24/11/2011 09:30:00

Los ecologistas denuncian el impacto ambiental que supone el consumo de pescado de piscifactoría

La piscicultura ha crecido un 60% en los últimos diez años pero los ecologistas defienden su uso sostenible

Uno de cada dos peces que llegan a nuestro plato proviene de una piscifactoría. Lo ha confirmado la Organización de las Naciones Unidas por la Agricultura y la Alimentación (FAO), que ha analizado el crecimiento de la acuicultura en los últimos años, según publicaba ayer el periódico Ara.

El motivo de este crecimiento es el aumento excesivo de la demanda de pescado. Según la FAO, más de la mitad de las 600 especies de peces comestibles que se consumen están explotadas totalmente, y la previsión es que esta cifra siga creciendo.

A causa de esta situación, se ha desarrollado sustancialmente el cultivo de peces, que en los últimos diez años ha crecido un 60%. Según las previsiones de la FAO, el año que viene más de un 50% de los peces que se consumirán a nivel mundial provendrán de granjas.

Los efectos del cambio climático
El cambio climático complicará el panorama. De hecho, ya se notan alteraciones en la distribución de las especies marinas y de agua dulce. La subida de la temperatura empuja algunas hacia los polos, lo cual redunda en cambios de tamaño y productividad. Igualmente se ve afectada la estacionalidad de los procesos biológicos, con un impacto en la cadena alimenticia de consecuencias impredecibles para la producción piscícola.

Los ecologistas preconizan la cría de peces no carnívoros (carpa o tilapia), aunque no sean los que más gustan a los occidentales. Defienden una piscicultura sostenible, llevada a cabo en explotaciones pequeñas, equipadas con circuitos cerrados que no contaminen el exterior y ahorren tanto energía como también agua.

Para poder consultar más información, haga click en la web oficial de la FAO: www.fao.org/fishery/es