RSE

La compañía seguirá trabajando en la reducción de azúcar añadido

Danone se compromete con la salud y la nutrición


10/02/2017 08:50:07 Danone implementa una nueva política nutricional con ambiciosos objetivos de cara a 2020. Esta iniciativa, lanzada por la compañía a nivel global en octubre de 2016, se articula alrededor de seis compromisos fundamentales. Estos compromisos contemplan, entre otras medidas, la reducción del contenido de grasas y de azúcares añadidos. En concreto, la compañía reducirá en España un 22% el azúcar añadido, dentro de sus productos lácteos fermentados de consumo diario.

Danone ha mantenido vivo su compromiso con la salud y la nutrición desde hace casi 100 años, en línea con la misión de la compañía de aportar salud a través de la alimentación al mayor número posible de personas. Por ello, la Compañía Danone a nivel mundial ha decidido llevar su política nutricional más allá, implementando desde el pasado mes de octubre seis compromisos nutricionales ambiciosos y medibles, con un plan de trabajo desde hoy hasta el año 2020.

Jérôme Boesch, Presidente y Consejero Delegado de Danone, explica: “Danone nació hace casi 100 años con el fin de contribuir a mejorar la salud de las personas. Por ello, trabajamos desde entonces para adecuar nuestros productos a los retos nutricionales y de salud de la sociedad, en línea con las recomendaciones de las sociedades científicas y los organismos sanitarios. Los compromisos nutricionales que presentamos hoy son el resultado de un importante esfuerzo corporativo y una guía que marcará las actuaciones que llevaremos a cabo sobre nuestro portfolio en los próximos años”.

Danone lleva años trabajando en la revisión y mejora de los perfiles nutricionales de sus productos y en poner esta información a disposición del consumidor para que pueda hacer una elección informada. La reducción del contenido en grasas y azúcares añadidos es uno de los pilares de estas actuaciones. En consecuencia, en los últimos diez años la empresa ha reformulado en España cerca del 60% de su volumen de venta de las referencias con azúcar añadido, lo que representa una reducción del 16% de este azúcar añadido. Es importante destacar que el yogur tiene azúcar naturalmente presente, la lactosa: aproximadamente 4 g por 100 g de producto.

Danone ha decidido llevar su compromiso nutricional aún más lejos, basándose en recomendaciones oficiales de ingesta de nutrientes (OMS, EFSA, US, IOM, etc.), referencias científicas sobre patrones de dieta y objetivos internos desarrollados a partir de sus programas propios de investigación. Concretamente en España, de cara a 2020, tiene objetivos tan ambiciosos como los siguientes:

Todos sus productos lácteos fermentados de consumo diario (las familias de Activia, Actimel, Danacol, Vitalinea, Densia, Mi Primer Danone, Danonino y la gama de yogur básico) serán bajos en grasa (máximo 2,5% M.G.).

Reducirá un 22% el azúcar añadido de sus productos lácteos fermentados de consumo diario. El aporte energético del 90% de la gama estará por debajo de 100 Kcal por 100 g de producto.

Además, también de aquí al 2020, las principales marcas de Danone contribuirán a ofrecer opciones más saludables combinando dos criterios: una experiencia de producto superior para el consumidor y una mayor calidad nutricional en comparación con otras alternativas.

La importancia del yogur y las leches fermentadas en una dieta saludable
El yogur es un alimento que proporciona una importante cantidad de nutrientes en relación con su valor energético. De esta manera, el yogur contribuye a la ingesta adecuada de minerales como el calcio, vitaminas y proteínas y es un indicador de un patrón de alimentación equilibrado y saludable.

Entre un 20 y un 30% de la población española presenta déficit de calcioii. Por ello es importante seguir las pautas de salud pública y de las sociedades científicas que recomiendan el consumo de 2 a 4 raciones diarias de lácteos.

Un 34% de la población española tiene problemas para digerir la lactosa. El yogur puede ser un aliado para estas personas ya que sus fermentos ayudan a digerir la lactosa del mismo.iv Durante la fermentación, y mayoritariamente en el intestino, los fermentos vivos del yogur convierten el azúcar naturalmente presente, la lactosa, en moléculas más digeribles. Por lo tanto, consumir yogur es una excelente opción para aquellos que tienen problemas para digerir la lactosa.

RSE. Buen Gobierno y Reputación: Responsabilidad Social | Buen Gobierno Salud y alimentación: Salud

  Deja tu comentario




  Enviar noticia