RSE

IRTA, Kellogg y Ebro Foods analizan diferentes medidas para aumentar la biodiversidad y beneficiar la producción de arroz

Promover la biodiversidad beneficia la producción sostenible del arroz


24/04/2018 08:06:59 Gracias a la colaboración de Kellogg y Ebro Foods con el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) se ha estudiado la gestión de la biodiversidad en beneficio del cultivo de arroz y su sostenibilidad en el Delta del Ebro.

El objetivo principal del estudio ha sido analizar las oportunidades de implementar medidas que favorezcan la biodiversidad y que podrían ser beneficiosas para el cultivo del arroz y su sostenibilidad. La biodiversidad es la variedad de la vida en nuestro planeta y su correcta gestión facilita la puesta en marcha de políticas y acciones que favorecen la protección de nuestro entorno.

El estudio, desarrollado durante el año 2017, concluye que las medidas mejor valoradas por la comunidad agrícola y más eficaces para favorecer la biodiversidad fueron algunas de las ya promovidas por el programa de agricultura sostenible Origins® de Kellogg y aplicadas por los agricultores del Delta del Ebro en los últimos años: plantar lirios amarillos para mantener la estabilidad de los canales de drenaje y aumentar la población de murciélagos mediante la instalación de nidos para mejorar el control de plagas.

Plantar lirios amarillos

El mantenimiento de una red de drenaje eficiente para gestionar el agua es uno de los principales intereses en la producción de arroz y una de las mayores limitaciones es la presencia del cangrejo rojo americano. Esta especie invasora construye galerías subterráneas que impiden el control del nivel del agua y favorecen el colapso de algunas infraestructuras. Plantar lirios amarillos (Iris pseudacorus), que crean con sus raíces una red que impiden al cangrejo hacer sus galerías, ayuda a mantener la estabilidad de los canales de drenaje.

Instalación de nidos para murciélagos

El barrenador del arroz (Chilo suppressalis) es un insecto cuyas larvas perforan las cañas de arroz para alimentarse de los tejidos internos de la planta, produciendo importantes daños. La instalación de nidos facilita el crecimiento de las poblaciones de sus predadores, especialmente murciélagos, controlando la plaga de forma natural.

Nuevas medidas

 

Además de las medidas ya implantadas, el IRTA recomienda nuevas medidas, basadas en su aceptación inicial por los agricultores y los expertos. Estas consisten en favorecer hábitats adecuados para las libélulas para controlar las plagas de quironómidos, la siembra de cola de caballo, planta silvestre con propiedades fungicidas e insecticidas que ayuda a combatir hongos, pulgones y arañas rojas, y la instalación de nidos y perchas para que proliferen las aves rapaces diurnas y nocturnas que ayudan a controlar la presencia de roedores y otras aves silvestres.

Los investigadores del IRTA han realizado este análisis con la colaboración activa de agricultores, técnicos del sector y expertos medioambientales para identificar cuáles son las medidas de protección de la biodiversidad de los arrozales que a la vez ayudan los agricultores, teniendo en cuenta criterios agrícolas, ambientales, económicos y sociales.

Según Carles Ibáñez, Doctor en Biología e investigador de Ecosistemas Acuáticos del IRTA, que ha participado en este estudio, “el trabajo realizado permite establecer un plan orientado a impulsar la biodiversidad incluyendo medidas agronómicas y de gestión del hábitat específicas, que se implementarán de forma experimental en colaboración entre agricultores e investigadores”.

Los agricultores participantes en el estudio también forman parte del programa de agricultura sostenible Origins® de Kellogg. El 2017 ha sido el quinto año consecutivo de aplicación del programa y se ha conseguido un incremento de rendimiento medio de las parcelas participantes de un 6,5% con respecto al rendimiento medio de la zona arrocera del Delta del Ebro, que se suma a incrementos de hasta el 19% en los años anteriores . Desde hace décadas Kellogg utiliza arroz producido en España como materia prima para la elaboración de cereales de desayuno, entre otros Choco Krispies y Special K, que se elaboran en su planta situada en Valls (Tarragona) y desde la que se exportan a más de 20 países.

Para Ebro Foods, líder mundial en el sector del arroz y uno de los proveedores de ingredientes de Kellogg, este proyecto se enmarca en el compromiso con la sostenibilidad de su cadena de suministro, ya que el Delta del Ebro desempeña un papel importante en la política de abastecimiento de arroz del Grupo, en España. Los resultados de este estudio permitirán la puesta en marcha de nuevos parámetros y técnicas de cultivo que incrementarán la sostenibilidad del arroz producido en el Delta y contribuirán a la preservación de la biodiversidad en esta área geográfica.

Salud y alimentación: Agricultura ecológica

  Deja tu comentario




  Enviar noticia