RSE

Se cumplen años del terremoto, tsunami y accidente nuclear en Japón

Greenpeace denuncia una grave falta de control sobre los residuos radiactivos de Fukushima


12/03/2015 08:49:36 Ayer miércoles se cumplieron cuatro años del terremoto y tsunami en Japón que supuso el accidente nuclear en Fukushima. Greenpeace ha aprovechado la fecha para hacer públicos informes sobre la situación actual en la zona del accidente. La entidad ecologista advierte que se siguen liberando importantes cantidades de contaminación “y de que la probabilidad de nuevos accidentes sigue siendo alta”.

Uno de estos informes es La Crisis Nuclear Japonesa, informe sobre el estado de Fukushima Daichii, un documento que detalla diferentes problemas como, según ha explicado la ONG, “no se conoce la ubicación exacta de los núcleos fundidos, causantes de la emisión de la radiactividad peligrosa para la salud y el medio ambiente, aunque se acepta que una gran proporción se ha derretido a través de las vasijas a presión”. Greenpeace también alerta que todavía existen aguas contaminadas en la zona y que los niveles de radiación continúan siendo muy elevados. “En el monitoreo que Greenpeace realizó en octubre de 2014 encontró que un 59% de las mediciones de radiación sobrepasaban el nivel objetivo. Hay radiación a niveles suficientemente altos como para plantear problemas de salud para las personas que siguen conviviendo a diario con esta contaminación”, añade el estudio.

A través de este estudio Greenpeace también ha denunciado que existen “residuos nucleares hasta en patios traseros de viviendas”. “Las áreas de almacenamiento temporal ya están cerca de su capacidad máxima y los residuos radiactivos se están almacenando en alrededor de 54.000 lugares de la prefectura de Fukushima, incluyendo los patios traseros de las viviendas, aparcamientos y parques”, asegura la ONG.

Otro de los hechos que destaca el informe es que a partir de este año es cuando se deben extraer el combustible gastado en los reactores ubicados en “la zona más complicada”, dos reactores “en los que hay elevados niveles de dosis de radiación que hace que sea imposible para los seres humanos trabajar”.

Finalmente, el análisis la Crisis Nuclear Japonesa, informe sobre el estado de Fukushima Daichii también pone de relieve que “el desmantelamiento de la central nuclear es una incógnita”, que empezará entre 2020 y 2015 y que el plan general está “condicionado a una serie de presupuestos que son irrealizables”.

El segundo informe de Greenpeace, Los efectos de Fukushima. El declive de la industria nuclear se precipita, ofrece una perspectiva general del impacto que ha tenido el desastre de Fukushima en la industria nuclear, tanto en Japón como en el mundo entero. Entre los puntos destacados, Greenpeace incluye el hecho que “los 48 reactores nucleares de Japón (sin contar el de Fukushima Daiichi) se encuentran en parada a largo plazo”, cumpliéndose el 11 de marzo casi medio año sin energía nuclear”. “Esto no ha causado ningún corte en el suministro eléctrico”, dice la ONG. “Los 18 meses sin energía nuclear en Japón demuestran inequívocamente que esta energía no es indispensable, sino una tecnología anticuada y poco competitiva. A Japón no le quedan excusas para echar el cierre definitivo a todos sus reactores nucleares”, explica Raquel Montón, experta en energía nuclear de Greenpeace.

Greenpeace está recogiendo firmas para parar los procesos de reapertura que se han puesto en marcha en Japón, hasta el momento para la central nuclear de Sendai y Takahama, y pedir el cierre definitivo de todos los reactores nucleares de Japón.

Medio Ambiente: Contaminación

  Deja tu comentario




  Enviar noticia