31/05/2010 10:25:47

El Congreso Nacional de RSE relaciona competitividad y ética

Se celebró los pasados jueves y viernes en Zaragoza

Bajo el lema “La RSE como puente entre la ética y la competitvidad empresarial”, Zaragoza acogió los pasados 27 y 28 de mayo el Primer Congreso Nacional de Responsabilidad Social Empresarial. Más de 300 asistentes y decenas de ponentes componen el exitoso resultado de las conferencias, mesas redondas y talleres celebrados en la sede histórica de Cajalón en la capital aragonesa.

El europarlamentario Ramón Jaúregui; el presidente del Consejo Estatal de la RSE, Juan José Barrera; el director de de Comunicación y Responsabilidad Social de Mapfre, Juan José Almagro; el director de RSE de Telefónica, Alberto Andreu; la directora de RSC de Agbar, Anna Bolaños; o la asesora del Banco Mundial (ésta última desde videoconferencia al otro lado del Atlántico) fueron algunos de los más destacados ponentes.

El Congreso surgió de la iniciativa privada de las empresas aragonesas Ordesa Activa, L’ Astragal y Orienta y estuvo organizado por la Fundación San Ezequiel Moreno. El evento, diseñado por un comité científico presidido por Víctor Alcalde, tuvo un carácter eminentemente práctico y ofreció una visión de cómo desarrollar herramientas de gestión de RSE en la pequeña y mediana empresa, así como presentar los beneficos tangibles e intangibles que una buena implantación de polícas de RS generan en la empresa.

El congreso día a día
El Congreso fue inaugurado por el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, quien destacó el carácter responsable y sostenible de la ciudad. Según Belloch, “los ayuntamientos somos, por antonomasia, entidades socialmente responsables” y ha añadido que los consistorios están “bajo el permanente escrutinio de toda la sociedad”, más aún, en unos momentos en que hay problemas de déficit público.

En la primera conferencia, el eurodiputado Ramón Jáuregui realizó un completo resumen sobre el marco normativo y los acuerdos en los que se enmarca el desarrollo de las estrategias de RSE en las empresas. Jáuregui explicó al auditorio que “la Unión Europea, y el mundo en general, exige a las grandes empresas que hagan memorias de responsabilidad social porque los mercados quieren saber cuáles sus comportamientos responsables, medioambientales y sociales de las compañías” y ha señalado que esta exigencia por parte de consumidores, inversores, administraciones y sociedad, en general, acabará siendo una obligación legal.

El europarlamentario socialista ha destacado, asimismo, que en este entorno cada vez más exigente “no cabe confundir responsabilidad social con marketing. Las compañías que hagan propaganda social pero tengan comportamientos irresponsables serán castigadas por el mercado”. Además, Jáuregui quiso felicitar a Aragón, “una Comunidad que ha hecho camino en esta materia”, ya que, según indicó, desde hace mucho el Ejecutivo aragonés tiene políticas de fomento e impulso de la RSE y existen ONG, como Ecodes, que son un referente en la materia.

Además, los más de 300 conferenciantes pudieron asistir a un panel de experiencia empresarial en el que, pequeñas, medianas y grandes empresas han narrado su experiencia en la implementación de medidas de responsabilidad social para dar a conocer cómo estas políticas son aplicables a cualquier tipo de empresa y cómo pueden beneficiarlas. En éste tomaron parte dos empresas que cuentan con el Premio de Responsabilidad Social de la DGA, Javierre e Industria Química del Ebro, así como Cajalón y Grupo Meliá. Como reconoció Víctor Alcalde “queríamos dar entrada a todo tipo de empresas, que hablaran de lo que han vivido hasta ahora y qué les ha aportado en cuanto a valor añadido”.

En línea con el carácter eminentemente práctico con el que ha sido diseñado por la organización, también se desarrollaron unos talleres de trabajo con grupos reducidos con temas como los beneficios tangibles e intangibles de la RSE, la memoria de Responsabilidad Social, las relaciones entre ONG y empresa o los modelos y guías de actuación.

El Congreso fue clausurado por el director general de Comunicación y Responsabilidad Social de MAPFRE, Juan José Almagro, quien en su distendida intervención destacó la Responsabilidad Social en la Empresa como puente entre la ética y la competitividad


Compartir:
  • linkedin share button