RSE

La contratación a personas en riesgo de exclusión crece por encima de la media, según el SEPE

Las contrataciones a personas con discapacidad crecen por encima de la media: un 19% frente al 13% general


20/02/2015 09:47:14 Según datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), en 2014 se crearon 433.900 nuevos empleos, incrementando la contratación general en un 13%. En este sentido, la contratación de personas en riesgo de exclusión no sólo no ha sido una excepción, sino que ha experimentado un repunte superior al general. Así, las personas con discapacidad registraron un incremento del 19% y los mayores de 45 años también superaron la media general, con un incremento de 17%.

Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco: “los mayores de 45 años han sido uno de los grupos más afectados por la destrucción de empleo, llegando a representar más del 40% de los desempleados. Por pura estadística y con la reactivación de la economía, ahora empiezan a recuperar lo que habían perdido. Las personas con discapacidad, por su parte, también sufrieron de manera evidente y directa los envites de la crisis, pero afortunadamente, y más allá de la ley que les ampara, las empresas empiezan a entender los valores extra que aportan a los equipos de trabajo: esfuerzo, motivación, sacrificio, etc. Todo ello hace que se estén integrando positivamente en la recuperación económica, superando el nivel de contrataciones que registraban antes de la crisis”.

En otras palabras, según informa Adecco, a raíz de la crisis económica, las empresas están entendiendo que la gestión de la diversidad no es una moda ni un adorno sólo al alcance de las cuentas más saneadas, sino un imperativo que determina la capacidad de la empresa para afrontar nuevos retos y ser más competitiva.

El perfil del trabajador

La Fundación Adecco integró en el mercado laboral a 5.161 personas en riesgo de exclusión social. Los datos arrojan que han sido en su mayoría mujeres (67%), frente a un 33% de hombres. Según Mesonero: “las mujeres siguen enfrentándose a un mayor riesgo de exclusión, debido a tics sociales y culturales que aún están asentados en nuestra sociedad, y que se traducen en un temor de las empresas a las bajas por maternidad o a la conciliación”.

En cuanto al grupo de edad, un 40% ha superado los 45 años. A pesar de que los demandantes de esta edad están copando la mayor parte del trabajo creado, no hay que olvidar que siguen enfrentándose a importantes prejuicios y estereotipos relacionados con una no siempre real desactualización de competencias.

Por otra parte, el nivel formativo del trabajador en riesgo de exclusión es, en su mayoría de estudios elementales (42%), seguido de un 18% con estudios secundarios y un 34% de Formación Profesional de Grado Medio. Sólo un 6% cuenta con estudios universitarios. En efecto, en nuestro mercado se cumple el precepto de “a mayor formación, menos paro”. Por tanto, un nivel formativo básico aumenta las posibilidades de exclusión social.

En cuanto al grupo de atención al que pertenecían las personas que han encontrado empleo, destaca que más de la la mitad (55,4%) tiene certificado de discapacidad, seguidos de un 16,9% mayor de 45 años parado de larga duración y un 15,2% que responde a un perfil de mujer con responsabilidades familiares no compartidas y /o víctimas de la violencia de género.

Por su parte, un 12,6% se encontraba en grave riesgo de exclusión por una situación económica precaria, al haber agotado todas las prestaciones. Según Mesonero: “la mayoría de las personas de este último grupo son derivadas por Servicios Sociales de base ante la ausencia de recursos o prestaciones. Se trata de personas que han pasado por todas las fases (pérdida de empleo, desempleo de larga duración, agotamiento prestaciones…) y se enfrentan al reto de empezar de cero”.

Principales sectores

¿Y en qué área de actividad se han integrado estos trabajadores? Los datos de la Fundación Adecco arrojan que el sector más habitual es el servicios (54,9%), siendo los puestos de administrativo, teleoperador y operario de limpieza los más habituales. El sector hostelería ocupa el segundo lugar (20,6%), repitiéndose profesiones como ayudante de cocina o camarero de pisos. También el sector industrial ocupa un lugar destacado (11,5%), con puestos como peón u operario de fabricación o producción.

Contratación más habitual

El tipo de contrato más habitual que han conseguido las personas en riesgo de exclusión es el temporal por Acumulación de Tareas, con un 48,7%. El contrato en prácticas ocupa el segundo lugar, con un 24,8%, seguido de la sustitución, con un 5%.

Plan 2020: Empleo para Todos

La Fundación Adecco ha puesto en marcha el Plan 2020: Empleo para Todos, un programa cuya misión es que ninguna persona encuentre barreras, desigualdades o discriminación en su acceso al empleo. Para ello, la Fundación Adecco se propone generar 30.000 empleos en los próximos 5 años, con el apoyo de 300 compañías comprometidas con la diversidad.

1 comentarios Deja tu comentario

1 Donna 25/02/15

Pensaba que te interesaría




  Enviar noticia