RSE

La línea la podrán usar ahora personas ajenas a la empresa

Lilly habilita una linea telefónica para denunciar el incumplimiento de su código ético


14/09/2016 08:20:00 Lilly ha abierto una línea telefónica para que terceros puedan denunciar incidencias relacionadas con el incumplimiento de su código ético de conducta y su programa de compliance corporativo. A través de esta vía, cualquier persona externa que se relaciona con la Compañía podrá comunicar posibles desviaciones respecto a su código, con el fin de reforzar la transparencia y las buenas prácticas en materia de responsabilidad empresarial en la relación con sus grupos de interés.

Lilly ha habilitado una línea telefónica, pública en su web, para que cualquier persona pueda comunicar a la compañía posibles desviaciones respecto a su código de conducta y su programa de compliance. Aunque ya contaba con este canal a nivel interno, la empresa ha decidido abrirlo, para que terceros puedan informar de comportamientos no éticos de cualquier empleado.

Los canales de denuncia son una de las principales herramientas con las que cuentan las organizaciones a la hora de monitorizar el correcto funcionamiento de sus modelos de compliance. De este modo, en el caso de que se reporte cualquier incidencia, la organización analizará el alcance de la desviación y, en caso necesario, tomará medidas para su corrección.

Además, para favorecer el uso de este servicio por parte de sus grupos de interés, Lilly ha garantizado la confidencialidad de los potenciales usuarios que puedan hacer uso de él y ha asegurado que, con ello, busca evitar cualquier represalia por parte de cualquier persona relacionada con los hechos alegados.

"Los canales de denuncia son mecanismos dinámicos que deben adaptarse a los cambios regulatorios y a las demandas de la los ciudadanos, cada vez más exigentes con los comportamientos de las empresas", señala Teresa Millán, directora de Asuntos Corporativos y RSE de Lilly España que afirma, también, que "para consolidar la transparencia" en que se basa el diálogo con los grupos de interés de la compañía.

Operando bajo estrictos criterios éticos a nivel global

El programa de Ethics & Compliance es uno de los componentes que definen la forma de hacer negocios de Lilly en todo el mundo. Para una mejor adaptación al contexto local, la afiliada española replica esas políticas y procedimientos corporativos adaptándolos según aplique la legislación y regulación sectorial.

Los procedimientos normalizados que son aplicables a los empleados de la compañía en España se refieren a aspectos como los requisitos y las limitaciones de solicitudes de profesionales sanitarios, relaciones éticas con terceras partes, requisitos y límites de hospitalidad o recepción de obsequios. Además, también existen normas internas que regulan actividades relacionadas con la ética en los negocios y que remiten a cuestiones tales como las acciones y los materiales utilizados en las relaciones públicas, la aprobación de materiales promocionales o educativos y las relaciones con asociaciones de pacientes o proveedores.

En este sentido, Lilly establece estrictas directrices internas para asegurar que todos sus empleados, independientemente de la antigüedad, posición o responsabilidad y en las relaciones con todos sus grupos de interés. Los dos principales documentos que recogen estas medidas internas son su código de conducta: 'El Libro Rojo' y Los Principios de Investigación Médica.

El 'Libro Rojo', proporciona los principios relativos a la conducta respetando los valores, requisitos legales y políticas de la empresa. Todos los empleados –sin diferenciación de perfiles- llevan a cabo una formación anual sobre este código incorporando casos prácticos y los comportamientos que resultarían apropiados.

Finalmente, Los Principios de Investigación Médica definen la conducta ética, las formas de financiación de la investigación clínica y el modo de llevar a cabo la comunicación de los resultados. Estos principios suponen una declaración sobre cómo y por qué Lilly realiza su investigación, su relación con los investigadores y la forma en que se comparten los resultados de los estudios.

RSE. Buen Gobierno y Reputación: Responsabilidad Social

1 comentarios Deja tu comentario

1 Alberto de Lapuente 16/09/16

Un paso importante, pero una línea de teléfono no garantiza al denunciante la confidencialidad en el tratamiento de la denuncia. La persona que quiere avisar a la empresa de una actitud fraudulenta, no lo hará si no siente protegida en este aspecto.
En DAS Compliance recomendamos utilizar un canal ético confidencial atendido por abogados externos a la compañía, con lo que se garantiza la confidencialidad y la posibilidad de acreditación en sede judicial en caso necesario.

dascompliance.es/canal-etico-denuncias-externo-funciona




  Enviar noticia