08/07/2014 09:37:12

Mitsubishi cuantifica en 94 las noches en las que tendremos problemas para conciliar el sueño

Según un estudio sobre el calor en las principales ciudades españolas, el número oscila entre las 12 de La Coruña y las 149 de Sevilla

En 2014 habrá problemas para conciliar el sueño durante 94 noches en la ciudad de Madrid a causa de las elevadas temperaturas, según un estudio realizado por Mitsubishi Heavy Industries y DigitalMeteo sobre el calor en las principales ciudades españolas. El número de veladas problemáticas se elevará a 105 en Barcelona, 112 en Valencia y 149 en Sevilla, mientras que en Zaragoza serán 84 y en La Coruña apenas serán 12.

Por encima de 26 grados, el mecanismo de refrigeración del cuerpo humano se pone en marcha e interfiere con el sueño, generando dificultades en el descanso nocturno. El presente estudio analiza el número de días susceptibles de provocar trastornos en el sueño en diferentes ciudades españolas.

El estudio, elaborado por los especialistas de DigitalMeteo, analiza las medias diezminutarias de los últimos cinco años en estas ciudades, tomando como referencia que la temperatura registrada en el interior de un edificio es en un 90% de los casos entre 3 y 5 grados superior a la media registrada esa jornada.

El análisis revela la gran cantidad de noches calurosas que se registran en nuestro país, en las que la temperatura puede alcanzar los 30 ºC a las doce de la madrugada, e incluso aquellas conocidas como “noches tropicales”, en las que el termómetro no desciende de 20ºC en ningún momento de la madrugada.

Es el caso de Madrid, ciudad con temperaturas muy altas por el día y cuyos valores máximos llegan hasta los 38ºC o los 39ºC anualmente. Pero si por algo destaca la capital es por las altas temperaturas que se registran de madrugada. En plena época de canícula es bastante común que las temperaturas marquen unos 30ºC alrededor de la medianoche, lo que hace difícil conciliar el sueño sin el uso de aire acondicionado.

Además los edificios cogen mucha temperatura debido a la insolación e incluso guardan calor, que va desprendiendo a lo largo de la madrugada. Así pues, si no corre el viento, es bastante común despertar con la misma temperatura con la que nos metemos a la cama, lo que complica las posibilidades de descanso.

En concreto, el número de noches en las que se superan los valores recomendados para dormir es de 94 al año: 17 en junio, 31 en julio, 31 en agosto y 15 en septiembre.

Como añadido, durante 30 noches al año la temperatura mínima no desciende de los 20ºC en toda la madrugada. Son las llamadas “noches tropicales”.

Más noches tropicales en Barcelona y en Valencia
En Barcelona el verano llega con bastante retraso, pero a cambio se extiende más en el mes de septiembre. En total son 105 las noches en las que podemos encontrar temperaturas por encima de los 26ºC que nos dificulten conciliar el sueño. El peor periodo es el que va desde el 12 de junio hasta el 26 de septiembre y destaca el alto número de noches tropicales en las que el termómetro no baja en ningún momento de los 20 grados: un total de 56.

Al igual que ocurre en la ciudad condal, en Valencia el efecto regulador del Mar Mediterráneo hace que se retrase el periodo estival, pero julio y agosto son meses realmente sofocantes. Si bien durante el día la brisa marina apacigua las temperaturas máximas, por la noche las mínimas se sitúan alrededor de los 26ºC o incluso 27ºC. Esto ocasiona que la ventilación nocturna sea nula.

En total, son 112 las noches en las que pueden surgir los problemas para dormir: 21 en junio, 31 en julio, 31 en agosto, 27 en septiembre y 2 en octubre, ya que el verano dura más que en otras ciudades españolas. Además, se contabilizan hasta un total de 68 noches tropicales.

Sevilla, más del 40% del año
Sevilla es la ciudad española con unas temperaturas máximas más elevadas. Su récord histórico de temperatura máxima se sitúa en los 46ºC y prácticamente todos los años el mercurio llega hasta los 43ºC o 44ºC. Con estos valores las viviendas superan por término medio los 26ºC 149 jornadas, que es más del 40% del año.

Sin embargo, gracias al efecto refrescante del río Guadalquivir, las temperaturas mínimas descienden más rápidamente que en otras ciudades y el número de noches tropicales (mínima superior a los 20ºC) se sitúa en 34, número menor que las registradas en Valencia o Barcelona.

La Coruña, con temperaturas más bajas
Si pensamos en La Coruña, rápidamente viene a nuestra mente un ambiente fresco y llevadero en verano. Esto es bastante cierto, ya que la media de temperaturas máximas en verano se sitúa alrededor de los 23ºC y gracias a la brisa marítima es difícil pasar calor. Sin embargo, coincidiendo habitualmente con los primeros días del mes de agosto, suele haber episodios de calor en Galicia, que pueden dejar perfectamente temperaturas superiores a los 35ºC en los momentos de más calor.

El estudio elaborado por Digital Meteo y Mitsubishi Heavy Industries recoge 12 días anuales en los cuales la temperatura de la vivienda será superior a los 22ºC e incluso una noche tropical. Asimismo, la elevada humedad que hay por esta zona del país, provoca habitualmente que la sensación de bochorno pueda ser incomoda aun cuando las temperaturas no son excesivamente elevadas.

84 noches difíciles en Zaragoza
El Valle del Ebro es uno de los lugares de España con un potencial más alto para conseguir temperaturas elevadas. Debido a su escasa altitud sobre el nivel del mar (200m) casi todos los años se alcanzan los 40ºC de temperatura máxima en Zaragoza.

Sin embargo, gracias al Cierzo (viento característico del Valle del Ebro) las temperaturas se compensan de manera importante, para dar como resultado un verano que tiene unas temperaturas medias bastante parecidas a Madrid en los meses estivales. Pese al calor, el propio río Ebro hace que la temperatura nocturna baje de una manera bastante rápida (solo 22 noches tropicales), dejando en 84 el número de noches anuales en las que es difícil conciliar el sueño.

Compartir:
  • linkedin share button