14/03/2014 10:54:31

Apostar por una fiscalidad más ecológica podría mejorar la economía

La Comisión Europea recomienda el traslado de la presión fiscal a la contaminación

Son las conclusiones de un estudio publicado por la CE, el texto demuestra que las políticas medioambientales puede incentivar el crecimiento económico mediante una fiscalidad más ecológica.

Desplazar impuestos del trabajo hacia la contaminación (incrementando, por ejemplo, los que gravan las causas que contaminan la atmósfera y el agua) generaría ingresos por valor de 35.000 millones de euros, en términos reales, en 2016 y de 101.000 millones en 2025, y que estas cifras serían aún mayores si se tomaran medidas para eliminar subvenciones perjudiciales para el medio ambiente. Así de contundente se muestra el estudio de la CE sobre el potencial y los beneficios de una fiscalidad más ecológica, basado en datos de doce Estados miembros, indica que en función del estado miembro, las ingresos potenciales en 2025 supondrían entre algo más del 1 % y un poco más del 2,5 % del PIB anual.

La CE quiere que las políticas macroeconómicas sean sostenibles, no solo económica y socialmente, sino también medioambientalmente. Aunque éste no es el primer informe que emite el organismo europeo, ya se habían realizado otros estudios con anterioridad, que estudiaron la aplicación de la legislación sobre residuos para fomentar el crecimiento verde. Ahí se destacaban los beneficios económicos que lleva aparejado el medio ambiente y demostró que la aplicación completa de la legislación en este ámbito permitiría ahorrar 72.000 millones de euros al año, aumentaría en 42.000 millones de euros el volumen de negocios anual del sector de la gestión y el reciclado de residuos de la UE y crearía más de 400.000 puestos de trabajos hasta 2020.

Compartir:
  • linkedin share button