Reportaje > 14/12/2023

Henkel convierte su fábrica en España en una planta neutra en emisiones de carbono

Henkel Ibérica ha convertido su planta de fabricación de Montornés del Vallés (Barcelona) en una planta neutra en emisiones de carbono en la que el 100% de la energía utilizada por la planta para fabricar sus productos de diferentes áreas (detergentes líquidos, adhesivos y productos para la industria aeroespacial) procede de fuentes renovables. Además, con la instalación de 18.600 m2 de paneles solares, la compañía ha conseguido autogenerar el 25% de toda la energía que necesita.

Consciente de la importancia de la sostenibilidad y en línea con su compromiso con el medio ambiente, Henkel Ibérica ha llevado a cabo esta acción para minimizar su huella de carbono. Las placas solares tienen capacidad para producir 3.400 MWh/año, que se destinarán al autoconsumo y equivaldrían a abastecer a una población de 5.000 habitantes.


Recientemente, en septiembre de 2023, la planta para la industria aeroespacial ha sido calificada como Proveedor Estándar y de Materias Primas por Airbus, reconociendo la calidad y el valor de los procedimientos que se llevan a cabo en la fábrica, así como también de sus productos y soluciones individuales. De esta manera, la tecnología de la planta garantiza altos niveles de calidad y seguridad para fabricantes, proveedores y la industria en general.


 


Innovación y sostenibilidad, elementos clave de la planta de Montornés


La planta de producción de Montornés es una de las principales fábricas mundiales de la compañía y lidera el camino de la empresa como ejemplo de sostenibilidad al convertirse en el estándar del Grupo para la reducción de la huella ecológica en todo el mundo. El centro de producción ha alcanzado el estatus de cero residuos al vertedero desde 2018, y trabaja de forma constante para reducir el consumo de agua, energía y residuos. Asimismo, la producción especializada aeroespacial del centro de Montornés ya era neutra en emisiones de carbono desde su puesta en marcha en 2019, y de hecho fue la primera planta de producción en obtener la certificación medioambiental de nivel Oro por la empresa DGNB, gracias a múltiples medidas implementadas en su construcción como una caldera de biomasa, tratamiento de aguas grises, sistema de iluminación inteligente, recogida de aguas pluviales, paneles solares, triple capa de aislamiento térmico y más. Además, la producción aeroespacial fue la primera fábrica de adhesivos neutra en emisiones de carbono del Grupo en el mundo.


Todo ello ha hecho posible que la planta de Montornés cuente con las certificaciones más relevantes en materia de sostenibilidad, así como de seguridad y calidad relacionadas con las operaciones de producción y la protección del medio ambiente, tales como ISO 50001, ISO 14001, ISO 45001, IATF 16949, ISO 9001, EN 9100 y DGNB Oro. Además, es centro de referencia mundial en Industria 4.0 y digitalización en España reconocido en 2021 por el World Economic Forum.


En los últimos años, las capacidades de producción de la planta se han ampliado con una inversión de más de 80 millones de euros, lo que ha permitido incorporar una nueva línea de envasado de detergentes de alta velocidad; un nuevo almacén automatizado de última generación que actúa como centro logístico de la división Consumer Brands para toda la región del sur de Europa; la planta de producción para aplicaciones aeroespaciales; y se han triplicado los procesos de extrusión para el sector industrial, aumentando la producción de tecnologías manufacturadas.


 


Inversión en línea con la estrategia global de sostenibilidad de Henkel


Hace poco, la instalación ha ampliado también sus capacidades de producción, añadiendo a su cartera europea innovaciones sin disolventes ni cromo para el pretratamiento de metales en plantas de recubrimiento. Esta ampliación hará que, desde este año, lubricantes, limpiadores y tratamientos superficiales se producirán sin emisiones de CO2. De esta manera, la instalación se enmarca en la estrategia de sostenibilidad de la compañía y su compromiso con el medio ambiente, que pretende ser climáticamente positiva en su producción para 2030. Para ello, ha establecido una serie de objetivos en torno a la reducción de emisiones, como reducir la huella de carbono de su producción en un 65% para 2025, cubrir el 100% de la demanda eléctrica con energía renovable, sustituir combustibles fósiles y suministrar a terceros la energía excedente que la compañía no necesite.

Compartir:
  • linkedin share button