10/04/2012 09:52:03

La planta de gestión de residuos E-Waste Canarias se convierte en un referente industrial

La planta de reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos más moderna de Europa ya está en funcionamiento

La planta de tratamiento de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos de la empresa canaria E-Waste recibió ayer la visita del concejal de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y del gerente de la Fundación Canarias Sostenible. Gracias a E-Waste, Canarias cuenta con la industria de reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos más moderna de Europa.

El concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, junto con Pedro Millán, gerente de la Fundación Canarias Sostenible, han visitado las instalaciones de la planta de tratamiento de Arico en la que los residuos depositados por los ciudadanos de Santa Cruz serán descontaminados y reciclados, de acuerdo a un convenio firmado el pasado 13 de marzo entre el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y la Fundación Canaria Recicla para la recogida selectiva de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE).

Según Dámaso Arteaga, “la visita nos ha servido para comprobar en la práctica cómo es el proceso que siguen los aparatos eléctricos y electrónicos que se recogen en la ciudad. También ha sido muy gratificante hacer el seguimiento de cómo es el proceso de reciclado de la primera nevera de Santa Cruz que entra en la planta de reciclaje E-Waste”.

Gracias a la planta de E-Waste Canarias, ya en funcionamiento, Canarias cuenta con la industria de reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos más moderna de Europa, con capacidad para tratar todos los residuos de este tipo generados en las islas, que aporta la creación de 22 puestos de trabajo fijos.

En opinión de Pedro Millán, gerente de la Fundación Canarias Sostenible, “es una gran noticia para el medio ambiente que -por fin- en Canarias, y en Tenerife, en particular, se desarrollan iniciativas empresariales, con creación de empleo, destinadas a reciclar una parte importante de nuestros residuos más contaminantes, como son los aparatos eléctricos y electrónicos, y el hecho de que Santa Cruz de Tenerife se haya convertido en la primera ciudad del archipiélago en comenzar su recogida selectiva marca un cambio de ciclo en el devenir ambiental de este municipio.”

Por su parte, el director gerente de E-Waste Canarias, David Bustabad, afirmó que “nuestra filosofía de empresa se sustenta en los principios del desarrollo sostenible. Protegemos el medio ambiente a la vez que creamos empleo y valor añadido en Canarias y desarrollamos una labor social a través de nuestra política de RSC”. Desde la empresa declaran que la política de responsabilidad social de E-Waste se basa en la generación de empleo para personas en peligro de exclusión social y personas con discapacidad, así como en la promoción del reciclaje a través de un aula ambiental para escolares situada en la propia planta. “Para que en Canarias se pueda crear empleo vinculado al reciclaje es preciso que los ciudadanos participen más en la recogida selectiva de sus residuos”, apuntó Bustabad.

Compartir:
  • linkedin share button