RSE

Tras la 'salida del armario' del ex consejero delegado de BP, Lord Browne, y el de Apple, Tim Cook

¿Pueden ser los CEO abiertamente gays?


20/11/2014 09:34:24 Tal vez el hecho de que la cuestión se plantee ya es una clara muestra de la magnitud del problema. Eso es sin duda el punto de vista de John Browne, ex presidente ejecutivo de la petrolera BP Group.

Browne optó por responder 'no' a esta pregunta durante las cuatro décadas que permaneció a la cabeza de un sector tan masculinizado como el del petróleo y gas. Una confesión que él decidió posponer teniendo en cuenta los sentimientos anti-gay existentes en muchos de los países productores de petróleo del mundo.

Sin embargo, todos esos esfuerzos en mantener su negocio y su vida personal separados se fueron al traste cuando, en la cúspide de su carrera, en 2007 su ex novio Jeff Chevalier vendió su historia a un periódico sensacionalista británico. Browne terminó perdiendo su puesto de trabajo, no porque fuera gay, sino porque la versión que ofreció acerca de cómo conoció al ex escolta masculino Chevalier a como parte de su solicitud de una medida cautelar que busca evitar la publicación de la historia, no fue del todo cierta.

El armario de cristal

Browne admite el error en el primer capítulo de su libro "El armario de cristal: ¿Por qué salir del armario es un buen negocio". El libro, escrito a partir de 100 entrevistas a personas abiertamente homosexuales en posiciones de liderazgo en la política, el deporte, las artes, los negocios, etc., es un llamamiento para que nadie siga su ejemplo de ocultar su sexualidad.

"Miré a mi alrededor en las listas de los principales ejecutivos de las empresas de la lista Fortune 500, Fortune 1000, S&P 500, etc. y me di cuenta de que hasta el puesto 723 del índice S&P 1000 no se hallaba ningún CEO que fuera gay".

Hace nada, el CEO de Apple, Tim Cook, también hizo pública su homosexualidad, aunque teniendo en cuenta que el número de consejeros delegados públicamente gays es todavía mínimo, no está claro si la acción de Cook estimulará a otros a seguir a seguir el ejemplo.

Obstáculos culturales

Browne acepta que hubo algunas barreras culturales en su reticencia para hablar abiertamente de su condición sexual. Nacido en 1948, no fue hasta que tenía 19 años y en su segundo año en la Universidad de Cambridge, que la homosexualidad fue legalizada en el Reino Unido. Hasta entonces, ser homosexual estaba penado con cárcel y era motivo más que suficiente de chantaje.

La madre de Browne, Paula, superviviente de Auschwitx, le inculcó a su hijo una idea muy clara: "Si tienes un secreto, guárdalo solo para ti, porque si se lo dices a una sola persona ya no será un secreto y los demás podrán utilizarlo en tu contra". Otro de los principios heredados de su madre fue "no formar parte ni poder ser identificado con alguna minoría, ya que en los momentos difíciles son esas minorías las que salen peor paradas".

"Me uní a la empresa con esas reglas grabadas a fuego en mi mente y decidí que mis secretos se iban a quedar en secreto y que, a partir de entonces, tendría dos vidas completamente distintas: una vida de negocios y una vida privada que iba a mantener en secreto", reconoce ahora el ex CEO de BP.
mismos ".

1 comentarios Deja tu comentario

1 Olga Luisa Arroyo 26/11/14

"hasta el puesto 723 del índice S&P 1000 no se hallaba ningún CEO que fuera gay". ¿Y hasta qué puesto no aparece una mujer? ¿Será que sólo pueden ser CEO los hombres muy masculinos? Lo que es vergonzoso es que en 2014 todavía otorguemos semejante valor al sexo o a la tendencia sexual de las personas, igualito, igualito que hacía el hombre de Neardental.




  Enviar noticia