24/05/2011 10:39:00

¿Acabará la ley Dodd-Frank con el mercado de minerales en la República Democrática del Congo?

La certificación de origen podría ser una alternativa a la controvertida ley Dodd-Frank

Una disposición de la Ley estadounidense de reforma financiera y bancaria Dodd-Frank obliga a quienes utilizan cualquiera de los cuatro minerales (estaño, tantalio, tungsteno y oro) a localizar su origen. Si vienen de la región de la República Democrática del Congo (RDC), la empresa debe presentar un informe de auditoría en la Comisión de Valores y Bolsa (SEC) para comprobar si estos minerales promueven el conflicto armado en la región. 'Greenbiz.com' publicó la pasada semana una nota informando sobre las repercusiones de esta controvertida ley.

Detener el mercado de minerales conflictivos en África no es tarea sencilla. La guerra por la extracción y comercio de estos minerales ya ha dejado millones de muertos, sin embargo, la alternativa a esta guerra no parece mucho más alentadora.

Quienes dependen del comercio de minerales en la región de RDC han comenzado a referirse a la ley como la "prohibición Obama" ya que los comerciantes han dejado de comprar minerales por temor a que la ley Dodd-Frank haga desaparecer el mercado de la zona. Uno de los interesados en la RDC resumía el dilema con la frase: "¿balas o hambre, esa es nuestra elección?".

La complejidad del proceso, la gran dimensión de la tarea y la rápida implementación de la ley (la mayoría de las compañías deberían comenzar sus informes de origen a comienzo de enero de 2012) ha generado una fuerte controversia. La mayoría de los interesados comienzan a preocuparse de que la ley efectivamente resulte en la prohibición de la minería, y que las dificultades económicas de la región castiguen a millones de personas que subsisten gracias a la minería y el comercio.

¿Existe una solución a la guerra de los minerales?
En respuesta a la cambiante situación, la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos ha retrasado la implementación de la ley hasta finales de año, pero ello solo ha generado aún más desconcierto por parte de las compañía que deberán rendir cuentas.

Una alternativa viable sería el desarrollo de un sistema de certificación confiable en la región de RDC. Si los minerales de esta región son certificados en origen por fuentes legítimas y responsables, el comercio de minerales de la zona no solamente podría continuar, sino además servir de modelo de "abastecimiento limpio".

Compartir:
  • linkedin share button