22/04/2014 09:00:48

Se van las golondrinas

España pierde cada año un millón de ejemplares de golondrinas a causa de los cambios e impacto en el medio rural, según la Sociedad Española de Ornitología

Estamos en primavera, pero sin golondrinas. España pierde cada año medio millón de ejemplares de golondrinas, según la Sociedad Española de Ornitología (SEO BirdLife). Los productos químicos, como los insecticidas y pesticidas, el éxodo rural y el deterioro del paisaje agrario son las principales causas de que su población haya descendido un 30% en la última década. Por esto, SEO BirdLife exige su conservación y ha elegido a la golondrina como Ave del Año 2014.

La tendencia al abandono rural, provoca que los hábitats de cría preferidos por las golondrinas queden abandonados y destruidos. A su vez, el abundante uso de insecticidas y otros productos químicos elimina su principal fuente de alimentación, que son los insectos, y hace más difícil su reproducción. Tampoco los edificios modernos son lugares propicios para construir sus nidos, y cada vez es más difícil encontrar materiales para la construcción de sus nidos en zonas urbanas. "La desaparición de las actividades agrícolas y ganaderas, a las que estaba ligada la golondrina ha ocasionado la pérdida de los insectos que le servían de alimento" explica el experto de la entidad conservacionista SEO BirdLife a La Vanguardia.

SEO BirdLife realiza un seguimiento de esta ave desde hace décadas, que permite analizar la evolución de sus poblaciones. El programa Sacre, sobre la Tendencia de las Aves en Primavera, señala la pérdida de 10 millones de aves de este tipo desde 1998. Pero no es la única víctima, otras especies de aves son analizadas y el estudio de los datos va en la misma dirección. Destaca un “descenso generalizado de las aves ligadas a ambientes agrarios y un aumento de las generalistas propias de medios forestales”, señalan desde la organización. Sin embargo, en Europa el declive de la población de golondrinas es aún superior. Los datos del European Bird Census Council (EBCC), indican un descenso en toda Europa del 35% para el periodo comprendido entre 1990-2011, informa SEO BirdLife.

Las aves son un indicador de la calidad de los ecosistemas y nuestro entorno. Según explican desde SEO BirdLife, las aves reaccionan de forma rápida y visible ante los cambios del medioambiente. Añaden que la Unión Europea considera el estado de las poblaciones silvestres de aves un índice de calidad de vida, citando el índice de seguimiento de las poblaciones de aves como uno de los más importantes del la oficina estadística europea, Eurostat.

Migraciones controladas
Desde la Sociedad Española de Ornitología, el anillamiento de las golondrinas ha permitido conocer datos significativos sobre la migración de esta ave y tener más conocimiento sobre su comportamiento, sus movimientos, rutas y zonas de invernada.

En total se realizaron 600.00 anidamientos y 5000 recuperaciones dentro del proyecto Euring Shallow el año pasado. Además, se realiza la geolocalización de las golondrinas dentro del Programa Migra, a partir de un aparato de menos de 0,6 gramos dispuesto en la espalda de las aves.

Por su parte, el hecho de conocer las rutas de la especie ha permitido a la organización detectar puntos clave en África. Este año, SEO BirdLife lanza una campaña de recogida de fondos para destinarlos a la conservación de golondrinas en África.

Compartir:
  • linkedin share button