RSE

El test realizado por la revista Konsument concluye que todavía se percibe falta de transparencia, además de déficit en política ambiental y social

Illy y Nestlé, las empresas cafeteras más sostenibles


15/07/2014 08:03:52 En los últimos años la tendencia del café certificado se ha visto reforzada. Las certificaciones deberían garantizar el respeto a los estándares sociales y ecológicos mínimos en el ámbito de la obtención de las materia primas. “Y por el contrario, las condiciones reales de cultivo del café son, como antaño, pésimas en muchas ocasiones y muchas empresan rechazan la asunción de responsabilidades en la eliminación de los abusos sociales”, según informa el experto de VKI Peter Blazek.

Junto con otras asociaciones de defensa del consumidor, la VKI ha sometido a ocho conocidas empresas proveedoras de café a un “test ético” bastante completo. Conclusiones: muchas de las medidas no son suficientemente ambiciosas, en particular destaca la falta de controles sistemáticos en relación al respeto de los derechos de los trabajadores. El mejor resultado global lo han obtenido Illy y Nestlé. En última posición, la italiana Segafredo. Todos los resultados además de información complementaria pueden consultarse en número de Julio de la revista KONSUMENT disponible a aprtir del 26/6.

La relativamente pequeña empresa familiar Illy destaca sobre las demás en el este test, con un total de 73 puntos sobre 100. Sobretodo por lo que respecta a políticas sociales, Illy posee un estándar de certificación amplio y específico para cada país. Según Blazek de VKI lo que les falta es, no obstante, un control independiente. Además, el respeto a los requisitos ambientales se limita al cumplimiento de la normativa.

Por su parte, el grupo suizo Nestlé se muestra comprometido con la ecología, a pesar de que hasta ahora la empresa se limita a un estándar de certificación interno. Además, Nestlé ha sido hasta ahora la única empresa verdaderamente rigurosa a la hora de facilitar información sobre su actividad a favor de los derechos humanos, por lo que ha obtenido 64 puntos, obteniendo la segunda posición.

Déficit de Lavazza y Segafredo
Por el contrario, Lavazza ha obtenido un resultado menos satisfactorio. La empresa de la familia de Turín obtiene sólo el 28% de los puntos, relegada al penúltimo lugar. "Además de que las medidas de control de la empresa dejan mucho que desar, Lavazza ni siquiera dispone de ningún café certificado en la actualidad”, explica Peter Blazek.

No obstante, el peor resultado global ha sido el de Segafredo. Este proveedor de café italiano ha conseguido solamente 3 puntos en la “prueba ética”. La empresa que, según ellos mismos declaran, posee la plantación de café más grande del mundo, no practica ninguna política de sostenibilidad formal.

Toda la información detallada sobre todas las empresas sometidas a exámen y sus resultados en el test ético internacional se encuentran disponibles en www.konsument.at y a partir del 26/06 en la edición de Julio de la revista KONSUMENT.

  Deja tu comentario




  Enviar noticia