RSE

El informe de IPPR advierte que el aire de Londres es 'Letal e ilegal'

Presionan para que se prohíba el uso de coches diésel en Londres


27/07/2016 08:19:00 El análisis de IPPR advierte que Londres tendrá que retirar progresivamente los coches y autobuses diesel, a fin de cumplir con objetivos de contaminación del aire de la UE, ya que, bajo el régimen actual, la capital no podría llegar a cumplir con sus requisitos legales en la calidad del aire hasta 2025 o más tarde.

Los coches, furgonetas y autobuses que utilizan combustible diésel son “la principal causa de la contaminación del aire en la capital”, y aunque se están tomando medidas para desalentar su uso, a través de la imposición de tasas de congestión y zonas de aire limpio, esto podría ser insuficiente para limpiar el aire, según ha informado en un informe el Instituto de Investigación de Políticas Públicas (Institute for Public Policy Research, IPPR).

Tal y como publica el diario The Guardian, el estudio destaca que el número de vehículos diésel en las calles de la capital ha ido en aumento en los últimos años y la adopción de medidas drásticas, a propuesta del propio Instituto de Investigación, como la eliminación de los vehículos diésel, podría enfurecer aquellos conductores que compraron uno, bajo la creencia de que eran mejores para el medio ambiente. Una información que es, en parte, cierta.

Los motores diésel producen menos dióxido de carbono que sus equivalentes de gasolina, sin embargo, también producen óxidos de nitrógeno y partículas pequeñas que contaminan el aire y pueden causar dificultades respiratorias en las personas vulnerables, como ancianos y jóvenes, así como a las personas con dificultades o enfermedades respiratorias.

"El aire de Londres es letal e ilegal" afirmó Harry Quilter-Pinner, investigador en IPPR. "Esta es una crisis de salud pública y no debe ser ignorada". Quilter-Pinner aseguró además que en el análisis se recomienda que, para poder cubrir con los objetivos sobre contaminación marcados por la UE, Sadiq Khan, el recién reelegido alcalde de Londres, deberá, en última instancia, “eliminar los coches y autobuses diésel con el fin de alcanzar el cumplimiento legal”.

El informe, titulado “Letal e ilegal”, encontró que, bajo el régimen actual de contaminación del aire, Londres no cumplirá con estos requerimientos sobre la calidad del aire, por lo menos, hasta 2025. La eliminación gradual de los vehículos diésel de las calles de Londres "no será fácil", pero tampoco “imposible", afirma el centro de investigación.

Por su parte, Khan no dijo si iba a prohibir los vehículos diésel por completo, pero sí subrayó su intención de limpiar el aire de la capital. "La protección de los londinenses ante nuestro aire sucio y tóxico es una cuestión de vida o muerte", destacó.

"En lugar de hacer la vista gorda a esta creciente crisis de salud” debe ser una cuestión de “alta prioridad” para los ministros, puntualizó el alcalde. Por ello, Khan informó que llevaría a cabo una consulta pública sobre la contaminación del aire, e instó a la gente a que expresaran sus opiniones.

Alan Andrews, abogado de ClientEarth, ha destaco, por otro lado, que “se necesita una Ley de Aire Limpio ambiciosa y audaz para todo el país” y que “se debe eliminar el diésel y acelerar el cambio a un transporte de emisiones cero”, con el fin de ayudar a las ciudades a “limpiar” su aire y “alcanzar los límites legales tan pronto como sea posible".

  Deja tu comentario




  Enviar noticia