RSE

2017, Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo

El 85% de las personas con discapacidad considera insuficiente la oferta de turismo accesible


06/07/2017 08:03:00 Fundación Adecco ha revelado que 6 de cada 10 personas con movilidad reducida dejará de viajar este verano por falta de servicios e instalaciones accesibles. Según Enrique Rovira-Beleta, arquitecto con discapacidad, “la accesibilidad es un gran negocio turístico que no se está aprovechando, pues si viaja una persona con discapacidad, posiblemente lo haga toda su familia, lo que aumentaría los beneficios económicos de las empresas turísticas, que podrían generar más empleos”.

2017 ha sido declarado por las Naciones Unidas como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, con el objetivo de sensibilizar acerca de la contribución del turismo sostenible al desarrollo.

Dada la importancia del sector turístico como motor de acercamiento entre culturas y fomento del respeto y la tolerancia, la Fundación Adecco ha analizado si se trata de una actividad inclusiva para las personas con discapacidad física y/o problemas de desplazamiento. Para ello, ha realizado una encuesta interna a personas con movilidad reducida

Oportunidades perdidas: discapacidad y turismo senior

Según la Red Española de Turismo Accesible, el 70% de los ciudadanos europeos con algún tipo de discapacidad tiene posibilidades económicas para viajar. Teniendo en cuenta que suelen hacerlo acompañados de familiares y amigos, el potencial del turismo accesible asciende a 58,11 millones de viajeros.

Sin embargo, es un potencial que no se está aprovechando. Según LA Fundación Adecco el 85% de las personas con movilidad reducida considera insuficiente la oferta de turismo accesible. Además, este verano, 6 de cada 10 dejará de viajar a ciertos destinos que le resultaban de interés, debido a la falta de servicios e instalaciones accesibles.

Por otra parte, según datos de la encuesta, el 25% de las personas con movilidad reducida invierte más de 4.000 euros anuales en viajes, un porcentaje que podría incrementarse con más oferta turística accesible.

Pero además, la ausencia de accesibilidad también puede repercutir negativamente en el turismo senior. En una sociedad que ha alcanzado su récord de envejecimiento, las personas mayores demandan seguridad y comodidad en todas sus actividades.

Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, “potenciar la accesibilidad es estratégico para nuestra economía, en un contexto en el que nuestro país está en récord de envejecimiento, con una proporción de 116 mayores de 64 años por cada 100 menores de 16 (casi el doble que en 1990).

Accesibilidad: un gran negocio turístico

Según Rovira-Beleta, arquitecto con discapacidad, “la accesibilidad es un gran negocio turístico que no se está aprovechando, pues si viaja una persona con discapacidad, posiblemente lo haga toda su familia, lo que aumentaría los beneficios económicos de las empresas turísticas, que podrían generar más empleos”.

Rovira-Beleta, aunque reconoce el valor de las normativas de accesibilidad vigentes, destaca que, por ejemplo, ·en los establecimientos hoteleros, únicamente se dispone de las habitaciones accesibles, están ubicadas en los espacios menos atractivos: son interiores, lejanas y no se utilizan con normalidad”.

Para el arquitecto, la accesibilidad desapercibida es “la que cambia actitudes y modifica mínimamente los diseños existentes para que sean mucho más utilizables para todos”. Por último, remarca que “el sector hotelero es uno de los que necesita más mejoras para las personas con discapacidad ya que hay multitud de espacios que no son accesibles"

Barreras digitales: el otro Talón de Aquiles

El creciente desarrollo tecnológico ha permitido la proliferación de multitud de Apps y útiles que ayudan a identificar establecimientos accesibles para las personas con movilidad reducida: desde rutas turísticas hasta plazas de aparcamiento.

Sin embargo, Rovira- Beleta se mantiene crítico al respecto. “Las nuevas Tecnologías han ayudado a que la información, fluya, pero es necesario un control de calidad para que sea realmente verídica. Por ejemplo, no es lo mismo decir que se dispone de rampa de acceso cuando en realidad se trata de un 'tobogán' debido a su pronunciada pendiente”, señala.

Además, el arquitecto pone sobre la mesa otra carencia: los motores de búsqueda. “Las páginas de buscadores de hoteles te permiten localizar establecimientos por precios, personas, ubicación, etc… pero ninguno permite buscar habitaciones por accesibilidad, con lo que supone un verdadero quebradero de cabeza a la hora de viajar, porque debemos comprobar personalmente las condiciones de accesibilidad de todos los servicios, con el gasto económico y emocional extra que supone”.

RSE. Buen Gobierno y Reputación: Responsabilidad Social Trabajo: Discapacitados y colectivos desfavorecidos

  Deja tu comentario




  Enviar noticia