Reportaje

sostenibilidad

#lapartequenostoca, la campaña con la que MAPFRE quiere involucrar a todos en la sostenibilidad

11/01/2021 Construir un mundo mejor, más justo, igualitario, próspero y seguro. Es lo que persigue la sostenibilidad y a lo que aspira MAPFRE con #lapartequenostoca, un concepto dirigido a las personas y basado en hechos, que representa la parte que nos toca a cada uno, los miles de gestos que suman al objetivo común de proteger al planeta y construir un presente y un futuro para las personas.

Concentrar un compromiso de casi 90 años en pocas palabras no era tarea fácil, pero sí imprescindible. MAPFRE buscaba un eslogan alegre, cercano y optimista, con el que vincular emocionalmente a sus empleados, clientes, accionistas y sociedad en general, para dejar claro que la sostenibilidad es una realidad en la que la compañía cree y actúa desde mucho tiempo con el objetivo de contribuir a construir un presente y un futuro mejor, siempre desde el compromiso colectivo.
El lema pone el foco en aquellos retos globales a los que, desde su actividad, MAPFRE puede contribuir en la nueva reconstrucción. Es decir, #lapartequenostoca representa justamente ese compromiso de todos para sumar al objetivo común de construir un mundo más sostenible. De este modo, hace referencia al cambio climático, a la economía circular, la inclusión y el talento, especialmente de las mujeres y de las personas con discapacidad, la educación financiera y aseguradora, la inversión socialmente responsable, la economía del envejecimiento, la ética, la huella social y la Agenda 2030.

Huella social
Las empresas no solo deben generar riqueza exclusivamente material, sino también riqueza ética y, sobre todo, humana. MAPFRE trabaja con este objetivo porque es una compañía comprometida en generar rentabilidad social. La compañía ha manifestado en varias ocasiones que, sin ética, no puede haber negocio, un principio que aplica sobre todo lo que hace y que le permite ocuparse del bienestar de las personas que viven en las comunidades donde opera. Esa es precisamente su principal ventaja competitiva.

“La Agenda 2030 puede y debe contribuir a cambiar el mundo y en MAPFRE estamos plenamente comprometidos con sus objetivos, que son en definitiva un compromiso de sumas, donde todos debemos aportar y buscar soluciones”, ha afirmado en varias ocasiones Antonio Huertas, presidente de MAPFRE.


Personas y planeta

En 2019, MAPFRE aprobó el Plan de Sostenibilidad 2019-2021, cuyo principal objetivo es posicionar la compañía como referente en transparencia, sostenibilidad y confianza. Se trata de una hoja de ruta transversal a todo el Grupo que le está permitiendo avanzar en sus compromisos en materia medioambiental, social y gobernanza.

MAPFRE protege sus principales activos, y entre ellos, sus empleados y su talento. Por ello, defiende la diversidad, la igualdad de oportunidades, actúa ante todo tipo de brechas, integra a todas las personas, también a las que presentan alguna discapacidad, y desarrolla para todos ellos entornos de trabajo saludables que potencien toda su capacidad de creación y de innovación. En este sentido, cuenta con una plantilla con 84 nacionalidades y un 55% son mujeres, que ocupan el 40,8% de los puestos de responsabilidad. En el Grupo trabajan, además, profesionales de cinco generaciones y un 2,5% de la plantilla global está formada por personas con alguna discapacidad.

Además, la compañía actúa ante la emergencia climática y trabaja intensamente para ser una empresa neutra en emisiones en España y Portugal en 2021, y en el conjunto del Grupo en el 2030. Entre sus principales proyectos de sostenibilidad, también destaca la inversión socialmente responsable, porque entiende que es parte de la solución a los grandes desafíos de la sociedad. Y, precisamente en el ámbito social, MAPFRE está cerca de las personas más desfavorecidas a través de los 11.300 empleados y familiares en todo el mundo que participan en el Programa de Voluntariado corporativo.

Descargar archivo »

Enviar reportaje