS 10). “La Cumbre de París de 2015 supuso un importante hito en la transición hacia una economía baja en carbono. No podemos olvidarnos de ese espíritu”, ha indicado. En lo relativo al segundo desafío, solo ha sido necesario recordar alguna cifra para dar muestra de la necesidad de un cambio: el 1% de la población concentra la misma riqueza que el 99% restante, la brecha de la igualdad de género a nivel global tardará 100 años en cerrarse, y el número de cargos de CEO ostentados por mujeres ha descendido un 25%.

Por otro lado, Kingo ha puesto en valor la proyección que los ODS ofrecen para cualquier compañía. “Nos ayudan a identificar riesgos y oportunidades. Es más, nos ayudan a convertir los riesgos en oportunidades de negocio”. Por ejemplo, acabar con la brecha de género conllevaría un aumento de 28 billones de dólares en el PIB mundial; su aplicación transversal generaría un valor de 12 billones de dólares para las industrias energéticas, de urbanismo, alimentación y agricultura y salud y bienestar, además de millones de nuevos empleos (72 en la India, 24 en Latino América y Caribe y 85 en África). Por ello, el 75% de las compañías adheridas al Pacto Mundial realizan acciones en ODS, y el Ceo está personalmente implicado en el 69% de los casos. En este punto, Kingo ha apuntado hacia otra herramienta fundamental para alcanzar estas metas: la innovación aplicada a los nuevos modelos de negocio.

Otro de los puntos que Kingo ha puesto en relieve es la importancia de las plataformas que se están impulsando desde Naciones Unidas para aglutinar a las empresas en torno a retos concretos. En este sentido, la semana pasada se lanzó una nueva para crear conciencia en torno a las amenazas que acechan a los océanos debidas, principalmente, a los efectos que el cambio climático y la acción humana tienen sobre ellos. “Se calcula que el 20% de la barrera de coral ha muerto, y en 2050 habrá más plástico que peces en nuestros mares”, ha recordado. Sin embargo, el ODS 14 -que es, precisamente, el relativo a la vida submarina- es el menos trabajado tanto en el panorama internacional como en España. Por ello, ha hecho un llamamiento a la acción y ha insistido en la necesidad de que todas las industrias que operan en este ecosistema -pesca, acuicultura, oil&gas…- se impliquen en la resolución de estos problemas.

Finalmente, Kingo ha lanzado un mensaje sobre el poder que cada individuo tiene para ser parte activa de este cambio y ha recordado que, aunque ya han pasado tres años desde la aprobación de la Agenda 2030, “todavía quedan por delante más de 4.000 días para convertirla en realidad”.

RSE. Buen Gobierno y Reputación: Responsabilidad Social

  Deja tu comentario




  Enviar noticia