25/10/2011 13:12:29

La apertura democrática de la región Euro-mediterránea propiciará el desarrollo sostenible

Cuarta edición del Global Eco Forum con las tensiones económicas y las agitaciones sociales como telones de fondo

Barcelona acoge esta semana la cuarta edición del Global Eco Forum enmarcado en esta ocasión en un contexto de fuertes tensiones sociales, políticas y económicas a nivel mundial. Precisamente por ello, los organizadores de las jornadas apuestan este año por realizar una reflexión profunda acerca de la nueva economía verde y del rol que juegan las gobernanzas globales y democráticas.

La sesión 'The Challenge: A Sustainable, inclusive and prosperous Euro-Med region' de Global Eco Forum celebrada esta mañana en La Pedrera se ha centrado en el análisis del actual proceso de apertura democrática de los países del Sur de la región Euro-mediterránea y del desarrollo sostenible a nivel económico, social y ambiental que se debe llevar a cabo en un marco de cooperación.

El presidente de eco-union -la entidad organizadora del encuentro-, Jérémie Fosse, ha presentado la mesa de debate recordando la trayectoria de Global Eco Forum, iniciada en 2008 coincidiendo con el inicio de la recesión económica mundial. 'La crisis ambiental está de fondo y se tienen que generar alianzas para buscar soluciones comunes. Afortunadamente, los encuentros que persiguen este objetivo son cada vez más habituales', ha destacado Fosse.

El moderador debate ha sido Andreu Claret, de la fundación Anna Lindh, quien también ha destacado dos años históricos para el desarrollo sostenible: el Proceso de Barcelona (1995) y la Unión del Mediterráneo (1998). Asimismo, Claret ha destacado la importancia de las llamadas 'Primaveras Árabes', las diversas revoluciones sociales y políticas que han tomado las calles de países como Túnez o Egipto este año. 'Estas primaveras árabes están permitiendo alcanzar la democratización, que abrirá las agendas de estos países al desarrollo sostenible ya que los regímenes anteriores no lo han permitido', ha explicado.

Antonio Troya, director del Centro de Cooperación del Mediterráneo (UICN-Med) ha asegurado que la región mediterránea es una de las más ricas en términos de biodiversidad y multiculturalidad y uno de los 30 puntos prioritarios de conservación del entorno natural. 'Es un espacio de intercambio y de oportunidades, pero también un lugar en el que juegan un papel muy destacado tres factores claves: un escenario geopolítico complejo, un marco socio-económico cambiante y un escenario medioambiental en el que el cambio climático tendrá consecuencias', ha señalado. Para poder hacer frente a esta realidad, Troya apuesta por reforzar los mecanismos de gobernanza regionales que pasen por abandonar conceptos como el bilateralismo o la visión norte-sur y por incorporar un nuevo estilo de interactuación más sostenible.

La italiana Monica Frassoni, presidente del European Union Alliance to Save Energy (EUASE), es partidaria de buscar el consenso político a partir de un cambio de paradigma político, que necesita una acción decidida del sector privado y de todos aquellos que estén directamente implicados. Además, Frassoni ha hecho referencia al 'Green new deal', un conglomerado de iniciativas que abordan cuestiones como el calentamiento global o la actual recesión económica. En ese sentido, ha puesto como ejemplo el actual modelo de construcción que aún no tiene en cuenta la sostenibilidad; o la decisión de muchos países de volver a los combustibles fósiles tras abandonar las energías nucleares.

A continuación, el subsecretario general de la Unión por el Mediterráneo, Rafiq Husseini, ha descrito el inestable panorama 'norte-sur' actual explicando cómo el sur busca la democracia en medio de una situación de constante agitación y protesta social, mientras el norte está en pleno proceso de recesión económica. Rafiq asegura que la sostenibilidad debe pasar por la 'prudente organización de los recursos limitados, por el uso de fuentes de energía renovables y por la integración de la eficiencia en todas las actuaciones. Asimismo, ha hecho referencia a conceptos como la inclusión, en la que las diversas voces de la sociedad civil deben ser escuchadas; o la prosperidad, que pasa por ofrecer empleo, educación, seguridad y estabilidad -entre otras cuestiones- a la población.

Finalmente, el secretario general de Asuntos Exteriores de la Generalitat de Catalunya, Senén Florensa, ha destacado nuevamente el vínculo entre democracia y medio ambiente. 'Es muy importante el proceso de democratización del mundo árabe y es comprensible que se haya iniciado en Túnez, un país en el que la población contaba con un nivel de evolución y desarrollo cada vez más importante', ha afirmado. En su opinión, para superar las asimetrías 'la gobernanza debe ser global y por ello la región Euro-mediterránea es una cuestión fundamental'.

Compartir:
  • linkedin share button