RSE

Cuatro emprendedores sociales y dos escuelas españolas se suman a Ashoka

Ashoka suma cuatro nuevos emprendedores sociales a su red mundial


31/10/2017 08:00:49 Revolucionar la forma en la que los niños aprenden a escribir. Mejorar radicalmente los diagnósticos médicos. Apoyar los proyectos de miles de emprendedores. Y luchar contra la despoblación de la España rural. Esos son los objetivos de los cuatro emprendedores sociales españoles que se han incorporado, desde el 30 de octubre, a Ashoka, la red global de innovadores sociales más importante del mundo. Ayer tuvo lugar su presentación en el Auditorio de Mutua Madrileña, en Madrid.

Roser Ballesteros, Ignacio Medrano, Pablo Santaeufemia y Victoria Tortosa son las caras visibles de estos cuatro proyectos rompedores, únicos y necesarios. Sus propuestas tienen potencial para revolucionar áreas clave de la educación, la medicina, el emprendimiento y las políticas sociales y, además, contribuyen a cumplir con cuatro de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por Naciones Unidas en la Agenda 2030. 

Durante el acto de presentación, la presidenta de Fundación COTEC, Cristina Garmendia, aseguró que “las metas que tenemos que alcanzar son ambiciosas y urgentes. Pobreza, envejecimiento, cambio climático, inteligencia artificial…”. Y añadió: “Nos enfrentamos a unos retos de tal dimensión que es impensable abordarlos sin innovación: innovación en servicios, en procesos, en organización y en alianzas. Hay que innovar en la forma de crear nuevas redes, aliados improbables que permitan la multiplicación del impacto.”

Los emprendedores seleccionados y sus proyectos

Creado en Barcelona por Roser Ballesteros, Vox Prima es un proyecto que multiplica la creatividad de los alumnos y su capacidad de expresión escrita a través de la PictoEscritura. Gracias a esta metodología, los niños viven en primera persona el proceso de creación, edición y publicación de un libro (su libro) con un método demostrado que une el dibujo y la redacción.  Tal y como explica Roser Ballesteros, “a lo largo de estos años hemos desarrollado una metodología de aprendizaje que lo que hace es darle tanta importancia a la alfabetización como a la creatividad”.

Por su parte,Ignacio Medrano ha lanzado Savana con el objetivo de mejorar exponencialmente el acierto de los médicos en sus diagnósticos. Este “Google” médico permite acceder a la información colectiva de millones de historiales clínicos y así facilitar la toma de decisiones.  “Me llamaba la atención de que los pacientes reciben desigual atención en función de cómo de bien informado esté su médico. Muchas veces la desigualdad en la atención sanitaria no es un problema de acceso a tratamientos o de acceso a pruebas, es un problema de acceso a la información”, asegura el neurólogo Ignacio Medrano.

Con sede en Madrid, Pablo Santaeufemia ha creado Bridge for Billions, una incubadora digital que facilita el lanzamiento y la consolidación de los proyectos de emprendedores excluidos del sistema tradicional por su proveniencia, género o situación socioeconómica. “Lo que yo quería era intentar democratizar el acceso a las metodologías para que cualquier emprendedor de cualquier parte del mundo pudiera tener acceso a ellas y un mentor, un experto en su área, le pudiera guiar paso a paso en un proceso de tres meses”, explica Pablo Santaeufemia.

Y, finalmente, Victoria Tortosa ha puesto en marcha La Exclusiva en Soria y Burgos.Un sistema de logística social que busca luchar contra la despoblación rural proporcionando productos y servicios – y una atención humana y personalizada – a los habitantes de pueblos aislados.  “La Exclusiva era el autobús que unía Soria con la zona de Tierras Altas que es la zona más despoblada de Europa, con tan solo dos habitantes por kilómetro cuadrado”, comenta Victoria Tortosa. Con esta iniciativa, Tortosa explica que “hemos transformado un modelo de negocio tradicional de venta al por menor y venta ambulante en un sistema de logística social que busca llegar a más personas para que no se marchen de su casa”. 

Red de Escuelas Changemaker

Paralelamente, Ashoka también ha creado una red de Escuelas Changemaker integrada por centros educativos (públicos, concertados o privados) con resultados académicos excelentes que han puesto el acento en que sus alumnos se formen para mejorar el mundoy ser, así, agentes del cambio.

“En las Escuelas Changemaker, a través de proyectos educativos integrales, los chicos y chicas aprenden a ser agentes del cambio. Lo practican y toman conciencia de su poder para transformar sus vidas y la de los que les rodean,” explica David Martín Díaz, codirector de Ashoka España. “Solo con esta actitud conseguiremos que objetivos como los que nos hemos propuesto para 2030 se cumplan.”

Desde el 30 de octubre se incorporan a la red de Escuelas Changemaker el colegio Verdemar de Santander (Cantabria) y el IES Miguel Catalán de Coslada (Madrid).

El colegio concertado de Verdemar apuesta por educar en el emprendimiento social a través de las cooperativas donde los estudiantes dirigen y trabajan en proyectos en los que aplican al mundo real lo que han aprendido en clase.

 

El centro público Miguel Catalán, por su parte, está comprometido con los Proyectos de Aprendizaje-Servicio, mediante los cuales los alumnos salen de las aulas para ayudar a sus vecinos, donando sangre, organizando jornadas de solidaridad, trabajando en un centro de protección animal… y así se convierten en protagonistas de la transformación de su entorno. 

 

Acción Social: Acción Social

  Deja tu comentario




  Enviar noticia