RSE

ESIC y Aldeas Infantiles SOS organizan la jornada '¿Son las empresas socialmente responsables más rentables?'

La rentabilidad de la RSC, a debate


25/01/2017 07:15:30 La Responsabilidad Social Corporativa es rentable para las empresas, según han coincidido varios expertos durante una jornada organizada por ESIC Business & Marketing School y Aldeas Infantiles SOS. No obstante, todavía queda trabajo por hacer puesto que solo el 55% de los CEO de las principales empresas globales consideran que la RSC aporta valor.

Según la Encuesta Mundial de CEO, elaborada por PwC y presentada recientemente en el Foro Económico Mundial de Davos, el 70% de los CEO considera que la Responsabilidad Corporativa es core en el negocio y el 85% opina que lo que se espera de ellos es que gestionen y den respuesta a las expectativas de los stakeholders. No obstante, solo el 55% considera que la RSC es rentable. Con estas cifras encima de la mesa, el presidente de la Fundación PwC, Jesús Díaz de la Hoz, afirma que “todavía hay labor que hacer para convencernos que esto genera rentabilidad para la empresa”. Un trabajo que para Díaz de la Hoz debe centrarse en el actual entorno marcado por el desempleo y el incremento del nivel de pobreza en los hogares. “Tenemos una sociedad con unos retos muy demandantes y la empresa no puede ser ajena a esta situación. Tiene que ser parte de la solución y para ello la RSC debe formar parte de la estrategia, impregnar a la cadena de valor y tener en cuenta los intereses de los diferentes stakeholders”, ha asegurado.

 

 

En esta línea, en el marco de la jornada “¿Son las empresas socialmente responsables más rentables?”, el director general de I Love Helping, Juan José González, ha afirmado que “en el siglo XIX luchábamos para combatir la esclavitud, en el siglo XX por los derechos humanos y parece que en el siglo XXI luchamos para neutralizar la desigualdad en el mundo”. Muestra de ello es que el 33% de la población mundial gana menos de 60 euros al mes, el 27% no tiene acceso al agua y el 13% tiene algún tipo de discapacidad. Estos datos, ha afirmado González, deben “generar una reflexión y todos debemos ser responsables del mundo en el que vivimos”. Por ello, ha apuntado que “las empresas son agentes fundamentales para el cambio social”.

Por su parte, Felipe Llano, director adjunto de la dirección general de ESIC, ha matizado que las compañías deben tener políticas de responsabilidad porque la sociedad así lo exige. “Aquellas empresas que muestren un comportamiento ético y alineado con la sociedad a la que sirven refuerzan su imagen y posicionamiento ante todos sus grupos de interés y, por lo tanto, probablemente mejoran su rentabilidad y su sostenibilidad en el medio plazo”, ha señalado.

 

 

El director del Área de Acción Social de la Fundación Mapfre, Daniel Restrepo, ha apuntado que las empresas modernas deben “generar bienestar desde todos los puntos de vista, no solo desde el material, también desde el humano, entrando ahí en juego la Responsabilidad Social Corporativa”. Hoy en día las empresas son “un artífice fundamental” del cambio y para conseguirlo “deben devolver a la sociedad una parte de los beneficios que obtienen de ella”, ha señalado Restrepo durante la jornada. Restrepo ha apuntado que desde la Fundación Mapfre se pretende generar “un sentimiento de orgullo y pertenencia” de los trabajadores a la compañía. “El éxito de una empresa es tener alma, porque está compuesta por personas y no por números”, ha destacado Restrepo.

Precisamente, los trabajadores es el agente principal fundamental para que la estrategia de RSC de una compañía sea exitosa. Esta es la convicción de la consultora independiente de Marketing y Comunicación, Sylvia Cabrera. En su intervención Cabrera ha asegurado “los empleados son los primeros a los que impactamos, los que van actuar de embajadores de esa causa hacia el exterior, y porque si no conseguimos involucrar a los trabajadores en la causa de la empresa va a ser extraordinariamente difícil que la sociedad le dé credibilidad”. Además, la consultora ha apuntado que este trabajo interno reporta importantes beneficios puesto que “el hecho de que los empleados se sientan involucrados con la empresa generará una mayor atracción y retención del talento y un mayor compromiso”.

Casos de éxito

A lo largo de la Jornada “¿Son las empresas socialmente responsables más rentables?”, que se celebró ayer en el campus central de ESIC Business & Marketing School de Pozuelo de Alarcón, también se expusieron casos de éxito y buenas prácticas de compañías que integran la RSC como parte de la estrategia de su negocio.

En este sentido, el director de Comunicación y Desarrollo Corporativo de Microsoft, Carlos de la Iglesia, ha explicado que “la mayoría de las niñas pierde el interés por la tecnología a los 14 años y solo el 25% de las universitarias estudia carreras técnicas”. Ante esta situación y con el objetivo de intentar que más mujeres formen parte del mundo de la tecnología, Microsoft ha puesto en marcha la iniciativa “Construyendo Futuro”. “El objetivo al final es que las mujeres dejen de usar la tecnología para inventarla”, ha añadido de la Iglesia. Asimismo, De la Iglesia ha explicado que Microsoft ha desarrollado una estrategia de RSC acorde con sus objetivos y basada en la tecnología. Microsoft, ha señalado, desarrolla productos accesibles para personas discapacitadas, trabaja con la infancia y la juventud, dona tecnología a las ONG y envía ayuda en momentos críticos, como a los desplazados por desastres naturales.

 

 

En la jornada también ha participado la coordinadora del programa de ayudas a la educación “CaixaProinfancia”, Ana Bustamente, que ha explicado cómo la entidad ayuda a familias en riesgo de exclusión social con propuestas como la que ella dirige. “Caixa ofrece una financiación estable, que beneficia tanto a las familias que pertenecen al proyecto CaixaProinfancia, si no a otras con las que trabajan las 350 entidades que forman parte del mismo”, ha señalado Bustamante.

Por su parte, el presidente de la Fundación PwC, Jesús Díaz de la Hoz, ha apuntado que en los últimos años las grandes empresas además de centrar sus objetivos en aumentar beneficios también han centrado los esfuerzos en la labor social, a través de sus fundaciones. La creación de fundaciones es importante para las compañías porque les permite “ser parte de la solución” de los problemas sociales, ha subrayado Díaz de la Hoz. Respecto a la Fundación PwC, ha explicado que aborda diferentes problemas dependiendo del país en el que actúa y en el caso de España pone “el foco en el desempleo”.

 

Acción Social: Acción Social RSE. Buen Gobierno y Reputación: Responsabilidad Social

  Deja tu comentario




  Enviar noticia