20/03/2012 10:00:42

Canarias, ¿un nuevo golfo de México?

Greenpeace propone en Canarias alternativas a los pozos de petróleo en aguas profundas recién licitados a Repsol

Greenpeace mantuvo ayer una reunión con el presidente de Canarias, Paulino Rivero, con el objetivo de establecer un contacto fluido y un intercambio de información sobre los pozos petrolíferos recién licitados a Repsol en aguas profundas, frente a la costa de Fuerteventura y Lanzarote.

"Hemos acordado con el Ejecutivo canario generar sinergias con el objetivo de paralizar el proyecto energético del siglo diecinueve impulsado por el ministro Soria", ha declarado Carlos Bravo, coordinador del área de Cambio Climático y Energía de Greenpeace. "El Gobierno central debería invertir las fuerzas que está malgastando en promover energías sucias y peligrosas en, al contrario, pavimentar un futuro basado al 100% en eficiencia, inteligencia y renovables".

Además, la organización ecologista se reunirá con portavoces de los distintos partidos canarios para ofrecer propuestas y alternativas a los pozos de petróleo de cara al debate del estado de la región, que tendrá lugar hoy martes 20 y mañana miércoles 21 de marzo.

En estos encuentros, que se celebrarán en Santa Cruz de Tenerife, los responsables de Greenpeace explicarán a los representantes de esos grupos parlamentarios el contenido del dossier 'Canarias, ¿un nuevo golfo de México? - El experimento tecnológico del ministro Soria es intrínsecamente peligroso e irresponsable', en el que se analizan los peligros específicos de las perforaciones en aguas profundas.

Además del riesgo intrínseco de operar en ambientes especialmente hostiles por las elevadas presiones y las bajas temperaturas, el informe indica que las válvulas de seguridad (BOP en sus siglas inglesas) adolecen de graves defectos de diseño, lo que les impide garantizar su correcto funcionamiento en aguas profundas. Este hecho ha forzado al National Academy of Engineering and National Research Council estadounidense, entre otros organismos, a aconsejar suspender este tipo de perforaciones, ya que no se puede confiar en las válvulas de seguridad en el caso de un vertido.

El dossier, además, destaca la falta de cultura de seguridad mostrada por la compañía petrolera Repsol en sus actuales operaciones en España. Esta actitud es fomentada, entre otras cosas, por un régimen sancionador demasiado permisivo en caso de vertido, lo que no anima a las empresas a realizar inversiones en seguridad, exponiendo así a la población y al medio ambiente al riesgo de sufrir un accidente de gravedad.

Durante su visita a Canarias, Greenpeace también mantendrá reuniones con otros colectivos ecologistas y participará en las Jornadas Científico-Técnicas sobre las Prospecciones Petrolíferas, que tendrán lugar mañana 21 de marzo a las 20:30 horas en la Sociedad Democracia de Arrecife (Lanzarote), así como en la manifestación en contra de las prospecciones convocada el sábado 24 de marzo a las 19:00 horas en la Plaza de la Iglesia de Puerto del Rosario (Fuerteventura).

Greenpece considera una irresponsabilidad el permiso del Gobierno
Greenpeace considera una irresponsabilidad la autorización que el Consejo de Ministros ha concedido a Repsol para realizar prospecciones petrolíferas frente a las costas de Fuerteventura y Lanzarote, porque se expone a un grave riesgo a los ciudadanos y al medio ambiente de la zona. La ONG considera que "la medida expone a un peligro innecesario a los ciudadanos y al medio ambiente de las islas porque hay alternativas limpias para solucionar la dependencia energética".

"El Consejo de Ministros pone en peligro a Canarias dando vía libre a la exploración petrolífera de Repsol", ha declarado Mario Rodríguez, director ejecutivo de Greenpeace. "El Ministro Soria se empeña en crear las condiciones que puedan dar lugar a un accidente como el del golfo de México en aguas Canarias. Todo ello a pesar de que sabe muy bien que tenemos alternativas energéticas más inteligentes, eficientes, limpias y baratas para que España no dependa del petróleo".

Motivos de Greenpeace para rechazar las prospecciones
Otros motivos por los que Greenpeace rechaza las prospecciones petrolíferas son:
• Las operaciones en aguas profundas son intrínsecamente peligrosas y suponen enormes riesgos de vertidos, incendios y contaminación como ha demostrado el hundimiento de la plataforma de BP en el golfo de México hace menos de dos años. Brufau, Presidente de Repsol ha llegado a declarar: "La seguridad absoluta no existe".
• Las válvulas de seguridad (BOP) adolecen de graves defectos de diseño. Dado que la válvula de seguridad usada en la plataforma accidentada Deepwater Horizon de BP tiene un diseño estándar, podría reproducirse un problema similar en cualquier pozo en aguas profundas en una situación de pérdida de control. Los nuevos requerimientos de seguridad no buscan solucionar este defecto dejando abierta la posibilidad de que vuelva a ocurrir lo mismo en futuros accidentes similares.
• Sectores tan importantes para la economía de las comunidades afectadas como el turismo o la pesca se verían gravemente afectados por un vertido catastrófico y por la contaminación crónica debida a la explotación de los pozos.
• El vertido del golfo de México ha alcanzado costas a más de 250km de distancia del pozo accidentado. Lanzarote y Fuerteventura estarían a tan sólo 60km de los nuevos pozos.
• Para la respuesta al vertido de BP en el golfo de México hicieron falta más de 6.000 barcos y unas 50.000 personas. Canarias, al ser región ultra-periférica, podría encontrarse en situación de indefensión ante un vertido de esas características.
Greenpeace, además, defiende un futuro 100% libre de petróleo porque:
• Es el combustible del que más dependemos para generar energía y, sin embargo, es un recurso contaminante y muy escaso en España. En cambio, las renovables, el ahorro y la eficiencia son tecnologías limpias que podrían cubrir toda la demanda energética del país y a menor coste que los combustibles sucios.
• Si España apoyara, este año, unos objetivos europeos más ambiciosos para la eficiencia energética de los coches para 2020 y 2025, podría reducir su demanda de crudo en una cantidad mucho mayor que lo que podría extraer de los pozos canarios.

Compartir:
  • linkedin share button