10/04/2013 12:42:08

La Comisión Europea quiere poner orden en el 'laberinto ecológico'

Bruselas impulsa un método único para medir el comportamiento ambiental de productos y organizaciones

La Comisión Europea se ha propuesto poner orden en lo que denomina el "laberinto ecológico", es decir, los distintos métodos promovidos por gobiernos e iniciativas privadas para medir el impacto ecológico de los productos y la actividad de las organizaciones.

Según el último Eurobarómetro sobre los productos ecológicos, el 48 % de los consumidores europeos están desorientados ante el flujo de información ambiental que reciben. Los consumidores se declaran confundidos por la presencia de demasiadas etiquetas de información que dificultan la comparación entre productos.

Las empresas y organizaciones, por su parte, a menudo se ven obligadas a pagar costes múltiples para facilitar información ambiental. Son varias las asociaciones industriales que han reclamado también un planteamiento europeo basado en evaluaciones científicas y análisis del ciclo de vida a escala de la UE, y han expresado su temor a que la multiplicidad de iniciativas nacionales contravenga a los principios del mercado único.

Las acciones de la Comisión tienen como objetivo eliminar los obstáculos existentes y ayudar a los consumidores a navegar por el "laberinto ecológico". "Si damos a los consumidores información fiable y comparable sobre las repercusiones y credenciales ambientales de los productos y las organizaciones, les permitimos elegir; si ayudamos a las empresas a alinear sus métodos, reducimos sus costes y sus cargas administrativas", ha justificado el comisario responsable de Medio Ambiente, Janez Potočnik.

En este sentido, la Comisión ha presentado una Comunicación titulada "Creación del mercado único de los productos ecológicos" y una Recomendación sobre el uso de los métodos, que debe propiciar el suministro de información ambiental comparable y fiable. En concreto, se proponen dos métodos para medir el comportamiento ambiental, uno para los productos y otro para las organizaciones. Los documentos establecen una fase de ensayo de tres años para elaborar reglas de categorías de producto y sectores específicos.

Esta iniciativa contribuye a la aplicación de la Hoja de ruta hacia una Europa eficiente en el uso de los recursos. Cabe recordar además que el mercado único de los productos ecológicos se anunció como una de las iniciativas esenciales en el Acta del Mercado Único de 2011 y en la actualización de la Comunicación sobre política industrial de 2012.

Compartir:
  • linkedin share button