RSE

Deberán, además, sufragar los costes de recuperación de los pozos afectados

Condenados a dos años tres directivos de Iberpotash por mala gestión de residuos


22/12/2014 08:01:43 Un juez de Manresa (Barcelona) ha condenado a dos años de cárcel a tres directivos de las minas de sal de Súria y Sallent de Iberpotash por contaminar las aguas de la zona, la cuenca del Llobregat, por la mala gestión de sus residuos y les ha obligado a sufragar el coste de la recuperación de los pozos afectados.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, el juzgado de lo penal número 1 de Manresa condena a los tres directivos, Rafael Eduardo Sánchez, Antonio Luis Sánchez y José Ramón Membrillera, a dos años de prisión cada uno por un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente.

El fallo también condena a los acusados a una multa de 13.500 euros cada uno y a sufragar de forma conjunta el coste económico de la recuperación ambiental hasta eliminar la elevada salinidad y los compuestos orgánicos que presentan las aguas de los pozos de la zona que contaminaron, y cuyas aguas no pueden ser destinadas ahora al consumo humano o del ganado.

La sentencia ordena también a los tres directivos de Iberpotash a tomar todas las medidas de restauración "que sean necesarias para preservar y mantener el equilibrio económico perturbado", así como a asumir el coste económico de la recuperación ecológica que permita el retorno de los valores de salinidad de las aguas a sus valores naturales, antes de ser contaminadas.

En la sentencia se condena además a los acusados a indemnizar, con Iberpotash como responsable civil subsidiaria, a cada uno de los propietarios de los pozos y fuentes particulares afectados, entre ellos al Ayuntamiento de Santpedor (Barcelona), titular de la Font Gran, por los perjuicios causados por la pérdida de los respectivos pozos y fuentes

El juez afea a los acusados su "deficiente gestión" de los depósitos y residuos, tanto en las minas de Súria como de Sallent, lo que provocó vertidos e inyecciones no autorizados que afectaron "muy negativamente" las aguas superficiales y subterráneas de la zona, "con el correspondiente peligro relevante de carácter medioambiental y contra la salud pública". La sentencia remarca que esta "deficiente gestión" se llevó a cabo debido a la "consciente falta efectiva de medidas de corrección medioambiental" adoptada por los tres acusados en la recogida de partículas contaminantes.

En el juicio, celebrado a principios de mes contra el director de producción de las minas, un consejero delegado de Iberpotash y el responsable medioambiental de la planta, el fiscal de Medio Ambiente Antoni Pelegrín rebajó su petición inicial de tres años y medio hasta los dos años y medio de cárcel para cada uno de los tres acusados. El proceso se inició el año 1997 a raíz de la denuncia que presentaron ante la Fiscalía de Medio Ambiente la plataforma Montsalat -formada por colectivos ecologistas y vecinales- por la salinización de aguas del entorno de los residuos salinos de Súria, Sallent y Balsareny (Barcelona).

 

Medio Ambiente: Contaminación | Preservación biodiversidad | Gestión de resíduos RSE. Buen Gobierno y Reputación: Responsabilidad Social

  Deja tu comentario




  Enviar noticia