RSE

A pie de calle: 'Compromiso RSE' ahonda en la visión ciudadana

Pequeños gestos ejemplarizantes en materia medioambiental


14/09/2011 16:20:37 Acostumbrados a analizar y debatir sobre las acciones emprendidas por corporaciones y Administraciones en favor de la sostenibilidad planetaria, Compromiso RSE ha querido también ahondar en la visión ciudadana acerca de la materia. A pie de calle hemos charlado con ocho personas para que nos expliquen de qué modo contribuyen a cuidar nuestro entorno y cómo compaginan cotidianidad con compromiso social.

En plena era consumista, varios expertos trabajan desde hace años para inculcar a nivel social una sencilla norma con la que lograr minimizar nuestra huella ambiental. Se trata de la regla de las 3R, basada en reducir, reutilizar y reciclar productos y objetos materiales. A juzgar por las respuestas de nuestros encuestados, las campañas de divulgación han tenido su calado. Al ser preguntados por hábitos sostenibles, cuatro hombres y cuatro mujeres de ámbitos y edades diversas no han tenido duda al responder: el reciclaje es una de las prácticas medioambientalmente responsables más extendidas. Alba Liliana apunta que “es algo sencillo de practicar y de valiosa utilidad”. Sonia Castañeda nos cuenta que está especialmente concienciada en cuanto a la reducción de residuos, por eso, es especialmente cuidadosa con malbaratar alimentos. Por su parte, Carlos Torres dona ropa vieja o en desuso a los contenedores especialmente habilitados para ello, aunque reivindica que “son pocos los que existen en España”.

La del reciclaje no es una cuestión en vano. La propia Comisión Europea se fijó como objetivo en 2005 convertir a la UE en una "sociedad del reciclado". La idea es aprovechar la basura como un recurso para reducir sus efectos perjudiciales en la salud y el medio ambiente y generar empleo. Para ello, las instituciones comunitarias son cada vez más exigentes, pero reconocen que todavía queda mucho trabajo por hacer. Un reciente estudio de Eurostat, que arroja datos relativos a 2009, señala que cada europeo genera 513 kilos de basura al año y de ellos sólo se recicla el 24%. Nuestro país, precisamente, no queda en muy buen lugar: el reciclaje no pasa del 15% y el vertedero, la opción menos ecológica, llega al 52% frente al 38% de la media europea.

Otras de las medidas sostenibles más recurrentes tienen que ver con el ahorro energético. Cerrar grifos y apagar luces cuando no son necesarias son las acciones aliadas de los ciudadanos entrevistados, que según señala Santiago Rosell, pueden potenciarse con la instalación de sencillos dispositivos como los filtros en grifos para reducir el consumo de agua, pero sin renunciar al caudal; las bombillas de bajo consumo; o los electrodomésticos con la certificación Applus+. En esta línea, el Índice de Eficiencia Energética, que elabora Gas Natural FENOSA anualmente, apunta que "pese a la crisis económica", la principal motivación para adoptar medidas de este tipo es la "convicción de que unos hábitos apropiados contribuyen a la mejora del medio ambiente", afirmación compartida por el 92% de los encuestados.

En definitiva, los ciudadanos, conscientes de la maltrecha salud de nuestro entorno, coinciden en apuntar que, aunque sus gestos son pequeños, suman.


¿Cuáles son tus hábitos sostenibles en tu día a día?

Alba Liliana, Dependienta del sector hostelero 40 años
Mi mayor contribución en materia de sostenibilidad es el reciclaje, que practico tanto en casa como en el trabajo. Es una práctica sencilla y útil por la que todos deberíamos optar. Además de eso, procuro vigilar el consumo de agua y apagar las luces que mi marido deja abiertas en casa. Tal como tenemos de estropeado el medio ambiente, es nuestra obligación cuidar de él.

Santiago Rosell, Gondolista 21 años
Además de reciclar, por cuestiones de ahorro y por convicción, en mi casa contamos con diferentes medidas de ahorro energético: el lavavajillas tiene la certificación Applus+, instalamos cisternas con doble botón y un filtro en los grifos que permite expulsar el caudal de agua con aire, por lo que se gasta menos agua. Lo bueno sería que todos los hogares tuvieran mecanismos de este tipo, pero por desgracia no es así.

Carlos Torres, Empleado de cadena hotelera 32 años
Reciclo plástico, papel, materia orgánica… e incluso ropa. Compramos demasiadas prendas que, al final, se acaban tirando. En lugar de echarlas a la basura, las deposito en los contenedores naranjas, que, por cierto, no abundan en España. En otros puntos del mundo, como en Japón, el contenedor de la tela es uno más. En Alemania, ocurre lo mismo. La ropa que se consigue en estos puntos naranjas se destina después a fines sociales.

Sonia Castañeda, Cuidadora personal 42 años
He sustituido las bombillas tradicionales por las de bajo consumo, procuro apagar las luces de casa cuando no son necesarias y trato de consumir la menor cantidad de agua posible. También reciclo y, sobre todo, procuro no tirar la comida: priorizo los alimentos que están a punto de caducar. Por ejemplo, si una fruta está ya muy madura, la hiervo y hago un zumo. Es importante y sano a la vez.

María Gómez, Estudiante 18 años
Cierro el grifo cuando enjabono los platos o mientras me cepilo los dientes, así como los interruptores de la luz, tenemos bombillas de bajo consumo… Son pequeñas cosas, pero ayudan. En mi casa siempre ha sido así y a mí me lo han inculcado desde pequeña.

Luís Hernández, Publicista 32 años
Reciclo en casa y poco más. Esa es, por el momento, mi contribución. Las campañas de sensibilización en este sentido son muy importantes.
Muchas empresas están empezando también a reciclar y a gastar menos papel, y eso está muy bien. En mi oficina, por ejemplo, los papeles de borrador se reimprimen para material interno.

Francisco Fernández, Periodista 42 años
Cerrar grifos y apagar luces para minimizar el consumo, pero creo que los Estados deberían dar mayores bonificaciones y exenciones tributarias a los ciudadanos que instalan placas solares en su vivienda, ahorran agua en ambientes rurales, compran vehículos ecológicos… No sé cuál es la situación en España, pero en mi país, Chile, el Estado no da ayudas, sino que sólo hace gestos de cara a la opinión pública internacional.

Sara Barranco, Secretaria 24 años
En casa, tenemos cisternas a doble botón y reciclamos. En el aspecto del transporte, sería bueno utilizar la bicicleta para ir a trabajar y prescindir de coches y motos, que contaminan mucho. Otra medida que todos podríamos aplicar es reducir el consumo de agua en actividades cotidianas.

Medio Ambiente: Reciclaje

  Deja tu comentario




  Enviar noticia