RSE

Declaraciones de Belén López Donaire, presidenta del Comité de RSC de Delaviuda

'La Responsabilidad Corporativa en términos ambientales resulta rentable'


27/01/2015 10:27:25 Mª Belén López Donaire, presidenta del Comité de RSC de Delaviuda Confectionery Group, ha participado esta mañana como ponente en el Curso de Posgrado Iberoamericano "Medio ambiente y mercado" de la UCLM, en el Campus de Toledo. Su exposición abordó el papel social de las empresas como agentes responsables en materia de protección del medio ambiente.

En la ponencia, la ejecutiva manifestó que si bien el compromiso de las empresas por el medio ambiente responde a la necesidad de cumplir con los requisitos legales de los diferentes gobiernos, atiende también a la demanda creciente de los consumidores por productos y organizaciones mercantiles que respeten el medio ambiente. En cualquier caso, señaló, que "la responsabilidad social en términos ambientales resulta rentable".

"Las empresas que se declaran respetuosas con el medio ambiente se encuentran en una posición de ventaja competitiva en el mercado, debido, en gran medida, a la presión ejercida por unos consumidores cada vez más concienciados sobre los problemas ambientales. Además, genera una serie de ventajas económicas como el ahorro energético o evita la imposición de sanciones económicas derivadas de responsabilidades administrativas o judiciales" aseguró Mª Belén López.

Sin embargo, también enfatizo otras consecuencias favorables que no están traducidas exclusivamente en un beneficio económico como: favorecer la confianza, el sentido de pertenencia de los empleados, la calidad y con ella la satisfacción de clientes, la mejora de la imagen de la empresa y el mayor apoyo de la comunidad y autoridades locales. "Todo esto contribuye a la disminución de los gastos, el aumento de la productividad y el logro de las metas de la organización", añadió.

Buen ejemplo de estas consideraciones es la política medioambiental asumida en Delaviuda Confectionery Group. La compañía cuenta con un sistema de gestión medioambiental propio basado en el compromiso con el cultivo responsable, el establecimiento de mejoras y la reducción del uso de embalajes, la separación de residuos y su posterior tratamiento y las inversiones destinadas a la reducción del consumo energético.

Entre las últimas, destacan las inversiones tecnológicas realizadas recientemente tanto en los almacenes o las plantas de producción de la compañía, dirigidas no sólo a la optimización de los procesos, sino también a la reducción del consumo de energía.

  Deja tu comentario




  Enviar noticia