RSE

Los informes de RSE deben mejorar su rigurosidad, según PwC

6 preguntas clave para evaluar la rigurosidad de su informe RSE


07/02/2011 10:49:59 Ya no basta solamente con elaborar un informe de responsabilidad social empresarial para cumplir con las expectativas de los grupos de interés: las empresas ahora tienen que mejorar la calidad y el rigor de los datos que ofrecen, según un informe de PricewaterhouseCoopers en Estados Unidos.

La mejoría de la calidad de los datos debería pasar, según el estudio “Creating Value from Corporate Responsibility”, por sistemas más rigurosos de recogida de información y datos que son habituales en otras áreas de negocio de las compañías. En cualquier industria, reza el informe, un aumento en la disciplina tanto en cuanto a la toma de los datos como en cuanto a los informes contribuye a aumentar la confianza con los stakeholders a la vez que genera valor.

Para evaluar la capacidad de la compañía de equilibrar la necesidad de disciplina con la agilidad que requiere el negocio, el estudio propone seis preguntas “clave” para el management sobre informes de RSE:

- ¿Demostramos cómo los compromisos en responsabilidad corporativa generan valor para la compañía? ¿Podemos desarrollar y reportar medidas de retorno de nuestras inversiones?

- ¿Casan nuestros objetivos corporativos con nuestras iniciativas medioambientales y sociales?

- ¿Aportamos suficientes parámetros y datos para que se puedan analizar nuestras actuaciones?

- ¿En qué medida nos afecta en el timing de nuestros informes el recoger información de distintas unidades de negocio?

- ¿Hasta qué punto automatizamos nuestros procesos y cálculos? ¿Usamos tecnologías que se corresponden con nuestros objetivos?

- ¿Querremos un control o verificación externo en el futuro? ¿Cómo afectará ello a nuestro sistema y controles internos?

Anticipar un mejor escrutinio de la información RSE puede ser muy fructífero en industrias donde la regulación sea inminente, o cuando algunas relaciones empresariales clave dependan de los datos reportados.

Aires de cambio
De acuerdo con el estudio, la mitad de los presidentes y consejeros delegados encuestados tienen previsto cambiar sus estrategias de negocio en los próximos tres años, debido a las expectativas de sus grupos de interés, que están teniendo en cuenta en sus decisiones de compra aspectos relacionados con medio ambiente y responsabilidad corporativa.

El informe pone también de manifiesto el incremento del activismo accionarial que conlleva la presentación de propuestas de resoluciones relacionadas con el impacto que las actividades de la compañía tienen desde un punto de vista de sostenibilidad.

Descargar archivo »

RSE. Buen Gobierno y Reputación: Buen Gobierno | Memorias de sostenibilidad

1 comentarios Deja tu comentario

1 Jacobo Moreno 08/02/11

Consecuente.es Si ¿Demostramos cómo los compromisos en responsabilidad corporativa generan valor para la compañía? Si ¿Podemos desarrollar y reportar medidas de retorno de nuestras inversiones? Si
Al igual que ocurrió con la investigación, a principio de la revolución industrial, se avanzaba por “idea feliz”, a la RSC le llega la madurez, y se hace necesario contar con un laboratorio que diseñe las soluciones cumpliendo los requisitos del valor añadido aportado. Que adapte las soluciones al negocio de la empresa y lo haga Poniendo en Valor la RSC.
- ¿Casan nuestros objetivos corporativos con nuestras iniciativas medioambientales y sociales?
Si no hacemos coincidir los objetivos corporativos con las iniciativas medioambientales entonces NO SOMOS SOSTENIBLES. Y el proyecto debería ser desechad. Hay muchas acciones que coinciden con el interés corporativo de la empresa, sólo hay que conocerlas.
- ¿Aportamos suficientes parámetros y datos para que se puedan analizar nuestras actuaciones?
¿Tenemos la información? ¿Podemos afirmar que hemos puesto las herramientas para tomar decisiones informadas? Si no es así, es lógico que los grupos de interés se cuestionen si ha quedado suficientemente “probada” nuestra actuación.
El bombardeo de acciones de sostenibilidad y de comportamiento ético es tan grande, que es difícil poder ver y estudiar con detenimiento una cantidad representativa de los proyectos que podemos acometer. Tiene que surgir una nueva generación de consultores que separen el grano de la paja para poder tomar decisiones informadas.
Consecuente.es




  Enviar noticia