12/04/2010 11:07:17

FCC prueba el hormigón como piso para carreteras

Es reciclable y reduce el consumo de los vehículos respecto al asfalto

La autopista catalana C-17 ha sido el escenario elegido por Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) y el Departament de Política Territorial i Obres Públiques de la Generalitat (DPTOP) para la colocación de un kilómetro de hormigón a modo de asfalto, con el objetivo de comprobar el comportamiento de dicho material en carretera.

Los resultados de la prueba han sido muy positivos según FCC y DPTOP, pues se ha demostrado que el hormigón ofrece las mismas características que el asfalto y además aporta nuevas ventajas. Las mejoras son sobretodo en el campo de la sostenibilidad y el medio ambiente, pues la colocación de hormigón en lugar de asfalto provoca un consumo muy inferior de carburante por parte de la maquinaria encargada de la obra, pues el hormigón es un material sencillo y rápido de colocar. Una vez puesto, produce un descenso de aproximadamente un 3% en el consumo de los vehículos que circulan.

No sólo se reduce el consumo de carburante, sino también la contaminación acústica y el consumo de electricidad. El hormigón es liso y reflectante, por lo que la fricción del neumático es menor y produce menos ruido, y al reflectar luz, se precisa menos potencia eléctrica en el alumbrado para gozar de la misma visibilidad que ahora.

Otra ventaja importante es la capacidad de poder reciclar el 100% del hormigón una vez ya ha consumido su vida útil como pavimento de carretera, y puede convertirse en material para cualquier obra.

En la mayoría de países desarrollados las carreteras siguen siendo de hormigón, material que en España se dejó de usar a principios de los 90 por el asfalto, aunque las demandas del sector de infraestructuras apuntan de nuevo al uso de este material para las vías.

Compartir:
  • linkedin share button