05/03/2014 16:37:51

5 consejos para no tirar comida

Cada año en el mundo se desperdician cerca de 1.300 millones de toneladas de alimentos

Las cifras son alarmantes. Los países desarrollados tiran entre 250 y 300 kilos por persona y año. Entre un cuarto y un tercio de los alimentos que se producen van a la basura, según el Banco Mundial. El planeta produce alimentos suficientes para que todos sus habitantes consuman calorías necesarias, pero millones de niños sufren desnutrición crónica. El desperdicio cero resulta inalcanzable, pero el margen de mejora es amplísimo. Desde los hogares se puede hacer mucho para cambiar esta realidad y así beneficiar la economía familiar.

Las soluciones son múltiples, algunas requieren un gran coste económico en infraestructuras, otras sólo pequeñas inversiones. La concienciación de los consumidores y distribuidores es fundamental. Los alimentos se desaprovechan en las fases de consumo (35%), producción (24%) y almacenamiento de la comida (24%).

A pequeña escala podemos tomar algunas medidas domésticas para evitarlo. Con estas propuestas no desperdiciará alimentos y podrá ahorrar dinero. 10 prácticas recomendables para que la comida no se desaproveche.

1- Planifique la compra: Confeccionar una lista con los alimentos necesarios y elaborar un menú semanal. Una vez en la tienda comprar sólo lo apuntado. No se deje llevar por ofertas o promociones ni ir a la compra con hambre, adquirirá productos de más.
2- Congele: Separar en raciones los alimentos cocinados para poder descongelar cuando sea necesario. El pan en rebanadas es un gran ejemplo. Piense cuántas veces una barra de pan seco ha acabado en el cubo de la basura.
3- Mantenga la nevera en orden y rote sus alimentos: Para garantizar la frescura y longevidad de los productos, debe conservarlos a una temperatura comprendida entre 1 y 5º C. Ponga delante los que ya estaban en el frigorífico y ubique detrás los que acaba de comprar. Así no encontrará sorpresas caducadas.
4- Sirva raciones pequeñas de comida: No es necesario llenar el plato. Es mejor repetir que tirar lo que no se hayan acabado.
5- Aproveche los restos: Se pueden utilizar como ingredientes para otro plato o incluso congelarlos. Hacer batidos es una alternativa para la fruta madura. Con los residuos desechables también puede hacer compostaje y conseguir abono para plantas.

Compartir:
  • linkedin share button